Entrevista a Alis: “Es fácil caer en lo evidente y que te terminen comparando con unos y otros”

Categoría: Actualidad,Música | y tagged con | | |

 

Doc4

 

Por Cristina Consuegra.

Alis, nombre tras el que se encuentra el músico Pachi García, acaba de publicar ‘Cantos de ocasión’ (Warner Music, 2013), quinto álbum de estudio en su trayectoria profesional. Sin mirar atrás en exceso, pero midiendo el eco del resto de sus trabajos, especialmente, ‘Material de disección’ (2011), Pachi ha hecho un severo y necesario ejercicio de introspección sonora para ‘Cantos de ocasión; el resultado es un conjunto de muy buenas canciones, de diverso pelaje, algunas arriesgadas y de digestión pausada, que sitúa a Alis en un territorio propio, muy difícil de alcanzar y definir en el acontecer musical. Un territorio que Alis ha edificado a su medida.

 

Cantos de ocasión, es tu quinto álbum de estudio, un trabajo en el que parece que no has dejado nada para la improvisación. Todo está bien medido. Un álbum que destaca por un cambio de paso en tu trayectoria y por un sonido maduro. En relación con la creación de este larga duración, dos preguntas: ¿cuál es la primera canción o idea desde la que surge ‘Cantos de ocasión’? ¿Y tuviste claro desde el principio la textura sonora del álbum, ese cambio de registro?

El primer tema fue el que da nombre al álbum, fue el primer corte compuesto y maquetado, el Leitmotiv del disco, lo único que tenía claro es que no quería que nada sonara a las demos que había hecho, quería ir en dirección totalmente contraria a la idea inicial, rápida, fresca pero sin sentido alguno dentro de mi percepción de la música que quiero hacer en estos momentos, solo con interpretar todo de nuevo, con eso claro y con la presencia de Suso en el estudio, fue suficiente para hacer que las pistas fueran en la dirección correcta.

 

Ese sonido maduro al que hago referencia, ¿se soporta en la experimentación, en que este no es un álbum tan lineal?

No sé si es un sonido maduro o adolescente o si los grupos adolescentes tendrían que sonar maduros; es sonido contemporáneo y para mí, en este momento en el que me encuentro, es suficiente. La experimentación forma parte de mí desde siempre, aunque a veces es cierto que se acentúa de una manera más evidente.

 

Tengo la impresión de que el álbum es de digestión pausada, que es de largo recorrido por lo que tiene de introspección, de no querer atender a tendencias. ¿Es así, consideras que este trabajo requiere de más escuchas que otros anteriores?

Así lo creo, sí, así son los discos que me gustan, el tiempo se comporta bien con ellos. Lo que no tengo tan claro es que todo el público piense como yo, desde aquí les pediría paciencia y si alguna vez se fijaron en algo de lo que hice que le den su oportunidad a este disco, se llevarán una grata sorpresa; pero como digo, con algo de paciencia, en cualquier caso, el trabajo estará ahí siempre si no les apetece ahora ya encontrarán el momento.

 

¿Y podemos considerar ‘Cantos de ocasión como una suerte de evolución madura y natural de ‘Material de disección (2011)?

Creo que tiene que ver más con el anterior disco que con los primeros, sí; si fuera de otra forma estaría haciendo algo mal. Supongo que mi evolución natural es esta, estoy contento con ella y supongo que será la pauta a seguir.

 

¿En qué se diferencia ‘Cantos de ocasión del resto de tu trabajo?

Básicamente en el aprendizaje de cada día, aprendo de cada persona que conozco o de aquellas con las que trabajo, produzco, mezclo o compongo. Creo que hay que estar abierto a captar lo mejor de cada individuo, me interesa la cultura en general venga de donde venga y eso me hace esforzarme a la hora de escribir y de dar forma a los discos, aunque mi sensación a veces, en este país, es de que cuanto más trabajado está un texto o una producción, menos aceptación tiene por parte del gran público, pero bueno, eso puede ser solo eso, una sensación.

 

¿Cómo ha sido trabajar con Suso Saiz en la producción?

Suso saca lo mejor de mí, tiene ese don, a veces sin hablar, sólo con un gesto o un silencio; además tengo la suerte de ser su amigo, lo cual me ayuda mucho en la vida en general, sus consejos siempre son sabios, justo como lo que es.

 

¿Cómo ha influido el directo, la cantidad de conciertos ofrecidos, en la concepción y producción de ‘Cantos de ocasión’ ?

Pues no sé si mucho, prefiero hacer los discos y luego adaptarlos al directo y no dejarme llevar por los temas más coreados y laureados o los más oscuros e introspectivos, es la forma de hacer los discos más sinceros. Quizá piense así porque no me llegó el momento de sostener un éxito desmesurado del que dependan los sueldos de mucha gente, si esto me ocurriera tendría que tener el valor de seguir arriesgando y poner en juego muchas cosas. En fin es fácil hablar desde este punto de vista, respeto cualquier decisión contraria por supuesto.

