Franck Thilliez regresa con “Atomka”: «¿Qué criminal arroja mujeres inconscientes a lagos helados?»

Categoría: +Actual,Al filo | y tagged con | | | |

 

¿Has tenido vértigo alguna vez, saber que te morirás de miedo y, sin embargo acercarte cada vez más al vacío? Entre la vida y la muerte existe una frontera, algunos la han explorado.

 

Atomka, de Franck Thilliez.

Atomka, de Franck Thilliez.

Actualidad editorial: Tras poner el corazón en un puño a miles de lectores con sus anteriores novelas El síndrome E y Gataca, el escritor francés Franck Thilliez regresa a nuestro país para presentarnos un nuevo caso de la teniente Lucie Henebelle y el comisario Franck Sharko, Atomka. Ahora los protagonistas viven juntos en París, donde se reponen del drama que ha estado a punto de separarlos. Intentan tener un hijo, en vano. Unos días antes de Navidad, lo que les espera está lejos de ser el anuncio de un feliz acontecimiento: a la hora en que la gente se recoge para entrar en calor, el frío, la muerte y los recuerdos malditos se convocan.

 

Franck Thilliez construye sus novelas con precisión, documenta sus tramas con exhaustividad de investigador, y escribe sus páginas con la pasión de un lector voraz: «Veo thrillers, leo thrillers y vivo con thrillers. Acabé la investigación acerca de Atomka en enero de 2011 y, acto seguido, comencé a escribir el libro. Antes de iniciar mi larga fase de documentación en torno al átomo en 2010, solo conocía la catástrofe de Chernóbil a grandes trazos: la explosión de uno de los reactores, la nube radiactiva que recorrió Europa o las consecuencias en la salud. En el curso de mi investigación, lo que para mí no era más que un terrible accidente se reveló como una de las peores plagas que jamás haya conocido la humanidad

 

Un periodista de sucesos es encontrado muerto en el congelador de su casa. Una periodista de investigación que desaparece mientras lleva a cabo una serie de entrevistas sobre un caso explosivo del que nadie conoce detalles; la única huella que parece haber dejado es su nombre garabateado en un papel que conserva un niño vagabundo y muy enfermo. Al mismo tiempo, un caso sin resolver de mujeres secuestradas vuelve a salir a la superficie: víctimas arrojadas vivas pero inconscientes a lagos prácticamente congelados. ¿Qué une todos esos hechos? Lucie y Sharko se enfrentarán al lado más oscuro del mal en este caso, en el que seguirán la pista de dos periodistas con ganas de descubrir una terrible red de experimentación con humanos para lograr la deseada e inalcanzable inmortalidad. De las montañas del norte de Francia al desierto de Nuevo México, de Chernóbil a Atomka, un centro atómico soviético, la pareja de policías hará frente a un terrible complot, cuyos orígenes se remontan al Proyecto Manhattan, aquel que construyó la bomba que terminaría arrasando Hiroshima y Nagasaki en 1945 e inauguraría la Era Atómica.

 

Franck Thilliez.

Franck Thilliez.

«A pesar del progreso, de la tecnología y de una seguridad mucho mejor, el hombre sigue estando desarmado ante el átomo. No quiero siquiera imaginar el aspecto del mundo de hoy si el núcleo de uno de los reactores se hubiera fundido y se hubiera hallado al aire libre. Afortunadamente en Fukushima, al contrario que en Chernóbil, había muros de contención que evitaron lo peor. Proseguí entonces la escritura, pero algo había cambiado. El pasado me había alcanzado y dudé durante mucho tiempo si proseguir o no por la vía que me había fijado, pero finalmente me ceñí al plan original. Comencé este libro convencido de que no volvería a reproducirse una catástrofe como la de Chernóbil. Lo acabé con sabor a átomo en los labios

 

El autor francés dibuja una pareja de policías conmovedora por la extrema fragilidad que aparece tras su aparente dureza. Ambos se descubren ante el lector como seres vulnerables ante la vida que los ha sacudido con fuerza, disfuncionales en las relaciones sociales y marcados, irremediablemente, por hondas cicatrices emocionales. A través de ellos, seguiremos un caso apasionante y complejo, pero también conoceremos el día a día de dos policías. El lector traspasará el umbral de sus casas con ellos, vivirá su insomnio, soñará sus pesadillas y sufrirá su soledad.

 

Atomka.  Franck Thilliez.  Traducción de Joan Riambau.  Editorial Destino, 2013.  560 páginas.  21,00 €

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.