El George Michael más sinfónico

Categoría: Actualidad,Música | y tagged con |

Por Javier D. Taylor


«Me inspiré en realidad, cuando me enteré de que Tony Bennett había hecho una gira por el estilo. Siempre he querido cantar con este tipo de apoyo para usar realmente mi voz. Hay dos elementos en mi música que quiero explorar más a fondo. Uno de ellos es el uso de la voz y el otro es la música de baile. Creo que a mis fans les gustan ambas cosas también». El propio George Michael (G.M.) así lo reconocía, en la conferencia de prensa previa al supertour europeo en el que actualmente se encuentra embarcado.

Y es que el dar una vuelta de tuerca, a los temas musicales de un artista en clave orquestal, se viene haciendo como recurso estilístico desde hace varias décadas, y grandes de la escena internacional desde Elvis a James Taylor, o los más cercanos Miguel Ríos, Serrat o Los Secretos ya han probado esta fórmula con mayor o menor fortuna. Incluso el líder de Police, Sting ya presentó en el Bizkaia Arena de Baracaldo (uno de los auditorios en que actuará G.M.) el show Symphonicity, en octubre del pasado año junto a la Royal Philarmonic Orchestra de Londres.

La ambiciosa gira de Michael, Symphonica: The Orchestral Tour, arrancó en la capital de la República Checa el pasado 22 de agosto. Justo antes de iniciar el tema “Where I hope you” (Dónde yo te espero), George reconoció públicamente una separación de la que se había negado a hablar durante meses ante los medios de comunicación: «Le quiero mucho. Es un hombre que me trajo mucha alegría y mucho dolor. Mi vida amorosa ha sido mucho más turbulenta de lo que he podido aguantar, y me entristece el final de mi relación con Kenny [Goss ]. Lo siento si le causé dolor».

Así de emotivo, a corazón abierto se está manifestando sobre los escenarios el cantante londinense, uno de los artistas pop del Reino Unido más grandes de todos los tiempos, que ha vendido más de cien millones de álbumes en todo el mundo, según datos de BBC News.


Gira Europea Symphonica

Georgios Kyriacos Panayiotou (que es el nombre real del artista), va a completar una gira europea de record, un auténtico maratón porque entre el 22 de agosto y el 19 de diciembre, oficiará nada menos que ¡65 conciertos! acompañado de diferentes orquestas sinfónicas, residentes en las ciudades por las que transcurra la gira. La música entonces, se adaptará y arreglará para la orquesta que acompañará a George en cada ciudad, revistiéndola de nuevas capas y sutilezas por lo que, en rigor, no habrá dos conciertos iguales. Todo un reto a la altura de este José Tomás del pop y la música dance, que aunque amenazó en 2008 con abandonar definitivamente “el albero”, ha vuelto con más energías que nunca para desgranar lo mejor de sus éxitos de treinta años de carrera, junto con versiones de grandes temas de siempre pertenecientes a otros artistas, los favoritos del artista londinense. G.M. resume así el repertorio de la gira: «Creo que la gente se sorprenderá bastante porque voy a estar haciendo un montón de canciones que no he cantado en vivo. Algunas serán el tipo de composiciones que realmente sólo se prestan a la clase de lugares íntimos en los que voy a estar tocando, y algunos serán de los artistas que me han influenciado en los últimos años. Y por supuesto que voy a interpretar canciones de mis álbumes del siglo pasado. He encontrado algunas maneras muy agradables para envolver estas hermosas canciones, así que no creo que mis fans se sientan decepcionados».
De entre sus artistas favoritos cantará el “My baby just cares for me”, un tema que popularizó Nina Simone en la década de los ´80; o “Roxanne” compuesta por Sting, y que incluyó en su disco Songs from the last Century. No obstante, de sus experiencias con otros grandes artistas, Michael reconoce que «sería difícil elegir a cualquiera [como favorito] sólo porque muchos de ellos eran realmente increíbles. Pero tendría que admitir que mi dueto con Aretha Franklin fue un sueño hecho realidad. Yo sólo tenía 24 años».

