La feria del libro rejuveneció

Por Dinorah Polakof.

 

Entre el 23 de mayo y el 3 de junio se celebró la  12ª Feria del Libro Infantil y Juvenil en Montevideo, Uruguay.  Parece que los organizadores de la Cámara Uruguaya del Libro y de la Intendencia capitalina así como los auspiciantes y participantes, “se pusieron las pilas” y el resultado suscitó comentarios elogiosos. 

Es de justicia mencionar que la librería gigante exhibió un amplio caudal de editoriales y distribuidoras, intercalado por los stands de librerías reconocidas y agrupadas en el Atrio del Palacio Municipal.  La decisión de prescindir de la inmensa carpa ubicada en la Explanada y antesala del Atrio  que en el pasado cobijó a un número importante de expositores, optimizó  el orden de  visitantes y compradores.

La variedad de actividades dirigida a todos los gustos y edades, concitó la atención de los grupos de maestros y niños, educadores y adolescentes,  que se deleitaban frente a escritores e ilustradores venerados.  Un conglomerado dispuesto a ofrecer y a recibir el disfrute de la palabra y sus ilimitadas bondades: palabra escrita, leída, escuchada, emitida con amor, dibujada, sugerida.

El espacio ambientó las numerosas presentaciones de novedades,  impulsando del mismo modo,  la trascendencia y aumento de lectores de cómics o historietas.  Se hizo entrega de premios, se realizó el lanzamiento del Bibliobus, y del concurso de ilustraciones a partir del libro La leyenda de Laridia de Marcos Vázquez.  El Taller Quipus y AULI participaron activamente de la propuesta,  y el Coro de Giraluna regaló una impronta musical.

Entre los autores e ilustradores se encontraban Sebastián Pedrozo,  Sergio López Suárez, Lía Schenck, Ignacio Martínez, Susana Olaondo, Pantana, Cecilia Curbelo, Germán Machado, Maca y Denisse Torena,  Magdalena Helguera, Viviana Bordón, Virginia Brown, Gabriela Armand Ugon.

Pero sin lugar a dudas, el suceso novedoso de la Feria recayó en la realización del 1er. Encuentro de Escritores e Ilustradores de Literatura Infantil de la Región.  Durante tres jornadas se debatió acerca de temas comprometidos con el universo  literario que dignifica la labor de  los diversos actores:  “La literatura infantil y la cultura globalizadora”; “El proceso de creación de la obra. Los derechos de autor del creador y el ilustrador” y;  “Literatura infantil, ilustración y escritura. Evolución en la última década. Libro digital e ilustración”. El Salón Dorado brilló junto a  la presencia de creadores argentinos y nacionales (hubo falta de Brasil), quienes manifestaron su opinión y luego respondieron animadamente a las dudas consultadas por el público.

Es de destacar la presencia de los eminentes Sandra Comino, Paula Bombara, Istvansch y Max Aguirre, que cruzaron el río ancho como mar para compartir mesa con nuestros queridos Machado, Helguera, Brown, Leite, Santana, Soderguit, Vázquez, Schenck, Pedrozo.

Despedirme sin agregar que el Día del Libro también se festejó a lo grande  se vería como una omisión infeliz. Por eso afirmo que el 26 de Mayo lució sus mejores galas bajo la convocatoria a formar una cadena humana y de libros para obsequiar, en un tramo de nuestra principal avenida. La convocatoria abarcó lecturas en bares y transportes. La población agradecida.

 

———–

Foto vía: Cámara Uruguaya del libro.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *