Otoño 2012, ¿buena cosecha?

 

Por GERARD ALTÉS

Cuando se acerca el final del año natural, la mayoría de series, cuya emisión despega en  septiembre, cierra el talón de su temporada correspondiente. Vamos a sumergirnos en los finales de las cuatro series que hoy por hoy son el buque insignia: Homeland, Dexter, Boardwalk Empire y Sons of Anarchy.

No hace falta decir que soy plenamente consciente de que algunas están acercándose a su culmen final, mientras que otras se encuentran en su primera catarsis.

Serie

Temporada

Título episodio final

Espectadores USA

Homeland (Shotime)

The choice

2,29 millones

Dexter (Showtime)

Surprise, Motherfucker!

2,75 millones

Boardwalk Empire (HBO)

Margate Sands

2,73 millones

Sons of Anarchy (Fx)

J’ai obtenu de cette

4,60 millones

 

mejores-momentos

 

El momento de la temporada

Homeland: El gran momento de esta segunda temporada se produjo en el capítulo final, cuando vemos sincronizadas las imágenes de la ceremonia mortuoria de Abu Nazir y  la del gran atentado que barre a la cúpula de la inteligencia americana en el entierro del Vicepresidente de los Estados Unidos.

Dexter: Podríamos pensar que la última escena de la temporada es la más importante, cuando el futuro de Dexter queda en las manos de Debra empuñando una pistola; pero, en mi opinión, lo más acertado sería dar este honor al final  del capítulo 7×04 “RUN”. Dexter y Debra miran la chimenea por donde sale el humo proveniente de las cenizas de una víctima de nuestro asesino en serie predilecto, y Debra se pregunta “si estoy contenta, en qué me convierte esto”, y Dexter le da una respuesta extraña viniendo de él, “en humana”.

Boardwalk Empire: Sin duda, el momento apoteósico lo tenemos  en el penúltimo episodio, cuando Nucky Thompson se encuentra en la situación más precaria, ya sólo protegido por el poder negro de la ciudad. Es entonces cuando llegan los refuerzos desde Chicago, pero esta vez no de la mano del templado  y calculador Rothstein, sino del joven impetuoso y sediento Al Capone.

Sons of Anarchy: En esta quinta temporada de Sons of Anarchy hemos asistido a dos escenas mayúsculas, y  es difícil decantarse por alguna de las dos. Y la verdad es que no han faltado imágenes poderosas. La primera sería la de la  muerte de Opie, el gran compañero de Jax, que quizás no sea culminante para la trama, pero sí por lo que representa. La segunda, como no podía ser de otra forma, es en  la que aparece Juice borrando el tatuaje simbólico del Club de la espalda de Clay Morrow, mientras escuchamos la canción Whistler de White Buffalo.

 

¿En qué situación han quedado los protagonistas al final de esta temporada?

Homeland:  Carrie Mathisson sigue en una encrucijada, en la que finalmente toma partido por la CIA, y por encima de todo por su compañero Saul, a sabiendas de que la situación no puede ser más frágil tras el ataque; aunque de esta manera tenga que renunciar a su futuro con Brody.  Por su lado, el ex marine debe emprender ahora su exilio y nos sigue generando dudas, pero esto no es del todo malo, ya que, cuando confiemos ciegamente en Brody, la serie no tendrá motivo de ser… Por lo tanto, brindemos por muchos años de suspicacias.

Dexter:  Dexter Morgan acaba la temporada con la seguridad de que se encuentra cerca de la encrucijada final. Dos hechos marcan este impase:  su hermana se ve transfigurada en cómplice, cosa que nunca barajó; y por otro lado ha estado a punto de saltarse su código, con el único propósito de salvaguardarlo a él.

Boardwalk Empire:  Nucky sale reforzado de esta brillante tercera temporada. Ha visto los ojos a la muerte en una guerra a gran escala, que no sólo ha afectado a Atlantic City. Por primera vez todos los grupos que actúan al margen de la ley en la costa Este han tenido que tomar partido. Ahora Nucky sabe que ha de abandonar sus formas megalómanas y ponerse bajo el paraguas de su organización y dejar de ser la cabeza visible.  

Sons of Anarchy: Jax Teller ha vivido la primera temporada como President del Club, y, aun notando el peso del mazo, podemos decir que sale reforzado, aunque su figura se ha  oscurecido al final.

 

¿Por qué ver la próxima temporada?

Homeland: Porque la segunda ha superado a la primera en intensidad, siendo una cosa muy meritoria. Porque después de la bomba, se prevé que Carrie y Saul puedan hacer las cosas a su manera, sin intromisiones. Y, sobre todo, para saber si Brody se descarta como sospechoso, ¿aguantará escondido?… Homeland es, sin duda, la serie más prometedora en su tercera temporada.

Dexter: Porque es el final de un personaje, que con altibajos se ha hecho dueño de nuestro ser más oscuro, y es nuestro autoestopista, el que nos gusta recoger cada septiembre en las carreteras secundarias. ¿Se remendará?, ¿se entregará?, ¿morirá matando?…

Boardwalk Empire: Es una serie que exhala talento por todos lados, y con un guión denominación de origen HBO. Y cada temporada se erige en la piedra de toque del serialismo  televisivo, y porque por las alcantarillas de los “Felices 20” bajan más y más litros de whisky ilegal mezclado con sangre.

Sons of Anarchy: ¿Se consolidará el cambio en el club?, ¿está derrotado Clay Morrow?  O, como todo parece indicar, viviremos  el último envite en esta última temporada.

 

nuevos-personajes

 

Aparición de nuevos personajes o crecimiento del rol de personajes secundarios

Homeland:  Sin duda, uno de los nuevos personajes estrella de esta temporada televisiva ha sido el oscuro Peter Quinn, la profesión del cual es tener licencia para matar objetivos fijados por la agencia y desaparecer; aunque en el último momento parece tener su criterio. ¿Será él quien encuentre a Brody?               

Dexter: Cuando Isaak Sirko se perfilaba como la presa de esta penúltima temporada, a la postre, el personaje  que cogió más vuelo fue la incorregible Hannah McCay, que al parecer trascenderá en la próxima temporada. Y de ella puede depender qué clase de futuro le espere a Dexter Morgan.

Boardwalk Empire: No hay duda de que Gyp Rosseti, el excéntrico capo que casi acaba con el poder de Nucky, ha sido una de sus revelaciones. Pero de lo que más nos congratulamos de la serie de Terence Winter es  del control de los tempos;  por fin hemos visto erigirse a los tres personajes con más interés:  Mr. Charles White, Richard Harrow y el joven Al Capone.

Sons of Anarchy: Más que novedades en el frente, en esta temporada nos hemos visto sacudidos por la muerte inesperada de uno de estos baluartes de actores secundarios exquisitos. Pero también hay un halo de esperanza en el personaje que interpreta Jimmy Smits, Nero Padilla. 

 

¿Ha valido la pena invertir 13 horas para la sensación que deja el final?

Homeland: Homeland es una serie que no deja espacio a la calma. La tormenta siempre amenaza, y, cuando momentáneamente no lo hace, es peor –o mejor-, porque entonces ya estamos en el centro del huracán. La verdad es que viendo Homeland a lo largo de estos tres meses han sido incontables las veces que he hecho uso del pause, para recuperarme de tanta tensión acumulada. 

Dexter: En esta temporada los guionistas de Dexter han usado dos tramas narrativas paralelas, hasta que una se apagó prematuramente; aun así, parecen resonar ciertos ecos de sus mejores tiempos. Pero no se le escapa a nadie que se está haciendo largo este tramo final.

Sons of Anarchy: Ha sido una estimable temporada, como suele; pero, como ya apunté en un artículo reciente,  Kurt Sutter comienza a abusar de un mismo esquema que empuja unos desenlaces en los que, paradójicamente,  los personajes nunca cruzan el límite.●

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *