SE BUSCA

Categoría: Club Culturamas |

Se buscaPor JUAN LUIS MARÍN. Hombre o mujer (tanto monta, monta tanto, el conejo como el nabo). 18 – 45 años (orientativo). Educación básica y en buena forma física. Se valorarán idiomas y cualidades artesanales y mecánicas, así como el manejo de armas blancas y de fuego. Imprescindible: dotes de liderazgo. Conocimientos históricos, literarios y cinematográficos serán útiles, tanto en el desempeño de las funciones como para la correcta comprensión de los siguientes ejemplos prácticos:

– Atractivo y con carisma, como John Connor.

– Decidida como Louise Sawyer y valiente como Juana de Arco (abstenerse fanáticos religiosos e iluminados varios).

– Visionario como Tyler Durden (desdoblamiento de personalidad incluido para equilibrar la balanza de los impulsos en la toma de decisiones; los gastos de medicación y terapia correrán por cuenta del candidato).

– Imaginativo y resolutivo como V (la búsqueda de vendetta por tragedia personal se someterá a los intereses comunes, única  prioridad tras la aceptación del cargo en caso de ser elegido).

– Con dos cojones, como William Wallace, Espartaco y Leónidas.

– Con la serenidad de la Princesa Leia, la templanza de Arwen y los ovarios de Marion Ravenwood.

– Con sentido del humor, como John McClane (“yipi ka yei, hijo de puta”), Ford Fairlane (“huevos fritos con jamón, te los comes cuando quieras, pero follas siempre con condón”), o el españolito tipo al volante (“no me toques el pito que me irrito”).

– Brillante como Guillermo de Baskerville.

– Y entusiasta como Los Fraguel.

Interesados presentarse en cualquier punto del país, preferentemente La Capital, para liarla parda según su propia iniciativa. El objetivo: acabar con la crítica situación actual y prepararse para la inevitable aparición de su antagonista, líder de tendencias totalitarias que aprovechará el egoísmo de la sociedad pusilánime para emerger de entre la clase política y arrastrar a la masa en una vorágine de locura y caos. El ejemplo más claro, y no necesariamente más reciente, tenía bigote, no levantaba más de dos palmos del suelo y gastaba muy mala hostia (el angelito en cuestión).

Se garantiza: dolor y sufrimiento tanto físico como emocional; ausencia de descanso y / o derecho a ser feliz; pérdida traumática de cualquier relación, amistosa o amorosa, de nueva creación (las antiguas hará tiempo que se han ido a la mierda); constante sentimiento de culpabilidad, vacío y ausencia de fe, más allá de la basada en hostias, tiros y explosiones; servirá de inspiración a los demás sin que nada le inspire; y morirá, seguramente ejecutado de la forma más cruel por sus enemigos, sin llegar a ver los frutos de tanta jodienda.

A los que se lo tomen a guasa, que les den por culo.

¿Algún voluntario?

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *