Somewhere (2010): En algún lugar

Por Verónica Chamorro Cárdenas.

 

 

Llega por fin a las pantallas españolas, aunque con un poco de retraso, Somewhere (2010) la última creación de la directora y guionista Sofía Coppola, quien se ha hecho un nombre dirigiendo películas como Vírgenes suicidas (1999) o Lost in Translation (2003), por la cual ganó un Oscar  como mejor guión.

 

Somewhere (2010), recoge la vida de un famoso actor, llamado Johnny Marco (Stephen Dorff), quien se hospeda en el lujoso hotel de Los Angeles, llamado “Chateau Marmont” quien vive rodeado de todo lo que se puede permitir una estrella de cine. En medio de esta situación, vemos como Cleo (Elle Fanning), su hija de once años, irrumpe en su vida por unos días, pero que serán cruciales para el desarrollo de la historia.

 

De forma inevitable, esta película consigue remitirnos a la anterior obra de la directora, Lost in Translation (2003), ya que encontramos varias similitudes en ellas. Ambas historias arrancan en lujosos hoteles. Éstos, no son localizaciones arbitrarias, pues la misma Sofía, al ser hija de una famoso director, paso gran parte de su infancia y adolescencia correteando en ellos, descubriendo las infinitas historias y secretos que sus paredes esconden. Tenemos también dos ciudades portentosas, como lo son Tokyo y Los Angeles, que nos hacen conscientes de nuestra nimiedad como individuos. Y personajes confundidos y tristes que buscan en los demás, una ayuda o una respuesta que les ayude a salir de su situación, aunque sea por un momento.

 

Johnny Marco (Stephen Dorff), es uno de esos personajes. Aparentemente tiene todo lo que se podría desear, un buen coche, un buen contrato como actor, está en la cumbre de su carrera, pero no es lo que busca. Colma su vida de placeres y relaciones efímeras, como puede ser un espectáculo de Strip-tease con unas gemelas o fiestas por todo lo alto que se extienden a lo largo de la noche. Y pese a ser una estrella en auge, su vida se encuentre ocupada de momentos fútiles, que la realizadora se encarga de enmarcar en planos largos, que transmiten la lentitud y el aburrimiento de éstos, como lo es la secuencia inicial del Ferrari, o la cita para hacer un molde del actor. Obviamente nada de esto logra satisfacerlo.

 

En medio de toda esta confusión, entra en juego su hija, Cleo (Elle Fanning), una niña de once años que representa todo lo contrario a los excesos, una cara angelical, sincera, no contaminada aún por la malicia que muchos adultos poseemos. Ella será como ese balde de agua fresca que su vida necesita, ya que, en lo pocos días que comparte con ella, su vida dará un vuelco.

 

A lo largo de la película se exalta la conexión que existe entre ella y él, una relación basada en el cariño, respeto mutuo, pero sobre todo en la sinceridad. Ya que encontrar una amistad desinteresada en medio de un mundo lleno apariencias engañosas, en el que él se encuentra sumergido, no resulta fácil. Creo que son varios los momento logrados, a lo largo del film, en los que se consigue transmitir esta complicidad entre padre e hija, mostrando en un momento puntual, el arrepentimiento del padre, por haber estado ausente en la vida de su hija.

 

Todas estas sensaciones y sentimientos se potencian con una gran selección musical, con artistas de la talla como Foo Figther, Gwen Stefany, The Police, entre otros. Pero particularmente destacamos bandas ya conocidas por colaboraciones anteriores, como los newyorkinos The Strokes (I’ll Try Anything Once) o el grupo Phoenix (Love Like A Sunset Part II), cuyo vocalista, Thomas Mars, es el padre y actual esposo de la realizadora.

 

Hay que añadir que los actores escogidos para dar vida a las personajes, han sido acertados, pues la joven Elle Fanning brilla con luz propia, pese a su corta edad, ya que demuestra mucha profesionalidad delante de las cámaras.  Y Stephen Dorff cuyo expresivo rostro dice todo, ha sabido darle fuerza al personaje de Jonny Marco

 

Personalmente uno de los mensajes que me llevo tras ver Somewhere (2010), es que “aún no es tarde para redireccionar” existe algún lugar donde poder empezar de nuevo. Es lo que me transmite la media sonrisa esbozada en el rostro de Johnny Marco, al finalizar el film.

 

 

Somewhere (2010) se estrenó en España el pasado 30 de septiembre de 2011.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.