Un grandísimo cabrón

Categoría: Club Culturamas |

Por VÍCTOR F. CORREAS. Tengo miedo a ciertas cosas, según el lugar y la época. Como todos, que aquí de boquilla andamos muy sobrados de valentía. El que hoy me ocupa reaparece siniestro cada tres años, aproximadamente. Sin fecha fija. Así de chulo es mi primo.

Eso sí, se lo curra que da gusto. Y por mucho que intente evitarlo, ahí está. No falla. Como un reloj. Casi diría que me espera, saboreando el instante. Y lo que le gusta. Sabe cuándo manifestarse y en qué momento. Y lo que es peor, es experto en devastar mi interior. ¿Que cuál es ese miedo tan espantoso, tan atroz del que hablo? Sólo de pensar en él ya se me eriza el vello. Porque sabe que voy a hablar de él, y lo disfruta a lo grande. El peor instante, el del reencuentro. Y él, que es listo, demasiado, se aprovecha de mi debilidad. Tan inteligente es que, incluso aún sabiendo que dejará de provocarme semejante desasosiego en nada, casi, cuando haya aprendido a amaestrarlo, se ríe desafiante. Pero lo logra, el muy rufián. Me mira y aprieta los dientes, espetando con gravedad: ¡“A ver si te atreves a desafiarme si tienes lo que tienes que tener!”.

Muy mala gente, el colega. Un enemigo que te observa con mirada firme y calculadora. Hasta que te armas de valor, aspiras con fuerza, tomas una buena ración de aire y te aproximas a él remangándote para dejar desnudas tus muñecas. Estudiándolo con determinación; avisando de que no te vas a echar atrás y que vas a por él. Con dos cojones.

Y es entonces cuando se inicia el combate con ese enemigo encarnizado. A cara de perro. Sangriento a más no poder. Me ahorro detalles, pero pasados unos minutos, alguna hora a lo sumo, luego te das cuenta de que no era para tanto. Y entonces sonríes satisfecho, relajándote. Has vuelto a ganar. Pero en tu cabeza, ahí, se refugia astutamente ese miedo. Esperando nuevamente su oportunidad. Que volverá a llegar. Y él no lo duda.

Ese enemigo es el folio en blanco. Un grandísimo cabrón, lo juro.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *