Susan Rockefeller: “Necesitamos imaginar y soñar para ayudar a que este mundo sea más saludable y pacifico”.

Categoría: Arte,Internacional,NYC |

Por Mauricio A. Rodríguez Hernández

 

La cineasta y nuera de uno de los hombres más poderosos del mundo, Susan Rockefeller, nos habla sobre su relación con su suegro, el estreno de su próxima película, su colección de joyería y sus próximos proyectos. Su último trabajo es la coproducción internacionalmente galardonada A Sea Change, sobre la acidificación en los océanos. Este documental sigue la aventura del profesor de historia retirado Sven Huseby en su búsqueda por descubrir lo que ocurre en el mundo de los océanos. En él se muestra cómo sería un mundo sin peces, una premisa aterradora que ya está ocurriendo en nuestros días. Susan abordó también este aspecto en Mission of Mermaids, una oda al mar en que trata de concienciar a los espectadores de la importancia de su protección. Su documental Strinking a Chord trata del poder curativo de la música en víctimas de Trastorno de Estrés Postraumático.

Además de su labor como cineasta y diseñadora de joyas, Susan forma parte del consejo de directores de la organización medioambiental Oceana, el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC) y del comité del programa The Stone Barns for Sustainable Agriculture. Susan está casada, y vive con su marido, David Rockefeller, Jr.,  y sus hijos en Nueva York.

 

Susan, ¿estudiaste cine o alguna carrera afín?

Estudié fotografía. Siempre me interesó cómo Henri Cartier Bresson, Lewis Hine o Robert Kink documentaban a las personas, su soledad y aislamiento, de una manera estética. El cine vino posteriormente, cuando quise alcanzar una mayor audiencia, además quería conjugar el arte, la música y las imágenes.

 

¿Por qué te interesan los océanos?

Uno de mis recuerdos favoritos es estar cerca del océano. Me encanta la flotabilidad  del agua salada, la alegría de zambullirse en las olas de mar. Me fascinaba hacer castillos de arena cuando era niña y coleccionar conchas y piedras redondas. El océano era un lugar de tranquilidad donde mi imaginación se disparó. Luego quise ayudar a protegerlo.

 

¿Qué impacto le causó leer The Darkening Sea?

The Darkening Sea de Elizabeth Kolbert fue una de los artículos mas profundos que jamás he leído sobre el océano. Nos hizo a Bárbara Ettinger, Sven Huseby y a mi coproducir el documental A Sea Change. El dióxido de carbono estaba causando estragos sobre la química del océano y muy pocas personas se estaban dando cuenta. Los peces son la principal fuente de proteínas de más de un millón de personas, así que había que hacer algo para que las personas entendieran la gravedad de la situación. 

 

¿Cómo fue el proceso de realización de A Sea Change?

El proyecto comenzó hace cinco años durante una conversación sobre The Darkening Sea. Tras entrevistar a varios científicos y a Sven Huseby, pensamos que sería una buena idea que él compartiera su historia con su nieto.

 

¿Cómo es David Rockefeller como persona y hombre de familia?

Mi suegro es una persona amable y compasiva que adora a su familia. La familia, el amor y la salud son cosas que el dinero y la influencia no pueden comprar. Mi suegro es un ejemplo maravilloso de persona que sabe lo que es más importante en la vida.  

 

En su vida profesional, ¿ha sido difícil llevar el apellido Rockefeller?

Un nombre puede abrir una o dos puertas, pero si no tienes pasión y, sobre todo, talento, un nombre sólo no bastará.

 

 

 ¿Estás satisfecha con tus logros hasta ahora?

No, hay mucho más que falta por ver, sentir, absorber y hacer en esta vida. El fracaso es una gran parte del éxito, por lo que vivo en una tensión entre la satisfacción y la insatisfacción.  

 

¿Cómo te gustaría ser recordada?

Como madre, esposa, hija, hermana y amiga de mis seres queridos.

 

Háblanos un poco sobre tu colección de joyería.

El primer gran lanzamiento fue en una subasta de Christie´s el 11 de abril. He diseñado dos collares para concienciar sobre los problemas relacionados con el agua y el hecho de que un millón de personas no tienen acceso al agua potable. Todos los fondos recaudados irán para la NRDC, Oceana, Conservación Internacional y Central Park Conservancy. También he diseñado la colección Misión de las Sirenas, que es parte de una campaña de concienciación sobre nuestros océanos. El 25% de la recaudación irá a la organización Oceana.

 

¿Cuáles son tus sueños?

Creo que John Lennon tenía razón en su canción Imagine. Necesitamos imaginar y soñar para hacer que este mundo sea un lugar más saludable y pacífico.

 

 ¿Cuáles son tus expectativas con la película y el mensaje que deseas dar a la sociedad?

Espero poder inspirar a las personas para que se involucren de todas las formas que puedan en sus comunidades: que un navegante se una a la organización Sailors of the Sea o a Oceana, que alguien que vive cerca de una bahía se una al grupo Save the Bay, que un surfista se una a Save Our Seas, etc. Menos del 1% del dinero destinado al medioambiente va directamente a la conservación de los océanos, y los océanos cubren el 71% del planeta. Espero cambiar este porcentaje para salvar el regalo que son los océanos y ayudar a alimentar al mundo.

 

Para mayor información sobre Susan, visita: http://www.susancohnrockefeller.com/

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.