A la vuelta de la esquina

 

Arcade Fire - 2013

 

Por Juan Antonio Navarro.

Por suerte para todos, son bastantes los grupos que no creyeron una sola palabra de los mayas y, en lugar de gastar el pasado 2012 despidiéndose de la vida como haría cualquier terminal, lo pasaron encerrados en estudio componiendo con el fin de regalarnos mucha música con la que celebrar que, para bien o para mal, el mundo continúa, comprimido en discos y cartón.

En España ya estábamos saturados de catastróficas profecías, así que una más venida de hace tres mil o cuatro mil años no preocupó demasiado a nadie. Qué se lo digan al Sr. Chinarro, que entró al Red Bull Studio de Madrid con músicos como Anni B Sweet, Zahara o La Habitación Roja, y salió con un Enhorabuena a los cuatro que será de todos a partir del 25 de febrero. Un día después verá el sol el primer LP de Kuve, Regresión, con la contundente voz de Maryan Frutos y las armonías de Carlos Otero al frente de un potente repertorio que ya semianticiparon el pasado 23 de enero en la sala Costello de Madrid. Prometen.

 

Los que no prometen, porque no lo necesitan, son Dorian, que tras La ciudad subterránea y la gira con Love of Lesbian por España abandonaron definitivamente el lado casper de la escena indie en España. El pasado año viajaron a Ciudad de México, donde gozan de buena salud, para grabar su tercer largo: La velocidad del vacío. Más electropop el 4 de marzo en las mejores tiendas. Por el momento pueden probar con el adelanto, la canción “Los amigos que perdí”.

Otros consolidados con sólidos seguidores son los granadinos Lori Meyers, que vuelven con Impronta, el quinto ya. Grabado en un hotel rural de la Sierra de la Parapanda, será publicado el 19 de marzo, el día del padre. La banda ha anunciado que adelatarán tres temas. Hasta ahora, solo “Planilandia”. Sigamos esperando.

Esperar. Hemos tenido que esperar tres años a que Miss Caffeina sacase algo nuevo, esta vez con Warner tras de sí. Se llamará De Polvo y Flores, y ya adelantaron a All Magazine que será un álbum menos arreglado que los anteriores, más simplificado pero también más intenso, ideado especialmente para un excelente funcionamiento en los directos. Pueden oírse tres: “Modo Avión”, en versión acústica, “Disfraces” y “Hielo T”, el mejor tema hasta ahora, de los que no te sacas de la maldita cabeza.

No son los únicos, faltaría más. También publican nuevos trabajos Quique González, La Sonrisa de Julia o Facto Delafé y las Flores Azules, entre otros. Pero no cabe todo y quien elige siempre granjea enemigos, como en el patio del colegio. Pero salgamos de España. Que hay sorpresas para rato.

Todo apunta a que 2013 será el año de las viejas glorias, aunque ésta, la gloria, haya que ganársela una y otra vez. Vuelven nada más y nada menos que Black Sabbath y Deep Purple, padres venerados del heavy-metal. Los primeros con la buena noticia del retorno de Ozzy Osbourne y del resto de la formación original, salvo el batería Bill Ward que será reemplazado por Brad Walk de Rage Against The Machine, a cargo de 13. Sí, 13, el de la mala suerte, estará listo aproximadamente para junio. Un poco antes, el 26 de abril, el regreso de los segundos tras siete años mirando las musarañas, con un nuevo vástago que aún está por bautizar. No nos importa. Como si dedicen llamarlo Shin-chan. Han vuelto y punto.

Otros dioses que se dignan descender del olimpo este año son Bon Jovi y U2. Los de Jon con What about now, del que ya han anticipado un single: “Because we can”. Los de Dublín sin noticias, salvo que saldrá alrededor de septiembre. En realidad, poco importa. La buena noticia de un nuevo disco de Bon Jovi o U2 es que va unido de una gira en la que oír los viejos y grandes hits. Un poco pesimista, sí. Quizá esta vez -especialmente Bon Jovi- se acerquen más a lo que un buen día llegaron a ser.

No tan mítica pero en mejor estado de forma está Queens of the Stone, que desde hace unas semanas ha estado enviando crípticas e indescifrables notas de prensa aquí y allá para despistar. Como estrategia de marketing funciona, aunque no les hace ninguna falta. Jesse Hughes, líder de Eagles of Death Metal, ya ha confirmado lo que todos predecíamos del nuevo trabajo de Josh Homme, David Grohl y compañía. Que va a ser cojonudo. “Nobody to love” el primer single.

Mucho se espera también de los canadienses Arcade Fire tras el magistral The Suburbs, y cuyo batería ya ha anunciado cuarto LP. Menos, mucho menos, se espera de The Strokes tras el decepcionante Angles. Y es que desde el Is This It, un auténtico discazo, todo ha ido a menos, y nos han venido regalando dos o tres superhits de oro y un montón de paja por álbum. Es lo que ocurre cuando los componentes de una banda no se soportan. Comedown Machine, sin fecha.

Y para los hipsters he dejado las dos últimas noticias. La primera, Ghost on Ghost, el regreso del barbudo Iron & Wine en el que sonarán además músicos jazz invitados y la maravillosa voz de Antony and The Johnsons. Un cóctel que hace la boca agua. La segunda, Mala, el nuevo trabajo del trovador, del hipphindú, del dios del cielo, del relámpago, del trueno y de la lluvia. Devendra Banhart is coming. 11 de marzo. Y un servidor lo celebra.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *