Color y el arte llenan el diseño y la pasarela

Desfile Agatha Ruiz de la Prada. Cibeles, 2011

Por Rocío Pastor Eugenio (texto y fotografías).

 

Antes del desfile, cada diseño ha de estar perfecto, preparado. Cada costura terminada, bien acabada. Todo debe estar listo, no puede haber un fallo. Los últimos ajustes son una labor milimétrica.

“Estábamos preparadísimos pero aún así desde dentro hemos sufrido mucho con este desfile ya que era muy difícil”

Con estas declaraciones Agatha Ruiz de la Prada se hace humana y comenta para Culturamas, bajo un escenario plagado de corazones, su colección.

Si la costura es el lenguaje de los sueños, de lo inaccesible, donde el público asistente es como un lienzo en blanco. Sobre la pasarela se crea la magia mediante el espectáculo. Suena la música que acompasada con la iluminación, rompe con la frialdad del negro escenario. Agatha Ruiz de la Prada lo lleva a su máxima expresión, ella entiende el diseño como arte. La diversión -estudiada- como tema, el trabajo de meses subido a la pasarela. 

 

Desfile Agatha Ruiz de la Prada. Cibeles, 2011.

Desfile Agatha Ruiz de la Prada. Cibeles, 2011.

“Un diseñador siempre hace las mismas colecciones ya que las ideas que uno tiene no varían”.

Las suyas radican en un lenguaje propio basado en el amor, el humor y el optimismo. Es por ello que en esta edición de Cibeles hemos encontrado corazones, reminiscencias a sus diseños para papelería, complementos y color, mucho color, símbolo de la diseñadora.

Desfile Agatha Ruiz de la Prada. Cibeles, 2011.

Esperanza, una de las modistas de la firma no quiso perderse el desfile. “Todo ha salido perfecto”, anunciaba emocionada. “Cada vestido tiene su trabajo. En esta colección hemos conseguido los volúmenes mediante tul  y guata”.

Los tejidos utilizados han sido seda teñida, paños, rasos, troquelados, pelo… 

Desfile Agatha Ruiz de la Prada. Cibeles, 2011.

Pueden observarse también las faldas de fieltro cosidas en una sola capa, trabajada en piezas unidas, esto es lo que da la espectacularidad y los volúmenes.

Y de las reminiscencias pasadas encontradas en las mangas jamón modificadas haciendo el volumen en los puños y el miriñaque en las faldas; al futurismo encargado en tejidos luminosos que adornaban la parte de atrás de las medias, usados a modo de cinturón y como detalle en los complementos.

Para los complementos: el paño para los sombreros, el charol para los zapatos brillantes de colores y la piel para los bolsos.

Desfile Agatha Ruiz de la Prada. Cibeles, 2011.

 Para conseguir este resultado: “Lo importante es ser coherente y tener claras tus propias ideas”.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.