‘Las Primas’ de Aurora Venturini, II premio de narrativa ‘Otras Voces, Otros Ámbitos’

 

Por Carmen Fernández Etreros.

.

La novela Las Primas de Aurora Venturini, editada por Caballo de Troya en 2009, ha sido la ganadora de la segunda edición del premio de narrativa Otras Voces, Otros Ámbitos que otorgan Ámbito Cultural y Hotel Kafka.  Un jurado constituido por cien personas relacionadas directamente con el mundo del libro han elegido la novela de Aurora Venturini entre todas las obras de ficción escritas en lengua castellana, publicadas en España a lo largo del 2009 y que en los doce primeros meses desde su publicación no consiguieron vender más de 3.000 ejemplares.

El premio de narrativa Otras Voces, Otros Ámbitos es “un proyecto a largo plazo que pretende ir consolidando la idea de que otro tipo de premios es posible“. Un proyecto que pretendeser una especie de Goncourt a la española, al menos en su espíritu implica la complicidad de todas las personas que en un momento u otro son responsables de una obra, y genera el contexto ideal que permite aunar los esfuerzos de autores, agentes, editores, distribuidores, libreros, críticos y, por supuesto, lectores, con el objetivo de devolver a los circuitos de distribución y comunicación, como si fuera un descubrimiento, al menos una de las obras que pasó desapercibida.

La autora recibirá una escultura en bronce de Jaime Martínez y el libro disfrutará de la reapertura de un canal de distribución a través de las 83 librerías de El Corte Inglés y de todas las que decidan sumarse a este esfuerzo.

En esta segunda edición han formado parte del jurado escritores, editores, agentes Literarios, libreros, críticos, ensayistas, periodistas culturales, lectores profesionales, scoutters o profesores de literatura. Entre ellos Eloy Tizón, Marta Sanz, Nuria Azancot, Rafael Reig, Lorenzo Silva, Jorge Herralde, María Tena, Vicente Luis Mora, Javier Azpeitia, Ignacio del Valle, Pedro de Paz, Javier Valenzuela, Antonia Kerrigan,  Recaredo Veredas, Juan Aparicio Belmonte, Guillermo Aguirre, Javier Vázquez Losada, Miguel Roig, Isabel Camblor, Vanessa Monfort, Eugenia Rico

La novela galardonada en la primera edición del premio Otras Voces, Otros Ámbitos fue Trabajos del Reino del autor mexicano Yuri Herrera y publicada por la Editorial Periférica, que alcanzó, con el esfuerzo de todos, una cuarta edición que todavía puede encontrarse en casi todas las librerías.

La ganadora Aurora Venturini (1922, Buenos Aires, Argentina) es novelista, cuentista, poetisa, traductora y ensayista. Su obra El Solitario recibió en 1948 el Premio Iniciación de manos de Jorge Luis Borges. A estas obras le siguieron Peregrino del aliento (1953), Pogrom del cabecita negra (1969), Jovita la osa (1974), La Plata mon amour (1974), Zingarella (1988), Las Marías de Los Toldos (1991), Nosotros, los Caserta (1992). En 2008, a la edad de 85 años, recibió el Premio Nueva Novela Página/12 por su libro Las primas.

La obra ganadora Las Primas (Caballo de Troya, 2009) es una historia de iniciación ambientada en la década de 1940 que despliega el mundo tortuoso de una familia disfuncional de clase media baja de la ciudad de La Plata. A mitad de camino entre la autobiografía delirante y el ejercicio impúdico de la etnografía íntima, Las primas es una novela única y original, con una prosa que pone en peligro todas las convenciones del lenguaje literario. 

 

 

 

 

Las primas de Aurora Venturini. Madrid, Caballo de Troya, 2009. 200 pp., 12.90 €. 

Por Recaredo Veredas.

 

Un premio a la mejor primera novela suele estar asociado, irremediablemente, a la juventud. Sin embargo Aurora Venturini lo ha ganado con 85 años. Ha ocurrido en Argentina y el jurado, integrado por nombres como Alan Pauls o Rodrigo Fresán, creyó que se encontraba frente a una broma de César Aira. Las primas no es sólo la obra de una anciana, sino una novela espléndida y durísima. Si hubiera que emplazarla en la mitad de alguna biblioteca se la podría situar entre Agotha Kristoff –la autora de la estremecedora Trilogía de Claus y Lucas-,  los monólogos menos severos de Faulkner y La parada de los monstruos, aquella película del primer cine sonoro protagonizada por las más tristes deformidades del circo. Es decir, Las primas es una obra dura y arriesgada que demuestra, sin pretender en apariencia demostrarlo, que los recovecos de la conciencia de los supuestos marginales no son tan distintos de los nuestros.

Su autora, aunque nunca hubiera publicado una novela, es traductora y crítica, vivió en el París de los 60 y confraternizó con Sartre, Camus y compañía. Es decir, su asombroso dominio del código narrativo no proviene de una iluminación divina sino de un prolongado aprendizaje del que, afortunadamente, ha decidido regalarnos un fruto.

Nos encontramos desde la primera línea con una familia disfuncional, como lo son la mayoría, aunque tal vez un poco más. Y con una narradora en primera persona que sufre serios problemas mentales, sistemáticamente aprovechados por el entorno y por ella misma, que demuestra no ser tan necia como los demás creen que es. La radical perspectiva de la protagonista es percibida por el lector sin necesidad de explicaciones. Desde la primera página sabemos, por su peculiar fraseo, por su lenguaje, que nos hallamos ante una voz ajena a la normalidad. Sin embargo, el peculiar tratamiento de los signos de puntuación no provoca una caída del ritmo. Porque, como ya he indicado, la autora sabe lo que está haciendo y sitúa refuerzos suficientes para que el edificio se sostenga. Y a pesar de tales dificultades, como logra su ancestro Faulkner, consigue que la voz posea una resonancia poética sorprendente. También, como los tontos del maestro del gótico sureño, la narradora consigue modificar nuestra mirada: contemplamos el mundo desde una perspectiva radicalmente sincera, dotada además de un sorprendente sentido del humor, tal vez motivado por la necesidad de sobrevivir. Y esa contemplación tan cruda nos modifica, aunque sólo sea para irritarnos, para poner en cuestión nuestras sombras. Y rodeándolo todo, el turbulento Buenos Aires de los años 40, cuya descripción, nunca arbitraria, no escapa del ojo de la protagonista.

Publicada en ABC , 24-06-2009.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *