Cuando dos géneros conectan: Entrevista literaria a Juanjo Ordás.

Por Paloma Marín.

El tiempo no pasa. Está. Lo mismo sucede con el mundo de las ideas y de las grandes canciones. Nacen, crecen, y se instalan a nuestro alrededor capaces incluso de permanecer para siempre en la mente y las venas de quien las escucha.

El amor, la religión, la vida o la muerte… cada canción cuenta una historia que busca ser compartida y precisamente para dar respuesta a esa necesidad surge el periodismo musical: una profesión que celebra el poder de la música para establecer vínculos, para conectar con el público.

Consciente de la importancia de este género popular, Juanjo Ordás vive como trabaja: entregado a la causa. Redactor de peso en la revista digital Muzikalia.com, Popular 1 y Thriller Webzine, Juanjo se autodefine como escritor rockero y estas dos facetas, combinadas en perfecto cóctel cultural, han concretado tanto su oficio como su persona.

Rodeado de artículos, entrevistas, crónicas y reseñas, para Juanjo la lectura es el pan de cada día. Un universo de infinitas posibilidades que le nutre y absorbe a partes iguales: “Aunque haya que aludir a la deformación profesional, el último libro que he leído ha sido The death of Bunny Monroe, de Nick Cave. Narra la caída de un personaje repugnante con el que es imposible identificarse y lo que engancha es saber cual será su siguiente paso hacia la autodestrucción. Cave lleva años demostrando su talento como letrista y escritor de canciones (yo le sitúo a la altura de Dylan y Cohen). De hecho éste es su segundo libro y es realmente fantástico.”

Literatura firmada por grandes músicos y consagrados vocalistas. Autores que en iluminadoras ocasiones exceden el formato CD para explorar nuevos terrenos artísticos, mientras, al otro lado del espejo, la publicación de textos y biografías dedicadas a ellos mismos no hace sino aumentar: “El próximo libro que leeré es una retrospectiva pormenorizada sobre los años europeos de Bowie, firmada por Thomas Jerome Seabrook. Se trata de Bowie in Berlin: A new career in a new town”. “Si se trata de escritores consagrados como tales, hace poco finalicé Tiempos muertos, de Roger Wolfe, un autor brillante al que tengo en mucha estima aunque algunos momentos del citado libro me haya sentido incómodo con según que juicios. Será el personaje, supongo.”

Años de lectura y escuchas interrumpidas que han permitido a Juanjo Ordás imprimir personalidad en la información que recibe y comunica, aderezándola a su vez con orgullosas e inevitables influencias: “Creo que Greil Marcus es el mejor periodista musical que jamás haya pisado la faz de la tierra. Mi estilo le debe mucho.” “Se acaba de editar en España su libro sobre Dylan, Like a rolling Stone: Bob Dylan en la encrucijada. Marcus es esencial, un ejemplo para mi, un tipo capaz de contextualizar la música. Agarra el zeitgeist y escribe obras que fotografían épocas. Además, es capaz de comprender a fondo las obras musicales.”

Hablar con Juanjo de literatura supone ampliar el espectro: novelas, biografías, textos periodísticos… Todo cabe y todo encaja. Frontmen que escriben más allá del género canción, reporteros que narran sus pasos; escritores clásicos imposibles de obviar y un largo tren de etcéteras convenientemente conjugados en la imagineria de quién encuentra porque sabe buscar.

“La primera posición del podio está reservada para Pedro Páramo, de Juan Rulfo. Su estructura es absolutamente rompedora, el cine moderno bebe mucho de ella. Como libro es una mezcla perfecta de surrealismo rústico, drama e incluso terror. Lo que más me atrapó de ella cuando la leí por primera vez fue su localización, un pueblo desértico y fantasmal aunque familiar. Ese es el gancho fundamental junto con las relaciones entre sus trabajadísimos personajes. Gran obra.”

Como esenciales son también los otros cuatro títulos que dan forma al Top five literario de Juanjo Ordás: “Creo que todo el mundo debería leer 1984 y encontrar todos los puntos en común que tiene con la actualidad, ¡y fue escrito en los años 40! Orwell fue un visionario de este Nuevo Orden Mundial que, poco a poco, estamos viviendo. Adiós al pensamiento crítico”

Ancia, de Blas de Otero. Para mí, Blas de Otero representa la poesía más auténtica y profunda. Hay que tratar cada uno de los poemas de Ancia como un cuadro sobre el que meditar durante horas. Su fuerza sentimental y filosófica hacen de él el número uno.”

Un tranvía llamado deseo, de Tennessee Williams. La poesía me gusta, pero me cuesta, sin embargo el teatro me resulta tremendamente sencillo y entretenido. Tennessee Williams era un experto en al síntesis de personajes, en tres rasgos los describía a la perfección. Debería citar también a Miura.”

Not fade away, de Jim Dodge. Dodge es algo así como un escritor beatnick fuera de su época. Este libro viene a ser un homérico viaje con drogas y rock and roll de por medio, aunque el fin no sea realmente lo que importa, sino el viaje en si. Mucho humor y excentricidades.”

Capaz de encontrase donde otros se pierden, Juanjo Ordás habita un inmenso mar de recursos y referencias desde el que enmarca, día a día, el latido de una época y sus sonidos. Música, periodismo y literatura: tres órdenes expresivos que se buscan y necesitan en eterno retorno. Un lenguaje universal directo a los sentidos.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *