Entrevista a José Luis Mora, director de Cortos con Ñ

 

Por Nerea Blanco

 

 

 

 

Martes. Ocho de la tarde. Lavapiés. La mejor compañía que se puede pedir: dos culturetas, atractivos, galantes y filósofos. ¿El plan? LLevarlos a una sala oscura y hacer con ellos.. cosas de culturetas: vernos los cortos seleccionados por Cortos con Ñ para el día de hoy en La Escalera de Jacob. Si, igual otra hubiera pretendido otras cosas, pero tengo algún que otro defecto. Para qué engañarnos.

 

Nos vimos cinco cortos que, la verdad, nos dieron de qué hablar. Es lo que tienen los cortos, que te puedes ver muchos, comparar, criticar y decir: “yo lo haría mejor” y quedarte tan a gusto. Eso sí, a mí que no me den la cámara que la rompo. Y otros que no puedes dejar de alabar. Por lo general se notó un elemento que se echa en falta hoy en día: ganas de hacer bien las cosas. O por lo menos de hacer cosas con cierto amor. Cuando te llegan las grandes producciones a la pantalla, no ves todo lo que hay de fondo, no ves la cara del director que te presenta su obra, ni puedes entender todo el trabajo que hay detrás. Parece una cosa como la Coca Cola, hecha con el solo fin de salir al mercado y que se la tome todo el mundo. Los cortos son como la tortilla de patatas del bar de la esquina: artesanal y para los pocos que se atreven a meterse en ciertos tugurios.

 

 

Tras el visionado de los cinco cortos nos tomamos unos vinos con el director del festival, Jose Luis Mora, quien amablemente nos contó entresijos de lo que es llevar montando este festival desde hace ya tres años.

 

-¿Como empezó a rodar este proyecto?

 

Ruta 42 y Sueños de un Espectador junto con la distribuidora PromoFest y la Editorial NGC ficción! (editorial que acaba de cerrar, lo cual es una pena enorme) en mayo del 2009 empezaron este festival de cortos de forma online. Se nos ocurrió buscar un lugar donde hacer proyecciones, pero fueron los propietarios de la Escalera de Jacob quienes contactaron con ellos. Debo decir que antes de proyectarlos, los visionamos y elegimos aquellos que tienen calidad y que no duran más de 20 minutos.

 

– Es curioso. El Festival se llama Cortos con Ñ, pero de los 5 cortos que hemos visto, en 3 de ellos se recurre a utilizar un idioma extranjero. Esto parece muy poco cañí, con ñ. ¿Cuál crees que puede ser el motivo? ¿El mercado puede ser uno de ellos? ¿Que estén pensados para salir fuera de España?

 

– Puede que sea así, pero puede que sea también idea del director, como hizo Clint Eastwood en Cartas desde Iwo Jima, para ser más fiel a la historia. También porque es un campo de experimentación donde el director también puede decidir lo que artísticamente vaya a quedarle mejor. Pero no debemos pensar que es sólo un lugar previo al largo.

 

– Todos sabemos que las subvenciones al cine están siendo recortadas o son, directamente,  inexistentes en muchas ocasiones, ¿es el corto el lugar de refugio de los que no pueden dar el salto al largometraje?

 

– Un corto lo puedes hacer con una cámara Canon, alquilar el equipo de sonido, acudir a amigos actores.. y la gente suele ayudar por amor al arte, por lo que es más sencillo de rodar. A la hora, de distribuir, pues con festivales, por internet o con copias en dvds que vendas,  o con distribuidoras que deciden moverlos por festivales, pues también resulta sencillo.

 

– Ahora, en la era digital, se encuentra un cambio de paradigma en el cine en el cual largometrajes hay tres y cortos hay centenares, unos centenares que además compiten y resulta una especie de darwinsmo cinematográfico en el que solamente los mejores cortos de una competición brutal acaban llegando a festivales y teniendo cierta repercusión. En este caso, el ganador de hoy en tu festival, ¿Cual es el premio que se lleva el corto ganador?

 

– Es un bono de distribuciòn en festivales o bien en 50 nacionales o en 25 internacionales. Es cierto que hay más cortos, por la facilidad para hacerlos, como hemos dicho, pero en el corto, parece que prima más una buena idea y una buena realización que no requiere en realidad que se tenga de tanto dinero.

 

– Ahora, para llevar esto adelante, tienes que dedicar muchísimo tiempo: facebook, twitter, blogs, visionar todo lo que te llega, poner de acuerdo a directores… ¿como lo llevas? y esto ¿es puramente vocacional?

 

– Si, yo de esto consigo cubrir gastos, pero no resulta una actividad lucrativa. Lo único que tengo es patrocinios que voy consiguiendo. Como el de PromoFest y Ngc ficción! Y somos dos los que organizamos este festival, así que nos repartimos las tareas. Pero esto lo hago porque me gusta. Es bonito cuando corto gusta y ver a la gente aplaudiendo. Ha habido algún corto que han estado aplaudiendo casi cuatro minutos.

 

– ¿Hay feedback en este mundo del corto? ¿Funciona lo que podemos denominar el banco de favores? ¿Hay una retribución del tiempo que has invertido?

 

-Por lo general este es uno de los mundos en los que funciona. Suelo recibir muchos agradecimientos, y también consigues contactos para trabajar en cosas nuevas: directores, distribuidoreas. En el mundo de los cortos, la gente suele ser muy humilde.

 

Podemos decir que la gente como Jose Luis, son losnuevos filántropos, quienes no dan dinero a obras benéficas, pero dan su tiempo y sus conocimientos para que detereminados proyectos salgan adelante. Asi que, yo seré otra más de las que te dé las gracias: que haya gente que valore a los demás ayuda a tener ganas de avanzar.  Y esta entrevista no sería la misma si uno de mis chicos no hubiera estadó ahí. Gracias, Vitor.  Sin ti, nada sería lo mismo. No diré más, que me delato.

 

Este festival aún está rodando este año y el 10 de abril será la entrega del premio al cortometrajista ejemplar. Este año: Manuela Moreno. Se podrán visionar sus 5 cortos. Seguro que vale la pena volver a pasarse por la Escalera de Jacob.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.