Y de entre los temas favoritos del público – de su propio repertorio – , no pueden faltar “Kissing A Fool”, “Cowboys & Angels”, “Praying For Time”, o el popurrí “Amazing /I’m Your Man /Freedom”, esta última quizá la canción más reconocible desde su etapa en Wham!, en una carrera jalonada por infinidad de primeros puestos en las listas de éxitos por todo el mundo (10 singles número uno en USA y 12 en el Reino Unido).

Curiosamente, y a pesar de este enorme bagaje, Michael no está en ese reto de pulverizar records: «Como artista, en este punto de mi carrera, no estoy interesado en repetir éxitos pasados o en preocuparme por los puestos que alcanzo en las listas. Este es el momento perfecto para embarcarme en un proyecto así, con el que espero, además, atraer a nuevos fans». Toda una declaración de intenciones, ya que a los 48 años George tiene todavía ganas de dar guerra profesional, y abandonar la primera plana de los tabloides británicos más amarillos.

Después de Praga, actuará en otros “recintos de etiqueta” como el Royal Opera House de Londres, o el Palais Garnier de Paris, hogar de la Opera de la capital francesa durante un siglo. Muchas de las salas se han elegido por su particular belleza arquitectónica, la calidad de su acústica y su propia herencia cultural. Esta combinación de teatros y salas exquisitas, junto a uno de los mejores cantantes pop de todos los tiempos, y una orquesta sinfónica detrás hará de estos conciertos, sin duda una experiencia única.

El tramo español de su gira Symphonica: the Orchestral Tour, llegará a tres enormes pabellones: al Bizkaia Arena de Baracaldo el 24 de septiembre, al día siguiente al Palacio de los Deportes de Madrid, para rematar sus actuaciones el 27 en el Palau San Jordi de Barcelona.


Fans y última hora

Para sus fans, G.M. a menudo tiene unas palabras amables o de agradecimiento: «Siempre he sabido que tengo seguidores muy leales y sorprendentes, y nunca me han defraudado. Pero me sentí bastante abrumado por el cariño y apoyo que me han mostrado en los últimos doce meses. Siempre he sentido que hay algo muy especial en mi audiencia, son gente muy amable».
Y también les aguarda una sorpresa, porque lo más novedoso en la azarosa y cambiante vida de la megaestrella, es el proyecto inminente de grabar un disco para homosexuales (así, tal cual), según informa el rotativo alemán Frankfurter Rundschau. Michael ha sido un firme defensor de la causa gay, desde que pudo hacer pública su opción sexual a comienzos del milenio, cuando sus circunstancias familiares se lo permitieron. Hoy día, sin embargo lamenta que «la comunidad homosexual se haya hecho apolítica y el compromiso con ella ya no sea sexy», según el mismo diario alemán.

En cuanto al contenido del álbum, que se grabará durante la gira europea en la que está embarcado, se decantará por un disco íntegramente dance: «Me encanta el hecho de que el house y la dance music – que básicamente han sido el elemento esencial [en lo musical] de la comunidad gay, desde que ella emergió – ha sido puesta en primera fila por gente como Lady Gaga y Rihanna. Se convierte en algo de música pop muy emocionante. Para este álbum voy a estar trabajando con artistas gay o que simpatizan con los gay, y va a ser una mixtura de canciones cantadas por mí y otros jóvenes artistas gay – posiblemente desconocidos -. Y me he alineado con algunos grandes productores de dance music, así que será un disco bastante impresionante, espero. Sé que voy a tener 48 años cuando el álbum salga, pero tengo que decir que la relación de los hombres gays con la música de baile, probablemente no termina en el mismo momento que el de los heterosexuales».

Pues queda dicho.

georgemichael.com

Escuha “Don’t let the sun go down on me”

 


Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.