El poder de lo pequeño: Christmas y Librinos

Categoría: +Actual,A fondo | y tagged con | |

Por Elisa Rodríguez.

Los microbios ya pueden recibir christmas

Escocia, desde ahora, tal vez deje de conocerse solo por la excelencia de su whisky. Los ingenieros de la Universidad de Glasgow han producido la tarjeta navideña más pequeña del mundo. Para que se hagan una idea,  en un sello de correos cabrían 8276 y su grosor es similar al de un pelo humano.

Según estos expertos de lo micro han empleado más tiempo en su diseño que en su producción. Originales, lo que se dice originales no han sido. La postal se ha decorado con un abeto navideño.

Los responsables del proyecto confiesan que todo se ha hecho por una buena causa. Por lo visto, al común de los mortales nos cuesta comprender estos temas, y solo entramos en vereda si nos los explican a partir de escalas que reconocemos.

Aseguran que, en esa entelequia que llamamos futuro, el sistema podría implantarse en el ojo humano para identificar o clasificar objetos a golpe de párpado. Que tiemblen los falsificadores.

Pero no solo la ciencia apuesta por lo mini. La tecnología digital también lo hace, y no para de dar sopa con hondas al mundo analógico (la lista de cacharros es amplia y de todos conocida). Por su parte, el mundo analógico se acomoda a los nuevos tiempos con imaginación y mimetismo. Es el caso de la industria del libro.

Librinos, literatura 12×8

Ediciones B, por ejemplo, acaba de lanzar a las procelosas aguas del mercado los Librinos. Un minilibro de 12 por 8 centímetros, 145 gramos, (aunque no es preceptivo, se sujeta con una sola mano), en papel biblia, y con una letra legible. El colmo de su refinamiento es la encuadernación en tapa dura y con los pliegos  cosidos.  Su aire retro  hará las delicias de los que disfrutaron, allá por los 50, con la enciclopedia pulga o los cuentos de Calleja. En fin, una cucada.

No sabemos si Johgbloed, el dueño de la patente y comerciante de biblias, se inspiró en los nanotecnólogos escoceses a la hora de idear el dwarsligger (la versión original y holandesa del librino). Pero, casi seguro, no imaginó que su invento tendría tanto éxito. Ediciones B vendió 35.000 ejemplares dos semanas después de su comercialización.

Los títulos escogidos por la editorial que aparecen en este formato son superventas de la casa: El psicoanalista, de John Katzenbach; Africa-nus, de Santiago Postiguillo; Postdata: Te quiero, de Cecelia Ahern; Entrevista con el vampiro, de Anne Rice; Invierno en Madrid, de C. J. Sansom, y El círculo mágico, de Katherine Neville.

Larga vida al papel.

Más sobre los librinos en: www.librinos.com /www.edicionesb.com

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.