De los 80 a los mecheros 2.0

Por Laura Muñoz. Fotografías de Pablo Álvarez

 

 

A finales de los 70, Chistopher Cross comienza a tocar en el grupo Flash, en Austin. En 1979 firmó su primer contrato discográfico con Warner Bros y se publicó el primer álbum titulado como el artista. Con él consiguió 5 premios Grammy. Una cosa vino detrás de la otra y se convirtió en uno de los representantes del soft-rock norteamericano de los 80. Con las siguientes producciones no dejó de cosechar éxitos como “All right”, recordado por todos. Ya en la década de los 80 ganó, con “Best that you can do”(tema principal de la película “Arthur, el soltero de oro”, protagonizada por Dudley Moore y Liza Minelli), un Oscar por Mejor Canción de Banda Sonora y Un Globo de Oro a la mejor canción original.

 

Culturamas es invitada al evento, así que Pablo Álvarez y yo no faltamos a la cita.

 

A las 8.30 de la tarde, nos encontramos en el conocido local madrileño Vanitas, en el centro de la ciudad. La noche prometía ya que, después de casi 12 años de supuesto stand by, este mítico artista visita nuestro país de mano de Top Artist Promotion.

 

Ya en el interior de un Vanitas repleto de prensa,  Lorenzo Sanz (promotor) nos anuncia el programa de presentación de Cross y felicita al gran equipo que lo ha rodeado durante estos duros días de promoción con el músico, felicidad compartida con Vinilo FM, un nuevo espacio radiofónico dedicado a la buena música y el motor que también es protagonista de la velada . El speech de Lorenzo es corto y conciso y, tras agradecer la asistencia de los presentes, nos anima a realizar tantas preguntas como necesitemos a Christopher, que ya le acompaña en el escenario.

 

En esta ocasión, Cross ha cambiado su sombrero tejano por una boina oscura y con un “Hola” se presenta ante nosotros.

 

Abre la rueda de cuestiones una que, a pesar de haberse repetido en varias ocasiones desde que está en nuestro país, parece obligada. Christopher sonríe y contesta sincero y sin querer dar mucha explicación al hecho de no haber dado “señales de vida” durante los últimos 12 años. Recuerda la producción de un álbum navideño y un unplugged e imprime importancia al hecho de haber reservado fuerzas y, por tanto, augura una vuelta con mas ganas, si cabe.

 

Nos cuenta el motivo, a raíz de la siguiente pregunta, por el que decidió dedicar este último álbum a Joni Mitchel. Lo recuerda como su guía, un gurú musical que le ha inspirado durante toda su carrera y reconoce que no se le ocurrió mejor agradecimiento que hacerlo públicamente y a través de una nueva y esperada producción como es “Doctor Faith”.

 

Hablando de sus temas más conocidos y “viajeros”, Christopher declara sentirse orgulloso al escuchar algunas de sus canciones versionadas por otros artistas y resalta el tema “Ride like the wind”.

 

Y queriendo acercar o, quizás separar, los álbumes antiguos respecto a este último, uno de los periodistas le pregunta a Cross por las diferencias y similitudes entre ellos. El músico no duda un instante en destacar la presencia de la guitarra en “Doctor Faith”, lugar que en anteriores producciones ocupaba el teclado. Este nuevo trabajo ha sido producido por él, así que ha representado una nueva y excitante experiencia que suma a su dilatada carrera. Y realmente captamos su ilusión en este proyecto, ya que no para de hablar de los cambios y ajustes acontecidos durante todo el proceso (creativo y posterior). Otra de las novedades es el lanzamiento de 3000 copias en edición limitada, copias que contienen un single exclusivo (en el que colabora Eric Johnson) que nació en 1974 pero, curiosamente,  nunca vio la luz.

 

Metidos de lleno en “Doctor Faith”, uno de los asistentes le confiesa el hecho de haber creído volver a los 80 mientras lo escuchaba, dice no haber notado cambios en su voz a pesar de los años y quiere saber si es sólo su percepción o, realmente, poco ha sido lo que ha cambiado. En este punto, sale la vena de músico que es y defiende la idea  (más que eso, intuyo que es una de las principales premisas de su vida musical) de haber sido (re)conocido a lo largo de los años por su voz, siendo pocos los que le “ponían cara”. Sabe de lo que habla y sabe lo que buscan los productores: “algo que te diferencie del resto”. Su voz es diferente y lo utiliza. Diferente al resto pero igual al pasar de los años. Han sido sus colegas músicos los que, según nos cuenta Christopher, le han enseñado a acoplar las canciones a su voz y no al revés, a no dejar jamás de subir su propio límite y tratar de mejorar cada día, con cada canción y en todas las producciones y como ejemplos, por tanto, espejos donde no ha dejado de mirarse, nombra a Brian Wilson y Richard Carpenter. Termina diciendo que “no me importa no ser mejor, me interesa más no ir a peor”.

La rueda de prensa se cierra con una pregunta que desvela una respuesta (claro) y una curiosidad:

 

P.: ¿Qué le ha parecido el compartir la presentación de su nuevo trabajo con la de una nueva emisora de radio como es Vinilo FM?

 

R.: Muy buena idea. Me gusta. Sobre todo porque yo mismo he pilotado (¡vaya!).

 

 

Cross vuelve a dar las gracias al público asistente y, tras presentar a los músicos que le acompañan, nos regala un concierto, de alrededor de una hora de duración, que abre con un tema de su nuevo álbum y, uno tras otro, no podemos dejar de sorprendernos con el timbre de voz del que acaba de hablarnos. Su voz es limpia, clara y con un poder de trasladar a uno en el tiempo increíble. Yo no sé si se ha superado, si ha elevado su propio límite y lo ha vuelto a superar, no me aventuraría a enfrentar el pasado musical de Cristopher que no viví con el presente que sí disfruto.  Lo que sí puedo compartir es que Cross organizó para nosotros un viaje espontáneo a la música de los 80 que sí escuché.

 

La última imagen que guardo del concierto es la de numerosos asistentes soltando cámaras y grabadoras mientras tatarean junto a Cross. Otros, móvil en mano, iluminan la penumbra de la sala con los nuevos mecheros 2.0 (al fin y al cabo, no hemos cambiado tanto…).

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *