Música: Lo mejor del 2010 (VI)

Ahora, Los 10 de 2010 de Cristina Consuegra.

DISCOS

10. A coming of age de Lucky Soul

Pop con mayúsculas que no sólo suena como debe sonar el pop de tendencia más folk, sino que habla de temas terriblemente Pop: la soledad, el sentimiento de desarraigo, la necesidad de amar y ser amado… Uno de los álbumes más y frescos de 2010 con uno de los directos más recomendables de la escena internacional. “Lips are unhappy”, “White russian doll” y “Woah Billy!” son canciones imprescindibles para entender una buena parte del pop británico actual.

Escúchalo en spotify

9. Homenaje a Barcelona de Miqui Puig

Negar lo evidente es algo que me disgusta, que no va conmigo. Admiro y respeto a Miqui Puig. Un tipo con una personalidad arrolladora, excéntrico, histriónico y generoso, sensible e inteligente. Y todo al mismo tiempo. En 2010, Puig nos ha regalado este EP compuesto por seis versiones de bandas catalanas como Los Salvajes, Mishima o Loquillo y los Trogloditas. Un disco que no defrauda a los seguidores de Miqui Puig pero que al mismo tiempo es capaz de sorprender a aquellos que conozcan las canciones originales.

Escucha a Miqui Puig en spotify

8. Maika Makovski de Maika Makovski

Maika está por encima del bien y del mal, los que la hayan visto en directo, ya sea en su formato acústico o eléctrico, entenderán esto. Aunque han sido muchos los que la han descubierto con éste, su tercer trabajo, Maika lleva en el mundo de la música desde los quince añitos. Tal vez por ello, en su tercer trabajo, Maika Makovski, demuestra una madurez inusual, una apuesta clara por el sonido norteamericano más añejo, aquel que recuerda a la obra temprana de Tom Waits y Patti Smith (“Lava love”, y “Devil Tricks”), o al trabajo de Pj Harvey (“Ruled by Mars” y “The Deadly potion of pasion”).

Escúchalo en spotify

7. Tourist history de Two Door Cinema Club

Creo que parte del futuro de la música puede pasar por esta banda del Reino Unido. “Something good can work”, “What you know” y “Undercover Martyn” son canciones que todos hemos bailado en nuestra sala o bar favoritos, canciones indispensables por su luminosidad sonora, especialmente necesarias en un año tan gris y áspero como el dejado atrás. Hasta que irrumpió Tourist history echaba de menos un álbum en el que todas las canciones nacieran con manifiesta vocación de single, todas protagonistas de un mismo propósito: volver a quemar la pista de baile.

Escúchalo en spotify

6. Tomorrow Morning de Eels

Cuando escucho Tomorrow Morning, álbum que cierra la trilogía iniciada por Mark Oliver Everett en 2009 con Hombre Lobo y al que le siguió End Times, tengo la sensación de estar asistiendo a algo grande. Tal vez por esto vuelvo al tema de la emoción: Tomorrow Morning es uno de los álbumes más emocionantes en años, con uno de los singles más devastadores “Spectacular girl”. Una vez la escuches no te dejará tranquilo; haz la prueba…

Escúchalo en spotify

5. A la hora del sol de Maga

Algo pasa en Sevilla. Empiezo otra vez: algo nuevo y bueno pasa en Sevilla. Pony Bravo y Maga son dos de los grupos que con mayor contundencia están sacudiendo la escena nacional. En A la hora del sol, con canciones precisas y cotidianas, y conciertos donde prima la belleza musical, Maga ha conseguido facturar uno de los álbumes más bonitos en años. Los sevillanos han edificado un álbum de profunda alma hedonista, con letras que recogen la tradición de una tierra hecha a base de palabras.

Escúchalo en spotify

4. Epés Reunidos de The New Raemon

Epés reunidos es uno de los álbumes más personales y con mayor personalidad de los editados en 2010. Con canciones de aquí y de allá, en catalá y castellano, el último álbum de Ramón Rodríguez es una joya que brilla a base de mucho talento y buenas canciones; “Sucedáneos”, “¡Retirada!”, “Que Tinguem Sort” y “Te debo un baile” son sólo pequeñas grandes muestras de lo que este tipo es capaz de hacer. Uno de esos álbumes que ya hable de amor o desamor, alegría o tristeza, siempre te deja con una sonrisa dibujada en el rostro.

Escúchalo en spotify

3. Broken Bells de Broken Bells

La complejidad o dificultad a la hora de escuchar un álbum es algo que siempre suma. Me gustan aquellos trabajos que suponen un reto para el espectador sonoro, y Broken bells pertenece a esa categoría; al escuchar canciones como “The High road”, “Vaporize” y “The Ghost inside” sabes que algo grande está aconteciendo justo a tu lado aunque no sepas exactamente lo qué es ni cómo ha sucedido. Y es que tras escuchar este primer trabajo de Broken Bells caes en la cuenta de que tal vez fuera esa la intención de Danger Mouse y James Mercer, el que fuera guitarra de The Shins, simular la improvisación, el no saber lo que se quiere hacer (ni siquiera cuando llamaron a Gnarls Barkley para que colaborara en la producción del álbum) para dar paso a una nueva forma de entender la música.

Escúchalo en spotify

2. My Beautiful Dark Twisted Fantasy de Kanye West

La cosa va de brillantes quintos álbumes, de discazos que se construyen desde la libertad creativa y vanguardia musical. Alejado de los caprichos que muchos intentan imponer desde sus despachos o estudios, Kanye West ha demostrado una vez más porque es un brutal hiphopper y constructor de melodías urbanas, sonidos capeados y desde mi punto de vista uno de los compositores más importantes del siglo 21, el que tal vez está llamado a ser el Mesías musical, aquel que dibuje los horizontes por los que deberá transitar la música. Las canciones que componen este trabajo están construidas a base de estratos entre los que la canción se sumerge o emerge, así encontramos samplers de Mike Oldfield, King Crimson y Black Sabbath; a esto hay que sumar las colaboraciones de todo tipo de pelaje como las de Bon Iver, Lil Wayne, el imprescindible Jay-Z o el rapero Rick Ross. Sin duda, un álbum con vocación de clásico que habla de lo que hay que hablar en un período efímero e impreciso.

Escúchalo en spotify

1. High violet de The National

Con la publicación de su quinto trabajo, High violet, la banda norteamericana, The National, se ha situado en el centro de todas las miradas y se ha convertido en el grupo más deseado por las salas de conciertos y festivales internacionales. Y es que High Violet no es un álbum más en la impecable trayectoria de los de Ohio, es el trabajo definitivo, un álbum de melodías espesas, emociones incontroladas y letras que son capaces de vapulear al alma más introvertida o de cierta tendencia a la insensibilidad. Emocionar es la palabra clave, en la emoción es donde radica la importancia de la música, donde todo empieza y acaba. La banda capitaneada por Matt Berninger, el hombre de voz oscura, ha elaborado el trabajo más libre, maduro y contundente hasta la fecha; desde el corte número uno, “Terrible Love” con su estribillo claustrofóbico, hasta la canción de cierre, “Vanderlyle Crybaby Geeks”, el álbum se presenta como indispensable para todos los amantes de la buena música (así de sencillo y complejo al mismo tiempo) y del trabajo bien hecho.

Escúchalo en spotify

CANCIONES

Ready to start” de Arcade Fire

Terrible Love” de The National

Power” de Kanye West

Hurricane 2.0” (featuring Kanye West) de Thirty seconds to mars

Echoes” de Klaxons

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.