“Dies irae”, César Pérez Gellida da continuidad a “Memento mori”

 

En la mayoría de historiales sobre asesinos múltiples suele apreciarse un período de tiempo concreto en que el criminal se mantiene alejado de cualquier impulso homicida… Hasta que inevitablemente vuelven a reincidir. En el caso de Augusto Ledesma, ese lapso de enfriamiento asesino ha durado apenas unos meses, justo lo que ha necesitado para tomar una nueva identidad e instalarse en la peculiar ciudad italiana de Trieste. Es allí donde se pone de nuevo en marcha la sanguinaria máquina de este implacable psicópata.

 

Dies irae, de César Pérez Gellida.

Dies irae, de César Pérez Gellida.

Actualidad editorial:

Con Memento mori, su primera novela, César Pérez Gellida inició lo que ahora se está ya configurando como una más que prometedora producción novelística. Cosechó grandes éxitos tanto de ventas como de crítica y obtuvo el Premio Racimo de oro de literatura. Memento mori era la primera parte de una trilogía, Versos, canciones y trocitos de carne, que ahora tiene su continuidad con Dies irae y que se cerrará con Consummatum est. La escritura de Pérez Gellida es tan visual y cercana al género cinematográfico que consigue atrapar al lector en ese halo morboso y sobrecogedor que rodea todo acto criminal; hasta el punto de convertirle en un observador cómplice del mismo.

 

Augusto Ledesma va a continuar matando, es algo que ya no puede evitar, sus impulsos psicológicos y sus ansias de muerte son cada vez más arrolladores. De Valladolid, localidad en la que comenzó a escribir su siniestra partitura, se ha trasladado a Trieste, la hermosa ciudad a orillas del Adriático muy cercana a la frontera italiana con Eslovenia. Hasta ahora ha conseguido eludir cualquier sospecha, y con una nueva identidad, comenzar a tachar nombres de su elaborada lista de presas potenciales. El inspector Ramiro Sancho, que daba por muerto a Ledesma, no dudará un segundo en trasladarse hasta allí, y en colaboración con la inspectora Galo iniciar una nueva y apremiante persecución del asesino. Entretanto, al otro lado de la frontera, concretamente en Belgrado, el psicólogo criminalista Armando Lopategui, en compañía de su hija Erika, se afana por continuar con su personal lucha contra las mentes criminales que ensucian el mundo. En la capital serbia, Carapocha intentará liquidar a un antiguo general serbobosnio y genocida impenitente de la guerra balcánica, al que directamente acusa de la muerte de su esposa. Considera que de esta forma podrá zanjar cuentas con un pasado del que no termina nunca de despojarse.

 

                «Con la mirada, le agradecí que no se hubiera ensañado con mi cuerpo. De alguna forma, noté que él también me respetaba. Proporcionarme una muerte digna le honraba. Anticipé lo siguiente que habría de ocurrir: en unos segundos, me quedaría dormido antes de que se me parara el corazón. Una muerte dulce, como atrapado eternamente en una nube

 

En una novela actual donde confluyen los elementos más consustanciales al género negro, el thriller y la intriga, sería impensable que los acontecimientos no se desarrollasen con la misma celeridad que las acciones criminales. Así, hay momentos en que el ritmo narrativo del libro se vuelve realmente frenético, y otras, acompasado a la música que inunda muchas de sus páginas. Si en Memento mori fue Bunbury quién prestara las letras de sus canciones para titular los capítulos, en Dies irae serán las del grupo musical Vetusta Morla las que se encarguen de hacerlo. Música y poesía se combinan en una banda sonora que acompaña continuamente al asesino.

 

               «Un asesino que demuestra ser organizado no tiene escapatoria si le cazan, pero tiene muchas más probabilidades de que nunca den con él

 

César Pérez Gellida.

César Pérez Gellida.

César Pérez Gellida nació en Valladolid en 1974. Es Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y Máster en Dirección Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid. Ha desarrollado su carrera profesional en distintos puestos de dirección comercial, marketing y comunicación en empresas vinculadas con el mundo de las Telecomunicaciones y la Industria Audiovisual hasta que en 2011 decidió trasladarse con su familia a Madrid para dedicarse en exclusiva a su carrera de escritor.

 

Dies irae.  César Pérez Gellida.  Editorial Suma de Letras, 2013.  552 páginas.  19,00 €

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.