Dragó: “Saber morir es lo más importante de la vida”

Categoría: Cuestionario CLTR+ |

El escritor y profesor Fernando Sánchez Dragó (Madrid, 2 de octubre de 1936) tiene en su haber numerosos premios literarios, como el Planeta, el Espiritualidad Martínez Roca o el Premio Nacional de Ensayo. El último reconocimiento que ha obtenido es el Fernando de Lara por su novela Muertes Paralelas (Planeta). En ella narra la trayectoria vital de su padre, el periodista Fernando Sánchez Monreal, desde que salió de Madrid para informar sobre la sublevación militar el 17 de julio de 1936, hasta que muere asesinado en Valladolid en 1956. Polémico, provocador y estudioso de las filosofías orientales, Dragó desvela algunos de los secretos de su personalidad en la siguiente entrevista de Culturamas.

 

1. ¿Crees que el mundo se está acabando?

Sí.

2. ¿Cuál es tu posición favorita en un coche?

La del copiloto.

3. ¿Cuál es tu precio?

Supongo que lo tengo, pero ignoro cuánto. Que pujen y lo sabré.

4. ¿Qué comida jamás probarías?

El natto, las tarántulas, los escorpiones, las cucarachas, las hamburguesas industriales…

5. ¿Por quién o por qué serías un kamikaze?

Ni por nadie ni por nada.

6. ¿Has odiado de verdad a alguien?

Sí… ¿Tengo que dar nombres?

7. ¿Cuál de tus manías soportas mejor? 

Las soporto casi todas.

8. ¿Te valdría de algo ser inmortal?

Sí, me apuntaría a eso de inmediato. Vivir me gusta.

9. ¿Compensa ir de farol por la vida?

Sólo en el póquer, y no siempre.

10. ¿Qué parte de tu persona no comprendes?

La que me obliga anteponer lo accidental a lo esencial, la que me impide decir ‘no’…

11. ¿Te gustan las películas porno con argumento?

Sí, las que carecen de argumento me aburren.

12. ¿Cuál es tu trozo de piel más sensible?

La del glande.

13. ¿Cómo sería para ti un extraterrestre?

He leído mucha ciencia-ficción. Los imagino de mil maneras. En esa etiqueta cabe todo.

14. ¿Preferirías vivir en la luna?

No, pero los profes, en el cole, me llamaban ‘lunilla’ porque, según ellos, siempre estaba distraído.

15. ¿Merece la pena saber morir?

Sí, claro. Quizá sea eso lo más importante de la vida.

16. ¿Qué harías si poseyeses esclavos?

Les ordenaría que hiciesen lo que, siendo necesario, me aburre hacer.           

17. ¿Te cambiarías el nombre si te lo pidiesen?

No hace falta que me lo pidan, tengo muchos nombres. La mayoría son femeninos.

18. ¿Cómo te imaginas a tus tatarabuelos?

Cargados de dignidad.

19. ¿Y a tus bisnietos?

Supongo que serán tan distintos a mí como lo son mis nietos. O mucho más, pero nunca pienso en eso. No sirvo para ser abuelo.

20. ¿Te molesta juzgar a los demás?

Procuro no hacerlo. Tengo muy mala opinión de quienes lo hacen. Por eso, entre otras muchas razones, no soy de izquierdas.

21. ¿Qué frontera jamás cruzarías?

La de la maldad.

22. ¿Hasta que número sabes contar?

No cuento número, cuento historias.

23. ¿Te gusta meterte en charcos?

Según qué charcos… Los que entrañan riesgo, peligro y aventura, sí. Me atraen las situaciones límite, los terremotos, las catástrofes, las guerras… Soy sivaíta.

24. ¿Conoces a todos tus enemigos?

A ninguno, porque quien me conoce deja de ser mi enemigo. Nunca doy pie a la enemistad. Mi personaje tiene enemigos; mi persona, no.

25. ¿Cuál sería tu epitafio en cuatro palabras?

Fuese, y no hubo nada… y también, parafraseando el que se atribuye a Groucho: “Perdonen que no se me levante”.       

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.