Jonathan Safran Foer habla sobre el futuro del libro

Categoría: Internacional,Literatura,NYC | y tagged con | | |

Por Redacción Internacional

 

Jonathan Safran Foer

 

La edición tradicional del libro está en peligro. Desde la llegada del libro digital, muchas librerías en Estados Unidos están cerrando, y los más pesimistas aseguran que el papel ha muerto. Los historiadores comparan la situación actual con el momento en que apareció la imprenta. Por aquel entonces, muchos escritores, como por ejemplo John Donne, se mostraron muy reacios a que sus libros fueran impresos, prefiriendo que fueran difundidos a través de copias manuscritas.

Los defensores de lo digital argumentan que este formato promueve la democratización de la cultura, ya que sus precios son más asequibles. Además, aseguran que desde que se introdujo el libro digital en el mercado, la gente lee más.

Jonathan Safran Foer, por el contrario, cree que lo digital atenta directamente contra la lectura. Para Foer, al leer un libro, el lector entabla una conversación con el escritor, y, como sucede en la vida real, el contexto en el que se tienen las conversaciones es relevante. Si se lee en espacios públicos, con prisa y múltiples distracciones, esta conversación íntima puede verse seriamente afectada. Por otra parte, Foer cree que los libros son esenciales para la humanidad. Según el escritor, si los libros, tal y como los conocemos, desaparecieran, nuestra forma de sentir cambiaría radicalmente y la gama de emociones humanas se vería seriamente reducida.

Otro defensor a ultranza del libro tradicional es Jonathan Franzen, que considera que los ebooks no son para lectores serios. Sus argumentos son similares a los de Foer: “Creo que, para lectores serios, un sentido de permanencia siempre ha sido parte de la experiencia. Todo lo demás en su vida es fluido, pero aquí está este texto que no cambia”.

No obstante, no todos los escritores se resisten a los avances tecnológicos. Philip Roth declaraba recientemente en una entrevista al New York Times que, ahora que había dejado de escribir, se dedicaría a jugar con su iPhone todo el día: “Cada mañana estudio un capítulo de iPhone for Dummies, y ahora soy un maestro. No he leído una palabra en dos meses. Ahora saco esta cosa (el iPhone) y juego con ella”.

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.