“Cleptopía”, de Matt Taibbi

 

Por Ignacio González Barabero.

 

El sentido común nos dice que todo aquel que comete una estafa, sea de la dimensión que sea, ha de ser perseguido por la ley. Es lo justo y necesario. Sin embargo, Matt Taibi nos sitúa ante un doble robo masivo que no recibió castigo: el generado por dos burbujas especulativas de Estados Unidos, una inmobiliaria y otra de materias primas, que explotaron en 2008 llevándose por delante la liquidez de ese país y de medio mundo. No sólo no se iniciaron procesos judiciales por este crimen, sino que se repartieron “premios”: miles de millones de dólares en financiación y rescates para los bancos y empresas que engañaron y empobrecieron a sus ciudadanos.

 

El autor, haciendo uso de una prosa narrativa clara e incisiva, relata con sumo detalle cada una de esas dos estafas y los procesos desreguladores, a nivel legal, que las hicieron posibles. La cadena de responsabilidades, nos dice, es muy amplia. Se trata de un tejido de relaciones institucionales en las que sólo reside un principio: el de avaricia. Tanto en las entidades financieras (agencias de crédito, agencias de calificación como Moody’s, bancos como Goldman Sachs…) como en las multinacionales que se repartieron el botín, hay individuos cuyo único fin ha sido enriquecerse a toda costa. Y siguen, con sus millones ganados, allí trabajando.

 

Los gestores políticos de la crisis, cómplices activos de la estafa al aceptar cambios en las leyes que fomentaban la especulación, mantienen también sus puestos sin problema alguno. Parece que son los especuladores los que tienen el bastón de mando en la sociedad de nuestro tiempo; lo están retirando de las manos de los ciudadanos: “Este enjambre invisible de ladrones de alta sociedad sigue en el poder porque cuando no estamos demasiado distraídos y exhaustos por el trabajo, preferimos no abordar el dilema de por qué nuestros fondos de pensiones acaban de perder un 20 por ciento de su valor, o por qué cuando se supone que hacemos lo correcto e intentamos ahorrar, nos penalizan con tasas de interés que apenas flotan sobre cero, mientras los bancos que han desbordado todos los límites de la imprudencia son compensados con miles de millones de dólares gratis. En realidad, a la mayoría de nosotros el poder político nos lo sustraen de la forma más sucia y sencilla, cada día y todos los días (p.60).

 

El profundo análisis económico que lleva a cabo está acompañado, como acabamos de leer, por relevantes tesis sobre la sociedad de su país. Su preocupación más evidente, presente a lo largo de todo el libro, es la pantomima en la que se ha convertido la política y sus mecanismos. Como periodista, Matt Taibi ha podido seguir de cerca las campañas presidenciales de los candidatos de ambos partidos y describe con humor ácido y muy realista la podredumbre ideológica presente en sus discursos, que no pretenden dar cuenta de los problemas reales, sino satisfacer superficialmente a “sus” electores. Y cuando llegan a la presidencia, realmente no pintan nada a la hora de gestionar la vida de los habitantes de su país; están a merced del poder de Wall Street, donde bancos y multinacionales especulan a su gusto,  que ejerce “una especie de política color vómito que arregla acuerdos y triunfa una vez tras otra gracias a su manejo experto de la maquinaria burocrática del capital(p. 279). La misión del gobierno electo se reduce, así, a “una competencia específica: repartir el dinero de los contribuyentes a cambio de donaciones para campañas políticas y electorales” (p.280).

 

Esos contribuyentes, “nosotros”, son los que han perdido la memoria respecto a esta decadente situación y la estafa que culminó en el año 2008. La sociedad está anestesiada por un entretenimiento muy bien administrado por los medios de comunicación. Esta inconsciencia, unida a un sistema de regulación fácilmente manipulable por los grupos de presión y las donaciones “privadas” , hace de Estados Unidos, a juicio de esta gran obra, el lugar propicio para los crímenes financieros. Es un paraíso para ladrones: una cleptopía.

 

“Cleptopía: Fabricantes de burbujas y vampiros financieros en la era de la estafa”

Matt Taibbi

Ed. Lengua de Trapo, 2011

399 pp. , 20 €

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a “Cleptopía”, de Matt Taibbi

  1. Alberto Secades
    23 febrero 2012 at 13:31 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>