Herta Müller: El círculo vicioso de las palabras

 

“Qué curiosas son las circunstancias que llevan a un niña que cuidaba vacas en el valle a este edificio de la ciudad de Estocolmo. Me veo desbordada una vez más, como en tantas otras ocasiones.”

 

mullerCon estas palabras inició Herta Müller su discurso en el banquete con motivo de la entrega del premio Nobel, el 10 de diciembre de 2009. En la Casa del Lector, el Goethe-Institut muestra con Herta Müller: El círculo vicioso de las palabras, una exposición que recorre la vida y la obra de la escritora y ganadora del premio Nobel rumano-alemana. La exposición rastrea la vida de la autora desde su infancia en el Banatosuabo hasta la concesión del premio Nobel de Literatura.

 

La muestra está formada por documentos y fotografías familiares de Herta Müller y por entrevistas televisivas en las que habla sobre su vida en Rumanía y en Alemania, sobre su emigración, su escritura y sus motivaciones. Intervienen compañeros de camino como los escritores del “Grupo de acción Banato”; los extractos de documentos de la policía política rumana (la Securitate) dan cuenta de la rigurosidad y la misantropía de aquel sistema político. La exposición es una versión reducida y reelaborada de la muestra “Las joyas frías de la vida”, que desarrolló la Casa de Literatura [Literaturhaus] de Berlín y que se pudo ver, entre otros lugares, en la Casa de Literatura de Múnich. Ambas exposiciones las comisariaron Lutz Dittrich y Ernest Wichner, dos reconocidos expertos de la obra de Herta Müller.

 

Otra componente de la exposición son los collages que la autora ha compuesto desde finales de los ochenta. Los collages que se presentarán en el marco de la exposición son recientes, además de inéditos en castellano y provienen de su último libro “Vatertelefoniertmit den Fliegen” (Padre habla por teléfono con las moscas; HanserVerlag, 2012). Estas obras, muestran una faceta menos conocida de su obra creativa.

 

Herta Müller (Nitzkydorf, 1953), descendiente de suabos emigrados a Rumanía, es uno de los valores más sólidos de la literatura rumana en lengua alemana. Müller, que con la concentración de la poesía y la franqueza de la prosa, describe en su obra el paisaje de los desposeídos, es un fiel reflejo del destino de las minorías alemana en los países del centro de Europa que, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, quedaron tan desprotegidas. Ella que creció en el seno de una de esas familias, supo compaginar dos culturas diferentes y profundizar en el conocimiento de los dos países. Estudió Filología Germánica y Románica en la Universidad de Timisoara y se vio obligada a salir del país por su relevante papel en la defensa de los derechos de la minoría alemana. Desde 1987 vive en Berlín. Herta Müller, Premio Nobel de Literatura 2009, ha sido galardonada también con los premios Aspekte (1984), Ricarda Huch (1987), Roswitha von Gandersheim (1990), Franz Kafka (1999) y Würth (2006), entre otros. Entres sus obras destacan: En tierras bajas, El hombre es un gran faisán en el mundo, La piel del zorro, La bestia del corazón, Hoy hubiera preferido no encontrarme a mí misma, Todo lo que tengo lo llevo conmigo, El rey se inclina y mata, o Hambre y seda.

 

Hasta el 31 de marzo.

Casa del lector – Matadero Madrid (Paseo de la Chopera, 14)

Más información en: http://www.mataderomadrid.org/

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *