DeathSpank: el dispensador de justicia

Por Daniel García.

– Si me conoces tan bien, ¿cuál es mi color favorito?
– El tartán.
– Una elección afortunada, a mucha gente le gusta el tartán. Probemos algo más complicado, ¿qué número estoy pensando ahora mismo?
– El tartán
-Vale, eso ha sido inquietante.

Así es una de las primeras conversaciones que tendremos cuando caminemos virtualmente al lado de este peculiar héroe en su búsqueda por el legendario artefacto conocido como El Artefacto; DeathSpank, héroe de los oprimidos, destructor del mal, dispensador de justicia!

Desde el 13 de Julio podemos descargarnos en Xbox Live Arcade o Playstation Network el último trabajo del principal impulsor de la comedia en los videojuegos y padre de joyas como Monkey Island o Maniac Mansion. Ron Gilbert, nos ofrece una aventura de acción de estilo hack&slash, con toques RPG y con todo el encanto, los diálogos, la comedia y la irreverencia de los clásicos. Pero no todo es alegría en el mundo de Gilbert; que el pilar central de DeathSpank sea el humor implica que sin este, se nos queda un juego algo subpar. Que sea una gran comedia es, sin duda, una gran cualidad, pero al estar en ingles, jugadores que no entiendan el idioma o que no comprendan los chistes podrán sentirse algo decepcionados.

En su heroica aventura, DeathSpank (en castizo: cachete de la muerte) se equipará con todo tipo de hachas, espadas, varitas, martillos, ballestas  y otra serie de exóticas, heroicas y desternillantes armas (como el lanzador de pollos) y podremos, incluso con un amigo en juego cooperativo, abrirnos paso por el heroico mundo de nuestro protagonista, asfaltado, según el narrador, con sangre, acero y beicon. Un camino representado por un mundo único sin divisiones ni tiempos de carga entre zonas, unidas por letrinas mágicas que sirven de transporte. Por este mundo viajaremos heroicamente repartiendo justicia, protegiendo a los débiles y castigando a los malvados; o a quien quiera haga falta castigar, para DeathSpank es más o menos lo mismo, la cuestión es hacerlo de forma heroica.

Aunque estéticamente cuidado tanto gráfica como narrativamente, DeathSpank sufre el síndrome de la descarga digital: deja al jugador con ganas de más. Claro que su precio queda ajustado a la longitud del título, pero no se puede evitar querer conocer más partes de la historia, más aventuras, tener más batallas absurdas, en definitiva tener más contenido, sobre todo cuando la historia termina con un “continuara”.  De todas maneras, pros y contras considerados, DeathSpank, ofrece una media de 7 horas de juego que se disfrutarán al máximo con un amigo en modo cooperativo y que podrán extenderse hasta 15 si optamos por completar todas las misiones secundarias. Por 13 euros no está nada mal y además contamos con el valor añadido de disfrutar de la nueva creación del legendario Ron Gilbert y con la posibilidad de rememorar el humor que las caracterizaba. DeathSpank no decepciona ni de lejos, aunque si puede resultar un título algo concreto para un determinado tipo de videojugadores, por si acaso, siempre tenemos la demo a nuestra disposición.

Lo Mejor:
– Humor inteligente y genial de la mano de Ron Gilbert
– Escenarios y personajes coloridos y peculiares a juego con el humor
-Una longitud considerable para el precio
-una jugabilidad sencilla y adictiva
-Nos ahorra un viaje a la tienda al ser descargable online

Lo peor:
-Las misiones pueden hacerse bastante repetitivas
-El combate puede ser algo frustrante en ocasiones
-Apoyado principalmente en el humor
-Íntegramente en inglés, con subtítulos, en ingles.
-Deja con ganas de más

Nota: 8.5 – Divertido, inteligente, entretenido, adictivo. Si echas de menos Monkey Island y entiendes bien el inglés, no pierdas esta oportunidad.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a DeathSpank: el dispensador de justicia

  1. Entre este y el Limbo, a ver quién dice que no hay calidad en los juegos descargables

    David Tejera Expósito
    13 agosto 2010 at 0:39 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.