Periodismo de guerra fría

 

Por INMA GÓMEZ REYES

La serie The Hour termina su segunda temporada en la BBC con un gran final que deja al espectador casi al borde del infarto.

BB243632@THE-HOUR

Bel Rowley (Romola Garai), Freddy (Ben Wishaw) y Hector Madden (Dominic West) forman el trío protagonista de esta serie ambientada en un programa de noticias: The Hour. Esta segunda temporada se ha centrado en el pánico nuclear que invadía Londres a finales de los años 50. Una histeria por los misiles nucleares en medio de una trama de corrupción, extorsiones y chantajes en el que se entremezclan personalidades de todos los ámbitos de la sociedad inglesa cuyo escenario común es el local de moda, El Paradis, lugar que oculta entre sus paredes algo bastante más sórdido.

Pero donde mejor funciona la serie es mostrando las relaciones entre sus protagonistas. Por un lado Bel intenta mantenerse como una mujer fuerte e independiente pero el regreso de Freddy traerá algo que siempre ha estado ahí y ambos han rehuido toda su vida. Sin embargo, en el terreno profesional, tendrá serias dudas sobre si saltarse algunas limitaciones éticas está justificado si se trata de una buena causa.

Freddy regresa siendo el periodista brillante que es pero elevado al cubo. Y también Hector Maden, encantado de conocerse debido a la fama ganada al ser el presentador The Hour y cada vez más alejado de su mujer, Marnie, (una enorme roba escenas Oona Chaplin) quien es consciente de que su matrimonio es una farsa. Y por último encontramos al jefe nuevo, Randall Brown (Peter Capaldi) intentando subir las audiencias del programa. Ahora que la cadena ITV les hace la competencia con un programa similar, intentará que Freddy, que dejó el programa al final de la primera temporada, vuelva a ser el co-presentador. Mención especial para la trama española que han montado alrededor de Randall Brown y la periodista de internacional Lix Storm (Anna Chancellor) que es simplemente deliciosa, de la cual siempre dan píldoras, que se merecería un capítulo entero y de la que servidora cruza los dedos para que su resolución sea un error y continúe en la tercera temporada.

Por desgracia, la continuación de la serie está en el aire debido a su baja audiencia. Confiemos en el buen hacer de la BBC y ojalá la renueve por una tercera temporada, aunque sea la última.●

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.