God save the Mercury! (y II)

Continúa desde aquí

Por Cristina Consuegra.

 

James Blake James Blake

Este londinense de veinte y pocos años se ha metido en la lista de álbumes nominados con un primer trabajo autoproducido y grabado en casita, un debut que hipnotiza al espectador sonoro a base de loops frágiles y delicados y un R&B contextualizado que ha rendido a la crítica internacional sus pies. Su primer sencillo, la versión de “Limit to your love”, de Feist, hizo que todos nos fijáramos en él, que no despegáramos los oídos de esa cover, sin embargo, su primer trabajo, James Blake es mucho más. Y es que este álbum supone toda una declaración de intenciones, casi una declaración de amor hacia la música. James Blake es la firme creencia en uno mismo, en un sonido, en todo aquello para lo que este compositor británico lleva años preparándose, es la firme creencia en la música.

 

On A MissionKaty B

Otra recién llegada es Kathleen Brien, es decir, Katy B, On A Mission es su álbum debut, poca chica y mucha discoteca. Sé que es una mujer con talento, pero intuyo que poco más puedo añadir.

 

Diamond MineKing Creosote & Jon Hopkins

Y llegamos a la candidatura más arriesgada, la que apuesta por la esencia del folclore británico, la del dúo King Creosote & Jon Hopkins, cuyo trabajo publicado por Domino, Diamond Mine, ofrece un nuevo territorio musical a explorar, un terreno que se extiende desde la tendencia más clásica, romántica con cierto ambiente embriagador, hasta el folclore escocés. Uno de esos trabajos que hay que escuchar al menos una vez en la vida. Como curiosidad decir que Jon Hopkins es uno de los músicos más respetados en UK, que cuenta en su haber colaboraciones con Brian Eno o Coldplay. Creo que la mejor forma de presentar este trabajo es a través de las palabras de King Creosote que lo define como «una genuina labor de amor». Al fin y al cabo, de eso trata la música.

 

The English RivieraMetronomy

Metronomy ha logrado facturar con su tercer trabajo, The English Riviera (Because Music), uno de los álbumes más atractivos de 2011, casi podríamos decir el que verdaderamente puede arrebatarle a Adele el Mercury. Joseph Mount, responsable del sonido Metronomy, tras la electrónica áspera de Nights Out (2008), decide romper con la trayectoria descrita y enfrentarse a nuevos territorios musicales. Así surge The English Riviera, un sueño de verano que se debate entre el pop y la electrónica más etérea, un trabajo de cambio o tránsito para el que la banda ha incorporado un miembro a su formación.

 

Let England ShakePJ Harvey

PJ Harvey ya sabe lo que es hacerse con un Mercury gracias al elegante y sofisticado Stories from the City, Stories from the Sea (2001). Este 2011, la artista se enfrentaba a la difícil tarea de superar el fantástico A Woman A Man Walked By (2009), álbum que publico junto con John Parish. En el que es su octavo trabajo en solitario, Let England Shake (Universal, 2011), PJ Harvey demuestra, una vez más, porque es la gran dama del rock británico, artista en constante evolución creativa y proceso de introspección. El repertorio de canciones que da vida a este álbum muestra el gran descontento que la artista siente hacia todo lo que acontece, aquello que nos rodea y se escapa a nuestra lógica o entendimiento. Contando en la producción con el trabajo de su inseparable John Parish, Mick Harvey –el que fuera mano derecha de Nick Cave durante mucho tiempo- y Flood, Harvey ha facturado un álbum que da un paso hacia delante en su trayectoria, especialmente en el uso de determinados instrumentos, al tiempo que asegura ese sonido que tan bien la define.

 

Disc-Overy Tinie Tempah

Y por último, pero no por ello menos importante, Tinie Tempah quien con tan sólo 22 añitos ha publicado un discazo de hip hop, Disc-Overy. Este corredor de fondo de la industria electrónica ha sabido reflejar en su trabajo el equilibrio perfecto entre el sonido R&B norteamericano, más comercial, y su concepción europea más sofisticada. Aunque no es el tipo de álbum que me compraría, reconozco que tiene su punto y que, salvando las distancias, me ha recordado en algunas canciones a Kanye West.


Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a God save the Mercury! (y II)

  1. Pingback: God save the Mercury! (I) | Culturamas, la revista de información cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.