Ópera callejera en Santiago

Categoría: Chile,Música Chile | y tagged con | | | | |

Por Josefina Marambio Márquez.

Las maneras en que se manifiesta la cultura son completamente diversas: desde la cocina y las costumbres típicas de cada país, hasta la literatura, la moda, la música y otras expresiones artísticas. Sin embargo, algunas de estas manifestaciones han pasado a convertirse en instancias a las que sólo puede acceder una élite o grupo restringido, como por ejemplo, la ópera. ¿Cuántos de nosotros hemos ido a ver ópera? Soy la primera en levantar la mano, jamás oí esos potentes vozarrones en vivo… hasta hoy en la tarde.

Me encontraba caminando por un barrio comercial de la ciudad de Santiago, cuando me percaté de que a la salida de un centro comercial había mucha gente agrupada ¿Un accidente, algún robo? No, las personas que transitaba por allí se detuvieron para contemplar maravillada, las magnificas voces de un grupo de hombres y mujeres que entonaban ni más ni menos que una pieza de ópera. Los cantantes lucen como personas comunes, en jeans y camisetas veraniegas, nada de corbatas o vestidos elegantes: esto es ópera callejera, realizada por gente común para transeúntes comunes.

Me quedo paralizada también, con los pelos de punta por los tonos potentes y las melodías contagiosas. Me encanta poder escuchar gratis algo tan magnífico, pero el encanto crece cuando culmina la canción y la gente a mi alrededor comienza a aplaudir y gritar de alegría, algunos incluso tenían los ojos un poco empañados de emoción. Tras la reverencia de los cantantes, una lluvia de monedas y billetes cae a sus pies. Y es que con tremendo espectáculo, a cualquiera se le alegra el día, y pareciera que los aplausos no alcanzan para agradecer que estos talentosos hombres y mujeres decidan compartir su arte con los que a veces vamos acelerados por la calle, olvidando que las cosas buenas vienen acompañadas de unos minutos de pausa y contemplación.

Foto vía | Flickr u7b

Video vía | Youtube livexrare

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *