Autechre: Pulsiones rítmicas

Categoría: Flashback,Música | y tagged con

Por Sergio Sánchez.

Seguro que una gran parte de los lectores ya conoce la mayoría de andanzas de Autechre, un singular proyecto que esconde a una pareja de “cerebros artificiales” conocidos como Sean Booth Rob Brown. Aprovechando su nuevo lanzamiento discográfico, intentaré diseccionar y analizar, grosso modo, el extraño mundo de este dúo que desde que apareciera hacia 1991 han proporcionado un renovado aliento a la música techno; dictando los ritmos musicales de la electrónica durante los últimos veinte años.

Con la aparición de su primer éxito de larga duración Incunabula (antes editaron su primer maxisingle “Cavity Job” o el imprescindible EP “Basscadet”), estos británicos llamaron rápidamente la antención por la originalidad-radicalidad-calidad de sus propuestas musicales, evolucionando con el tiempo hacia posiciones más arriesgadas, incluso cercanas a una abstracción cuasi absoluta.

Los aparatos que siempre han utilizado estaban en función de su pensamiento ideológico sobre la “cultura” musical, y sus trabajos, en contra de lo que muchos puedan creer, también han estado “preñados” de una actitud puramente intuitiva. Retrocediendo a sus orígenes, ambos estaban totalmente absorbidos por el sonido electro (música que dominó durante la primera mitad de los años 80), de ahí que siempre les haya interesado la escena hip-hop, o sellos  discográficos de su primera época como músicos (Ninja Tune o Mo´Wax).
También vivieron la efervescente y radical era Acid, siendo sus primeros instrumentos los de la serie capicúa de la casa Roland (los venerados 303, 606, 808 y 909).
Después se “subieron al tren” de los sonidos más industrializados, donde ya comenzaron a configurar sus propios sonidos. De aquellas bandas podemos descatacar a las que más les influyeron: Renegade SoundwaveMeat Beat Manifesto Consolidated.


Su primer paso importante a la escena underground de la electrónica no bailable (que ya suponía toda una declaración de intenciones) fue la aportación a una de las grandes señas de identidad del género; el equivalente a la primera piedra de un importante edificio público; me refiero al recopilatorio “Artificial Intelligence” del sello de referencia de la época (la mayoría de sus discos los editaron con ellos), WARP Records.
Para esa columna vertebral de la disidencia radical electrónica enemiga del hedonismo superfluo, Sean y Rob cedieron dos pequeñas joyas para esa discográfica (buque insignia de la industriosa ciudad de Sheffield). En otro artículo hablaremos del protagonismo nodular y la relación de las ciudades con su entorno, y con las características de los sonidos de los grupos musicales, así como del propio sello Warp y su actitud típicamente punk, aún editando música electrónica.
Dos breves apuntes:
no hay que olvidar que paralelamente crearon otro proyecto musical, realizando incursiones electrónicas con un espíritu más conceptual y minoritario.
Estamos hablando de Gescom.
Además, crearon su propio sello discográfico llamado Skam.

El ADN del dúo británico tiene una singularidad permanente e inmutable, la exploración. Ese es el destino cultivado por ellos en su tarea por investigar y abrir caminos vírgenes en la electrónica menos complaciente.
Para más inri, las típicas bromas jocosas de la prensa musical de su país (revistas muy serias o por el contrario muy “amarillas”) siempre les calificaban de alienígenas, no solo por sus creaciones artísticas sino por su hermetismo enfermizo.
Sus canciones, si se pueden llamar así, son trazadas a base de anárquicas secuencias polimórficas, cuyas atmósferas se enlazan con salvajes espasmos rítmicos. Su música, que parece expandirse en progresión geométrica a través de nuestros tímpanos, se adapta formidablemente bien a las actuaciones en directo, incluso en grandes festivales (como fue el glorioso concierto en el tercer festival de benicassim, celebrado en 1997).

Las representaciones de estos diseñadores de abstractas turbulencias sónicas se podrían definir como “auténticas experiencias-shock”, presentando un muestrario técnico y sonoro de gran impacto.
Realmente sus propuestas musicales siempre han evolucionado en función de sus actuaciones, donde se transforman en puros alquimistas sonoros, seccionando y disecando esos sonidos futuristas tan característicos de ellos.

Para comprender el verdadero legado de esta pareja de científicos de laboratorio, así como su anticipación en el tiempo (casi todos los músicos experimentales y de electrónica actuales son auténticas ovejas Dolly de Autechre), solo hay que revisar el estado de la cuestión en cuanto al espectro sonoro de hoy día.
Supongo que con el tiempo, se acercarán (como ya ha ocurrido con su último disco “Oversteps“) a sus orígenes menos huidizos y autistas.
Sin duda, Autechre aún siguen siendo los mejores creadores de bandas sonoras, esas que intentan reflejar las sociedades post-industriales de nuestra época.

Su visión adelantada sobre la utilidad de ciertos sonidos y su maestría para combinarlos, han sido siempre virtudes alabadas por crítica y público. Posiblemente han sido el caso más extraño de la falsa ruptura dual entre vanguardia y éxito. Sus discos crípticos de la segunda mitad de la década de los noventa, han dado paso a “Oversteps”, su última creación; mucho más accesible  y que vislumbra sonidos pluscuamperfectos para oídos capaces de armonizar el pensamiento de estos genios de la vanguardia actual. El dúo de Sheffield está por encima del bien y del mal; y eso solo está a la altura de unos pocos e ilustres privilegiados.

Por el momento solo puedo afirmar que estos argonautas de los mares vacíos, son un armazón sonoro relleno de puro hormigón.

Discografía seleccionada:

Álbumes:

  • Incunabula (1993)
  • Amber (1994)
  • Tri Repetae (1995)
  • Chiastic Slide (1997)
  • LP5 (1998) – también conocido como Autechre.
  • Confield (2001)
  • Draft 7.30 (2003)
  • Untitled (2005)
  • Quaristice (2008)
  • Oversteps (2010)

Maxisingles y EPs:

  • Cavity Job (1991)
  • Basscadet (1994)
  • Anti EP (1994)
  • Garbage (1995)
  • Anvil Vapre (1995)
  • Envane (1997)
  • Cichlisuite (1997)
  • Peel Sessions 2 (1999)

Myspace de Autechre

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.