El poder de la expectación.

Por Minerva Santana.

El ansiado estreno de Hedi Slimane para Yves Saint Laurent se hará esperar. No para probables compradores que podrán disfrutar a finales de junio de sus primeras prendas femeninas para la colección Resort y las de primavera masculina en un pase privado.

“Heidi Slimane no hará desfile público de su primera colección” han dicho en WWD.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La moda se divide entre el más estricto secretismo con un reducido número de afortunados y la mayor de las opulencias sin escatimar en despliegues para conseguir crear un show visual y espectacular.

Parece que las dos vertientes funcionan, Tom Ford es el ejemplo que de cómo crear expectación desde el misterio y lo peculiar. Presentando sus colecciones en petit comité con la ausencia total de fotógrafos. Una forma diferente y contraria a lo que estamos acostumbrados de sentir la moda. Controlando todo el evento sin dejar escapar detalles, guardándose el secreto y salvando las distancias para evitar copias. Así afirma que el lujo acompaña a la exclusividad o debería. Y que en esto él es Dios.

Firmas como Chanel, Louis Vuitton y Prada crean otro tipo de curiosidad a quiénes esperan sus desfiles a lo grande. Ya sean con escenarios elaborados o desarrollos multimedia para estar en la delantera dando accesibilidad para que todos puedan seguir las colecciones in streaming.

Pronto sabremos el grado de interés que se mostrará por el  inesperado giro de la maison francesa y si da resultado. De momento habrá que aguantar hasta septiembre para el debut público del creativo pródigo.

Related Posts with Thumbnails