El idioma imposible (2010)

Por Alejandro Contreras.

 

En la sección oficial de la última edición del Festival de Málaga de Cine Español sorprendía encontrar una película tan atípica como El idioma imposible (2010). Un retrato del ambiente más canalla del  Barrio Chino de la Barcelona de los años ochenta, que además contaba con dos cantantes en su reparto: el malagueño Toni Zenet y Helena Miguel, la chica de Delafé y las Flores Azules

 

No llevaba la película ni veinte minutos de proyección cuando comenzaba el goteo de espectadores que se iban de la sala realmente decepcionados con la película. Realmente fue todo un esfuerzo terminar de ver una película tan pretenciosa e insufrible.

 

Rodrigo Rodero nos ofrece una película confeccionada para enlazar varios videoclips con una historia muy poco interesante, menos creíble y desastrosamente filmada. Lo que pretende ser la Barcelona de los años ochenta podría ser la Galicia del 2007 o cualquier otro punto de España.

 

El personaje de Elsa, cuya fascinación del protagonista en ella es la base de la historia, no interesa lo más mínimo, con grandes frases tan grandilocuentes como vacías sin ni un ápice de credibilidad. Para más inri, hay un grave error de casting con la actriz elegida para ese papel, ya que si el personaje interesa poco, ella lo termina por destrozar. Cada vez que aparece Irene Escolar en escena, la película baja varios enteros. Me pregunto cómo han engañando a Karra Elejalde, Roger Pera y sobre todo a Andrés Gertrúdix (el Javier de Piedras (2002)) para participar en este desaguisado. Sólo  Helena Miquel realmente conseguir relucir en este despropósito, sus pocas frases y un par de canciones son lo único salvable de la película. Ni siquiera la canción ‘Soñar Contigo’ de Toni Zenet luce.

 

Todo es tan artificial que me quedo sin adjetivos para describirlos. Denunciable es un plano donde la cámara se queda fija mostrándonos las cortinas de una chabola gitana durante cinco minutos de reloj. Lo curioso es que el director busca que durante ese tiempo el espectador se imagine lo que está ocurriendo de mientras, al igual que los españolitos de los ochentas se imaginan el contenido de las canciones en inglés (y por eso la película se llama El idioma imposible (2010)). Y ya cuando crees que la película ha tocado fondo, aparece sin venir a cuento una procesión gitana donde suena ‘La Saeta’ de Serrat metida con calzador.

 

Ya en su día me costó entender como alguien que ha hecho una película tan decepcionante como ésta tiene el valor de ir a un festival de cine a defenderla. Y encima que haya conseguido estrenarla seis meses después en las salas comerciales de toda España aún más. ¿Es que soy el único que ve que el emperador está desnudo?

 

Related Posts with Thumbnails

2 respuestas a El idioma imposible (2010)

  1. Pues a mi Irene Escolar me ha encantado, creo que lo hace bastante bién y le veo mucha proyección

    Lisa
    9 Diciembre 2010 at 15:17 pm

  2. Pingback: Otro cine de verano | Culturamas, la revista de información cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *