Entrevista a Christos Yiannopoulos

 

Por Carmen F. Etreros.

“Me gusta obligar al lector a mantenerse alerta”.

 

 

Tarde de viernes de viento y sol intermitentes. Acudo a la Feria del Libro de Madrid a encontrarme con el escritor Christos Yiannopoulos. Ambos vamos vestidos de negro de pies a cabeza, esquivamos a los curiosos y nos sentamos a hablar de algo serio: su última novela NIK, EL MINDCRACKER. El caso del hombre de las mil caras editada recientemente por Siruela. Un libro protagonizado por Nik un mindcracker, un chico superdotado que acompañado de dos chicas que conoce por casualidad Flora y Tosca intentará resolver “el caso del hombre de las mil caras”, un misterioso mafioso que presuntamente organiza secuestros de niños superdotados.

 

 

Christos Yiannopoulos nació en Grecia pero emigró a los siete años a Alemania y allí estudió Filología Alemana y Pedagogía. Desde 1992 se dedica a escribir guiones para cine y televisión y libros para niños y jóvenes.

 

 

P. Acabas de publicar tu primer libro juvenil cuyo protagonista es Nik un chico inteligente y valiente, que no duda en arriesgarlo todo para resolver un supuesto secuestro de niños superdotados, ¿cómo nació este personaje?

 

R. Mis hijos tenían 8 y 13 años y leían mucho y me pidieron que escribiese un libro en el que el héroe fuese un chico que viajase mucho. Para mí también era importante que hubiese chicas inteligentes como Flora y Tosca, chicas no decorativas y que los tres formaran un equipo para resolver el caso.

 

P. En la novela se plantea una trama policiaca relacionada con el tema de las mafias y el crimen organizado, con un supuesto secuestro de niños superdotados, ¿de dónde surge esta idea?

 

R. Lo importante para mí era la trama y que se tratara de una intriga relacionada con niños secuestrados y maltratados que el protagonista pudiese salvar. Quería que hubiese un conflicto muy grande, que un malo malísimo quisiese derrotar el mundo y que los chicos se lanzarán a esta aventura para salvar el mundo y a los niños secuestrados.

 

P. El caso de las mil caras cuenta  con crímenes, aventura, intriga… ¿te ha costado escribir el libro?

 

R. Me gusta escribir de este modo porque obliga al lector a mantenerse alerta. Escribo guiones de televisión que es un medio muy visual. Los lectores jóvenes conocen las películas de acción y soy consciente de que manteniendo un ritmo ágil, cinematográfico se conecta con ellos. También creo que por experiencia es un libro que cuando lo leer un adulto conecta también con la intriga.

 

P. ¿Qué ingredientes crees que debe tener un libro juvenil para que enganche?

 

R. En mi opinión tiene que tener un protagonista con el que los lectores se puedan identificar, mucho ritmo porque estos lectores están acostumbrados al cine y hay que intentar mantener el deseo por la lectura. También tienen que ganar los buenos sobre los malos. Y debo ser conservador pero me gusta que los jóvenes se impliquen en la lectura, no contarles todo y que ellos vayan descubriendo la trama con el protagonista.

 

P. Y para los jóvenes que no leen, ¿qué crees que puede aportarles la lectura?

 

R. Cuando un libro es bueno puedes vivir muchas cosas en tu cabeza al leerlo y te puedes identificar totalmente, incluso más que con una película. Mejor que en el cine porque estás más tiempo a solas con el libro y eso crea la magia en la lectura.

 

P. ¿Cuáles son tus planes de futuro?

 

R. Escribo guiones de televisión y ahora estoy escribiendo un libro para niños más pequeños, la historia de un robot que se escapa y se va a vivir con unos niños  y además también una novela para adultos. El segundo libro de Nik el mindcracker ya se ha publicado en Alemania y aquí se está traduciendo, y estoy pensando en una tercera parte en el que a lo mejor la trama termina aquí, en España.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.