 

ALIS-C~1Los que llevamos cierto tiempo escuchándote nos hemos sorprendido gratamente- por diversos asuntos que soportan el álbum. Uno de ellos son las letras. ¿Cómo has trabajado este tema?

Pues dedicándoles muchas horas, días y semanas, no dejando de cambiar cosas hasta la última pista de voz y colaborando de nuevo con Telemako y Cris, ellos saben bien dónde poner los cimientos de algunos de mis mejores textos, viene siendo así desde hace años y lo seguirá siendo mientras quieran.

 

Hablemos ahora de algunas canciones que componen el esqueleto de ‘Cantos de ocasión. Me parecen distintas y profundas Palabras que compré, El país de mis digestiones y Donde no llega el humo, ¿qué nos puedes contar sobre ellas?

La distinción básica es la producción, dos de ellas a piano y voz y El país de mis digestiones completamente radical en ritmo y tempo de cada instrumento además de un cierto riesgo exagerado en la creación de las pistas de voz y coros; esta última fue la más difícil de encajar dentro del disco, Suso no la veía como estaba en las demos y ni siquiera como la grabamos para el disco. Fue una versión de última hora hecha en casa, casi a punto de cerrar la grabación para mezcla la que hizo posible que el tema formara parte de este álbum y se convirtiera en el favorito de muchos; Donde no llega el humo forma parte del concepto, Palabras que compré es una de mis favoritas.

 

El tracklist es muy acertado, ¿cómo llegaste a este orden final?      

Es de las cosas más importantes de un trabajo para mí, ya sea en estudio o en directo; si el setlist no es el adecuado, todo puede dejar de tener sentido, también requiere su tiempo, claro, como todo en la vida.

 

Sobre tu voz se apoya buena parte de tu identidad como músico. En ‘Cantos de ocasión, también se presenta con ciertas diferencias respecto a otros álbumes. Quizá se presente más amarga y oscura. ¿Qué me puedes contar sobre el tratamiento de la voz en ‘Cantos de ocasión’ ?

Emilio Saiz, compañero de escenario e hijo del maestro, me dijo un día después de un concierto, tío tienes una voz espectacular, ¿por qué no la sacas en los discos? Y me hizo reflexionar. A veces me da miedo hacer cierto tipo de cosas por puro prejuicio, así que decidí encontrar un punto intermedio entre la voz más desatada de los directos y la más contenida del estudio de grabación. Creo que estoy cerca de lo que quería conseguir con esta idea, el resultado me gusta, espero poder avanzar en el siguiente trabajo.

 

Tu trabajo está muy marcado por la presencia de lo cinematográfico. De hecho, en alguna otra entrevista que te he hecho, tu vida, por distintos motivos, está muy marcada por el cine. Sin embargo, en este trabajo, esa huella es menos reconocible que en ‘Material de disección o ‘Mínimo’, por citar algunos. ¿Tienes esa impresión? Y en caso afirmativo, ¿por qué?

No me había fijado en eso, el cine sigue siendo parte muy importante en mi vida pero quizá de forma natural a veces me alejo de las canciones o arreglos que creo haber hecho en su momento, en este caso no ha sido premeditado, ha sido de forma natural, pero igualmente creo que la musicalidad cercana al cine o a una imagen en concreto sigue existiendo en muchos de los cortes.

 

Llevas en esto de la música unos cuantos añitos, además, ocupas diversas profesiones. Como creador, como músico has conseguido crear un territorio sonoro propio, asunto harto complejo en la escena nacional por cómo está configurada en la actualidad. ¿Qué es lo mejor y lo peor de tener una identidad musical tan reconocible y al margen?

Te agradezco mucho la apreciación, creo que no es fácil, que hay que pensar mucho y estar atento a lo que pasa a tu alrededor para conseguir algo así, no vale solo con dejarse llevar por tus influencias porque seguro que hay alguien que ya anduvo ese camino o de alguna manera lo intentó; si no das una vuelta de tuerca a todo es fácil caer en lo evidente y que te terminen comparando con unos y otros, además de que a veces es lo más fácil de hacer por parte de los demás, claro.

 

¿Cómo vas a presentar este trabajo sobre el escenario? ¿Sufre muchas modificaciones respecto al lenguaje del estudio?

Los directos han de ser algo diferentes a las grabaciones; adaptaremos los temas de discos anteriores a nuestra forma de ver las cosas en la actualidad y esperamos que ese concepto sea del agrado de todos. Si no es así tendremos que replantearnos el seguir o no en esta línea porque la verdad disfrutamos haciendo estos cambios y adaptaciones y no nos apetece hacerlo de otra manera, de momento.

 

Escucha ‘Cantos de ocasión’ de Alis en Spotify

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.