Hibridación de géneros

Categoría: Arte,Críticas Arte | y tagged con | | | |

Afterpost: más allá de la fotografía

por Silvia Alzueta

En el Espacio Iniciarte Sevilla se puede visitar actualmente, y hasta el 27 de julio, la exposición colectiva Afterpost: más allá de la fotografía, comisariada por Sema D´Acosta, que ilustra a través de 32 artistas nacionales e internacionales los límites difusos entre la fotografía y los diferentes géneros artísticos. Conviven varias generaciones de artistas como pueden ser Juan del Junco, Aitor Ortiz, Alejandro Sosa, Rogelio López Cuenca, John Baldesari, ViK Muniz, Pierr Gonord, Sherrie Levine o Cristina Lucas.

La exposición pone en evidencia algo que ya lo era y es: que no se pueden definir los géneros tal y como lo hacíamos hace un siglo dado que los límites entre unos y otros se han desdibujado, se han expandido y se encuentran en continua redefinición. El caso particular de la fotografía, dada la juventud del medio y hasta no hace demasiado tiempo dependiente de otros, es muy evidente. Muchos son los artistas que han trabajado, por una parte, en la búsqueda de todo aquello que era intrínseco al arte y al género concreto que los ocupa y, por otra parte o a la misma vez, introspeccionar sobre todo aquello que lo sobrepasase con los mestizajes pertinentes. La fotografía se convierte en un elemento transversal que atraviesa todas las disciplinas artísticas en el arte actual tanto en su génesis, proceso o de forma independiente. No se conforma con ser un elemento documental o un trasunto del arte sino que en su autonomía y constante definición se convierte en un elemento que no necesita materializarse para existir siendo, por tanto idóneo para corrientes medulares del arte actual. La fotografía circula libremente y puede hacerlo de forma no objetual ya que genera mundos de forma instantánea y hasta su saturación. Es decir, la realidad se encuentra plagada de universos imaginarios que damos como buenos y que pueden ser apropiaciones fieles de otros imaginarios creados por otros artistas, como es el caso de la obra Interieurs Parisiens: after Atget de Sherri Levine.

En Afterpost vemos cómo las obras parten de un común denominador, la fotografía, pero mantienen un discurso cercano y diferenciador a la vez. Me gustaría destacar la obra de Gabriella Gerosa, Retrato de mujer joven, 2009, en la que una imagen aparentemente fija y enmarcada con una moldura dorada que nos recuerda a los retratos tradicionales da una vuelta de tuercas, no sólo a la pintura, sino también a la fotografía, ya que al ser un vídeo fijo introduce el tiempo pero dejando de lado lo narrativo, es decir, subvierte la idea tradicional del retrato y del propio arte. Esta obra dialoga en el espacio con la de Eugenio Ampudia, Fuego frío II, 2010, una librería real llena de volúmenes que reflexionan sobre la fotografía y el arte. Sobre la misma se proyectan llamas figuradas que nos invitan a poner en tela de juicio todas nuestras creencias sobre la fotografía. Este tipo de enfrentamientos y lecturas entre distintas obras se repiten a lo largo de la exposición.

Todas las obras que componen la exposición ponen en evidencia que han surgido de un icono cuya ontología es la fotografía, pero sin embargo y como podemos apreciar, no todas las piezas que la conforman son fotografías, sino que nos encontramos con otros géneros como el vídeo o el dibujo que son fotografías latentes. Reflexionan sobre cómo se producen los imaginarios y cómo el exceso de información no agota la imagen sino que la enriquece y hace que el arte se apropie del lenguaje para poner en evidencia aquello que lo motiva. Por una parte nos encontramos ante la saturación de imágenes y como -acertadamente apunta Alberto Martín en el texto del catálogo- la fotografía aún estando en todas partes no está en ningún lugar concreto, puesto que al igual que otras artes se convierten en vestigios y pasan por tanto a ser huellas de algo que fue transfigurándose constantemente.

El comisario de la exposición, Sema D´Acosta, a través de un recorrido generado para la muestra genera un discurso curatorial basado en una historia concreta: la heterogeneidad de discursos en definición en torno a la fotografía que cuentan cómo los límites de lo fotográfico se han expandido y se muestran a través de las relaciones visuales y discursivas.

Además de encontrar obras en la iglesia de Santa Lucía, el comisario ha querido incluir al ciudadano y los visitantes de la ciudad hispalense a través de la inclusión de las obras de Lucas Gómez y Manolo Bautista en un hotel y en un bar, respectivamente, colindantes al espacio exhibitivo. Las obras se infiltran en nuestra cotidianeidad llegando a pasar desapercibidas ante el espectador que, quizás y a través del extrañamiento, se percate de que la partida de billar, Snooker Hotshots, que observa no es lo que parece, ya que posee algo que la hace diferente, al igual que ocurre en la obra de Lucas Gómez, Patio de colegio, que se camufla perfectamente con la posible decoración del Hotel Plaza Santa Lucía.

AfterPost

[más allá de la fotografía]

Del 27 de mayo al 27 de julio de 2010

Espacio Iniciarte Sevilla

C/ Santa Lucía, 10

41003-Sevilla

Comisariado por Sema D´Acosta

Artistas en exposición:

AITOR ORTIZ, ALEJANDRO SOSA, CARLOS AIRES, CARLOS PÉREZ SIQUIER, CRISTINA LUCAS, DIONISIO GONZÁLEZ, EUGENIO AMPUDIA, GABRIELLA GEROSA, GERMÁN GÓMEZ, GONZALO PUCH, GREGORY CREWDSON, HELENA ALMEIDA, JACOBO CASTELLANO, JAMES CASEBERE, JOHN BALDESSARI, JOSÉ MIGUEL PEREÑÍGUEZ, JUAN CARLOS BRACHO, JUAN CARLOS ROBLES, JUAN DEL JUNCO, JUAN FRANCISCO CASAS, JUAN FRANCISCO ISIDRO, LUCAS GÓMEZ, LUIS GORDILLO, MANOLO BAUTISTA, MIGUEL Á. TORNERO, MIKI LEAL, MP&MP ROSADO, PIERRE GONNORD, ROGELIO LÓPEZ CUENCA, SERGIO PREGO, SHERRIE LEVINE, VIK MUNIZ.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.