Pinter & Politics

Categoría: Crónicas ligeras,Escena | y tagged con | |

Por Rocío Álvarez

Pinter & Politics, el último montaje de Pablo Corral Gómez, nos acerca arduas y sórdidas historias mediante pasajes desgarradores y momentos de ira recalcitrante. Nos transporta a un rincón en un espacio con paredes impregnadas de dolor y recuerdos, en el que la injusticia, el poder, el silencio y la impotencia, son pintados con colores y trazos deslucidos.

Basada, según afirman, en “La Última Copa” una de las obras más políticas del inmenso y eterno Harold Pinter, escrita en 1984, que denuncia la represión a la que se ven abocados aquellos que se atreven a luchar contra el poder, utilizando testimonios de ciudadanos turcos torturados por la policía y los militares de su país. Se trata de un recorrido a la profundidad del dolor, un trazado escénico de la compañía El cant del Cigne que muestra un trabajo actoral que pasa sin pena ni gloria, ahogado por un ritmo profundo y pesado. Cuatro personajes que se relacionan, saliendo y entrando de sí mismos, buscando, gritando y reparando una y otra vez conclusiones vitales inconformes, violentas y sufridas.

Dos horas de largos silencios, miradas al infinito, conjuntos sonoros irritantes y un texto que repite cual mantra las mismas fórmulas semánticas una y otra vez, que finalmente plantean un montaje que gira inevitablemente como la espiral en torno a la violencia y a la herida que esta genera.

Por el teatro, por el público y sobre todo por si Pinter casual y espiritualmente estada sentado en una de esas butacas, es de justicia hablar de errores, de aburrimiento y de gratuidad.

Intérpretes:
Mª José Pallás
Vicent Grande
Josep Vicent Asensi
Caroline Maria Becker
Dirección: Pablo Corral Gómez
Compañía: El cant del Cigne
Precio:12 €

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Pinter & Politics

  1. todo eso y te has quedado corto… Nunca habíamos visto nada de Pablo Corral, pero no pensamos repetir. Es una falta de respeto a nuestro tiempo, a nuestros minutos gastados tontamente, sin mencionar a Pinter, porque para qué… En definitiva, no hay nada atractivo en este montaje. Se nos ocurren mil maneras más productivas de gastar el dinero y el tiempo.Ojalá hubiera leído antes esta crítica.

    públicoindignado
    26 febrero 2012 at 1:48 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.