La variable humana

Categoría: Novela,Reseñas Novela |

Por José Miguel López-Astilleros.

9788494016554La variable humana. Rodrigo Martín Noriega. Editorial Gadir, 2012, 128 páginas, 14,50 €.

Rodrigo Martín Noriega (Valladolid, 1976) es licenciado en Historia del Arte y Especialista en Teoría y Estética de la Cinematografía. Con esta obra obtuvo el pasado abril el I Premio de Novela Corta Fundación MonteLeón, cuyo jurado estuvo compuesto por José María Merino Sánchez, Luis Mateo Díez, José Luis Corral Lafuente,  Margarita Torres Sevilla y Francisco Flecha Andrés. En la actualidad trabaja como profesor de Secundaria y en sus ratos libres escribe, como él mismo señala.

 En el primer capítulo nos encontramos el planteamiento de la historia: dos profesores universitarios de Matemáticas se dan cita para hablar sobre el proyecto de investigación del alumno John Farrel, que dirige uno de ellos, Samuel Bates; no obstante, a través de numerosas cartas insiste en solicitarle una entrevista al otro, Alfred Keitel, quien abandonó hace años de modo misterioso unos estudios que tienen que ver con su trabajo. Este consiste, a primera instancia, en elaborar un programa informático que permitiría crear obras musicales que compositores fallecidos no pudieron llevar a cabo. Ambos profesores, a pesar de ser científicos, pertenecen a mundos muy diferentes, Keitel es un matemático teórico situado en las antípodas del pragmatismo, experto en lógica de sistemas, Bates, por el contrario, se dedica a buscar soluciones prácticas a problemas planteados en los distintos campos de la ingeniería. A partir de aquí asistimos a la caracterización de los tres personajes principales y alguno secundario, unas veces por medio de diálogos y otras veces a cargo del narrador, así por ejemplo presenciamos la vida familiar de John Farrel, el primer encuentro entre el profesor Keitel y Farrel en un concierto de música cuando este contaba sólo ocho años de edad, a través de un flash-back, o pasajes de la vida de Alfred Keitel. En el capítulo 7 dan comienzo las entrevistas entre el viejo profesor y el joven alumno de veintiocho años, para tratar de resolver el principal enigma “¿podría descomponerse la realidad matemáticamente y encontrarse esas leyes lógicas?”, en palabras de Keitel. Tres capítulos después, en el 10, comienza una trama oscura, o negra dirían algunos, que nos lleva hasta un final sorprendente, con el que se da solución a un dilema moral previamente planteado. Después añade un epílogo que inserta el desenlace en el mundo de la cotidianeidad.

Uno de los objetivos que para el autor es insoslayable, según declara, es no aburrir. Lo primero que habría que decir es que lo ha conseguido, pero sin renunciar a la profundidad. Gran parte de esta amenidad está conseguida gracias a un planteamiento formal clásico con un desenlace que no sorprende por los hechos acaecidos, sino por el cambio de propuesta en la investigación científica de John Farrel, que pasa de querer continuar la obra de músicos desaparecidos a querer desentrañar el futuro; es decir, ponernos ante una disyuntiva moral sobre la libertad, ya que todo sistema cerrado, y la vida lo es, está sujeto a una lógica, y a su vez esta podría ser reducida a unas leyes, según se desprende del tono ensayístico que logra en ocasiones, unas veces mediante el recurso platónico del diálogo y otras mediante reflexiones a cargo del narrador; aunque hay otros temas tratados como el papel de la ciencia en el mundo actual o si debería haber unos límites en su desarrollo. Otra razón por la que esta obra llega al lector con facilidad, se debe a la utilización de un lenguaje sencillo y directo que renuncia a un argot científico que parecería obvio, además de dotarlo de una agilidad considerable al ofrecer períodos oracionales no muy extensos y unos diálogos precisos. Si los apellidos Keitel, Bates y Farrel tienen relación con algún personaje cinematográfico o actor en la mente de todos,  podría entenderse como un homenaje del autor a unos géneros de dicho arte presentes en su relato.

Una ópera prima que nos hará pasar un buen rato, a la vez que siembra el desasosiego con interrogantes que se le plantean al ser humano actual.

 

                                                          

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.