Javier Sierra y “El maestro del Prado”

 

el-maestro-del-prado

El maestro del Prado. Javier Sierra.

Actualidad editorial: Javier Sierra, uno de los escritores españoles más vendidos tanto dentro como fuera de nuestro país, propone en su nuevo libro, El maestro del Prado, un viaje muy especial por las salas de un museo único, el Prado. Un recorrido que puede cambiar la percepción que del arte se tiene, y que se convertirá en referente para todos aquellos visitantes de esta pinacoteca que quieran ver más allá de lo que muestran sus pinturas.

 

Para llevar a cabo este viaje iniciático, el autor urde una envolvente trama que tiene como hilo conductor la presencia y las enseñanzas de Luis Fovel, un hombre misterioso al que un joven Sierra conocerá una tarde de finales de 1990 frente a La Perla, una de las mejores tablas de Rafael. A partir de ese encuentro, Fovel recorrerá con Sierra las salas del museo y le mostrará las claves para desentrañar los enigmas que esconden los cuadros renacentistas, proporcionándole una serie de pautas que llevarán al escritor mucho más lejos de lo que jamás hubiera imaginado.

 

¿Para qué se inventó el arte? ¿qué función tenía y ha tenido el arte para el hombre?”, reflexiona el autor. “Tenemos que remontarnos a la época de las cavernas, cuando nuestros antepasados, los primeros sapiens, comenzaron a pintar trazos bidimensionales con una función claramente trascendente. El arte no tenía una función estética ni decorativa, sino espiritual, para acercar al hombre a lo trascendental. Esa función se ha ido perdiendo en el arte con los años, sin embargo algunos pintores quisieron mantener ese cometido más sagrado.” En un recorrido por el museo, Sierra presenta los cuadros que marcaron su aprendizaje, y que ahora comparte con los lectores. 

 

delicias

El jardín de las delicias, del Bosco.

Para empezar un cuadro plagado de arcanos, El jardín de las delicias del Bosco. Este cuadro fue una especie de herramienta para los fieles de un movimiento herético, los Hermanos del Espíritu Libre, los adamitas, un culto que prefiguró el interés por el cuerpo humano y que surgió entre los artistas de esa época. Los adamitas espiritualizaron la erótica, no veían el desnudo como una incitación a la lujuria. Es el único cuadro no firmado por su autor, que sí llegó a incluirse en un especial autorretrato (solo hay un personaje vestido). Felipe II en su lecho de muerte, mandó rodearse de sus queridas reliquias cristianas, y de un cuadro, este, la pintura más extraña de su colección, ¿por qué?

En La Perla de Rafael, se da a entender que Jesús y Juan el Bautista fueron dos mesías nacidos simultáneamente en Galilea, un secreto sugerido una y otra vez en la iconografía de la época. El arte vuelve a ser una puerta hacia el mundo espiritual.

La Gloria de Tiziano, el impresionante cuadro que se encuentra a la entrada del museo, se debe entender literalmente como una puerta para acceder al más allá. Fue un lienzo ante el que el emperador Carlos V entraba en trance y una de las posesiones que se permitió en su retiro de Yuste.

 

A los pintores del Renacimiento afirma el autor –más bien, ese reservado personaje que da título al libro-, se les puede considerar miembros de una especie de sociedad mística. Todo está relacionado. La mayoría de los cuadros del Prado solo son accesibles cuando se conocen las creencias de sus autores y el contexto en el que fueron pintados. “El arte solo funciona cuando maravilla”. Y procurar descubrir los códigos sutiles, los mensajes equívocos que explican la verdadera intención del pintor, ese lenguaje simbólico que todos conocían entonces y que ahora se ha perdido, puede convertirse en una experiencia irrepetible. Porque, visiones místicas, anuncios proféticos, conspiraciones, y hasta herejías, inspiraron a maestros como Rafael, Tiziano, Jerónimo Bosco, Juan de Juanes, Botticelli, Brueghel el Viejo o el Greco.

 

Javier Sierra. Foto © Álvaro Trigueros.

Javier Sierra. Foto © Álvaro Trigueros.

Javier Sierra (Teruel, 1971) es el único autor español contemporáneo que ha logrado situar sus novelas en el top ten de los libros más vendidos en Estados Unidos. Sus obras se traducen a más de cuarenta idiomas y son fuente de inspiración para muchos lectores que buscan algo más que entretenimiento en un relato de intriga. Formado en el mundo del periodismo –fue director de la revista Más Allá de la Ciencia durante siete años, además de presentador y director de espacios en radio y televisión-, en su haber figuran títulos como La cena secreta, La dama azul, La ruta prohibida, En busca de la Edad de Oro, Las puertas templarias, Roswell: Secreto de Estado, La España extraña o El secreto egipcio de Napoleón.

El maestro del Prado y las pinturas proféticas.  Javier Sierra.  Editorial Planeta, 2013.  324 páginas.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.