Pablo Messiez: lo que tienen en común Hamlet y Las criadas de Genet

Por Meritxell Álvarez Mongay. Fotografías de Javier Naval

Por las mañanas, ensaya para ser el mejor amigo del príncipe Hamlet; por las tardes, confabula con Solange y con Clara, las dos criadas de Jean Genet que, en el Festival de Otoño en Primavera, planearán asesinar a su ama. Y entre tragedia y tragedia, el Pablo Messiez actor le quita horas de sueño al Pablo Messiez director, y el Pablo Messiez director apenas le deja tiempo para matear al Pablo Messiez actor. Con todo, ambos consiguen sobrevivir a base de potasio –“Tomo muchísimos plátanos…” – “y litros y litros y litros de café” que estimulan a diario sus ánimos.

McCullers, Galdós y Jean Genet

Pablo Messiez actor se subió por primera vez a un escenario para representar El sueño de una noche de verano. Por aquel entonces, tenía 15 años, iba al instituto y todavía no sabía que un día su nombre y el de Director aparecerían, en los créditos, juntos. “Me puse a dirigir por necesidad… Leí una novelita de Carson McCullers que me gustó mucho, El miembro de la boda –que aquí llaman Frankie y la boda –; pero no me veía encarnando a ningún personaje… Me veía dirigiéndolos.”

Y de allí salió Antes, obra que años más tarde, cuando su autor se trasladara de Buenos Aires a nuestro país, se llamaría Ahora en los teatros de Madrid. Ciudad donde también llevaría a escena Muda –una versión de El corazón es un cazador solitario, de McCullers – y Los ojos –inspirada en Marianela, de Galdós . Ahora, del 30 de mayo al 3 de junio, presenta en la Sala Cuarta Pared su versión de Las criadas de Jean Genet.

Messiez se topó con el texto del dramaturgo francés “muy azarosamente”, quizá mientras leía uno de los tantos libros que empieza y nunca termina. Pero la historia de Las criadas le llamó la atención, y le pareció que  el contexto actual, donde la palabra crisis se utiliza para amparar cualquier injusticia social, era un buen momento para reinterpretar el asesinato atroz en el que Genet se inspiró para escribir su obra teatral.

El crimen de las hermanas Papin

El escritor publicó la pieza en 1947; sin embargo, los hechos verdaderos que sacudieron al Estado francés acaecieron en Le Mans el 2 de febrero de 1933. Todo sucedió en el domicilio que los señores Lancelin tenían en la calle Bruyère, donde dos criadas, las hermanas Christine y Lea Papin, mutilaron a su patrona arrancándole los ojos y los dientes. Según parece, sin un móvil aparente.

Por lo que contaron las sirvientas en el juicio, la Señora les gritó y les iba a pegar porque todavía no habían limpiado los bronces cuando ella regresó al hogar. “Et bien?”, pronunció Madame Lancelin, como pidiendo una explicación a la holgazanería de las Papin.

Tomás Pozzi, Bárbara Lennie y Fernanda Orazi

Nos preguntamos si Bárbara Lennie y Fernanda Orazi, que interpretan a las sirvientas en la versión de Pablo Messiez, son tan susceptibles a las palabras de su ama. “Hay violencia física entre las hermanas, pero eso de arrancar ojos acá no pasa…”

En su lugar, las criadas Solange y Clara trabajan. “Todas las representaciones que vi de Las criadas eran muy teatrales, pero las mías no tienen tiempo de ponerse a actuar porque se pasan toda la obra trabajando para no matar.” Sacan el polvo de la cómoda, hacen la cama y limpian la sala antes de que entre Tomás Pozzi en escena con un vestido de segunda mano comprado en Malasaña.

“Lo de Tomás fue la última decisión que tomé, porque no sabía si para el papel de la Señora quería a un hombre o a una mujer.” Pero el travestismo del actor argentino no es un capricho de Pablo Messiez: “Me parecía preocupante cómo la idea de las crisis empezaba a circular por todos lados y a justificar cualquier cosa, porque toda palabra instala un mundo si es aceptada. Y, extremando esta idea, pensé: no hay plata, tenemos estos elementos y estos actores con los que queremos trabajar. Todo lo que acordemos como convención va a ser verdad.” Y su misión estará cumplida si el público sale de la sala viendo a una Señora en un hombre con faldas; identificando como hermanas a los distintos acentos de las criadas, y convencidos de que la cama de Ikea bien podría haber formado parte del mobiliario rococó de la corte versallesca.

Entradas agotadas en la Sala Cuarta Pared

Messiez estará “escondido en un costadito” de la platea, vigilando las reacciones del público de cerca. “¡Me da pánico! Trato de espiar las caras de todos durante la función –confiesa –, y me vuelvo muy, muy, muy vulnerable a cualquier cosa: que hablen, que rían o no, que abran un caramelo… ¡Los móviles, los detesto! He llegado a ver gente atender al teléfono o textear, ¡y eso me parece tremendo!”

Por probabilidad, algún ring-ring en alguna función seguro que sonará. Más si tenemos en cuenta que las entradas se han agotado y la sala Cuarta Pared estará todos los días a rebosar. “A distintas generaciones les llama la atención por distintas cosas –ya sea por el éxito que con Los ojos cosechó Messiez, porque Bárbara Lennie acaba de ganar un Max o por Genet –.  Hay gente, por ejemplo, que vio Las criadas protagonizada por Nuria Espert y quiere volver a encontrarse con el texto. Sólo espero que no se decepcionen, porque si esperan encontrar algo similar a lo que vieron… ¡Lo ideal sería ir al teatro sin un programa de mano! Sin saber quién actúa y qué es lo que te vas a encontrar. Así es como vamos los actores a trabajar, sin saber si entre el público está el amor de tu vida o un asesino serial.”

Y con esta incertidumbre es con la que el Pablo Messiez director dejará que el Pablo Messiez actor se suba al escenario para hacer de Horacio en el Hamlet que Will Keen estrena el próximo 7 de junio en el Matadero de Madrid.

Entre Shakespeare y Jean Genet, tendrá el tiempo justo de comerse un plátano y tomarse un café.

La Cabrera

Centro Comarcal de Humanidad Cardenal Gonzaga – Sierra Norte

25 de mayo a las 21 horas

San Lorenzo de El Escorial

Real Coliseo de Carlos III

27 de mayo a las 19 horas

Madrid

Sala Cuarta Pared

30 y 31 de mayo, 1, 2 y 3 de junio a las 21 horas

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *