“Tres Cabrones” de Melvins

Categoría: Crítica,Música | y tagged con | | | | |

 

130919-melvins

 

Por Javier Elba.

Veintiún discos en veintiséis años. Así se resume a día de hoy la discografía del grupo encabezado por el guitarrista y vocalista Roger “Buzz” Osborne. El que nos ocupa es el último, pero el primero en llevar el título en castellano.

En esta ocasión, Dale Crover cede las baquetas al que fuera batería original de la banda, Mike Dillard, y ocupa el puesto de bajista.

Pasemos, pues, a analizarlo:

El LP que sucede al CD de covers “Everybody Loves Sausages” comienza con energía y potencia en sus tres primeros cortes, siendo el más rompedor “City Dump”. Puro estilo “Melvin”: guitarra sucia, bajo martillador y ritmo de batería lento a la vez que acompasado que, en cuestión de segundos, se convierte en una ráfaga.

Los cánticos tradicionales son los más cortos de todas las pistas ya que ninguno pasa del minuto veinte. Son tres: “Tie My Pecker to a Tree”, que se suele cantar en los campamentos de Norteamérica; “99 Bottles of Beer”, una composición estadounidense de mediados del siglo anterior, que deriva de la inglesa “Ten Green Bottles”, empleada en largos viajes y que presenta la siguiente estructura:

“99 bottles of beer on the wall, 99 bottles of beer.
Take one down, pass it around, 98 bottles of beer on the wall…”
 

Por supuesto, esto puede llegar a ser bastante agotador y terminar sacando de quicio al oyente como lo hacía Andy Kaufman. Por lo que “Los Melvins” deciden acortarlo al ritmo de “Beer! Beer! Beer! …”. El tercer himno se titula “In The Army Now” y la letra está modificada por Osborne para captar más adeptos a la “Melvins Army”, similar a lo que siempre hizo el grupo Kiss.

melvins-0806“Dogs and Cattle Prods” presenta la mayor duración y es la más cambiante en todo su conjunto. “Buzz” hace uso de una guitarra acústica en el tramo final después de haber estado tocando un solo de eléctrica y la batería parece poner punto y final en el 2:34 pero, 22 segundos después, cambia de registro para dar paso a una voz distorsionada.

“I Told You I Was Crazy” es una constante desfiguración sonora sobre una base que bien podría haber compuesto Tony Iommi. Recuerda a esos riffs cargantes tan característicos de Black Sabbath. El soniquete de una pantalla de videojuego al término de la escucha es lo que acaba por volvernos tarumba.

Si tenemos que quedarnos con la canción trash de todo el listado, “Stump Farmer” se lleva la palma.

También hay cabida para dos versiones que son las que cierran el disco: la punkarra “Walter’s Lips” de The Lewd y una adaptación de “Fascists Eat Donuts” de The Pop-O-Pies titulada “Stick’em Bitch”, que nos deja con un gran sabor de boca y ganas de más.

Venimos diciendo que es el nuevo y último disco, pero nueve de las doce pistas que lo integran fueron compuestas tiempo atrás. Algunas de ellas en los ochenta.

Da gusto ver cómo un grupo, en el que sus miembros actuales se codearon con Kurt Cobain y llegaron a formar la banda de noise rock y grunge Fecal Matter, sigue teniendo un repertorio tan vasto.

Estos “Tres Cabrones” han sabido ser leales a su estilo y hay que quitarse el sombrero ante ellos porque saben ganarse al público ofreciendo espectáculos únicos, como la gira “51 States in 51 Dates” de hace unos meses. Aunque, en aquella ocasión, Trevor Dunn era el bajista y Crover el batería.

You’re in the Melvins Army now, bitch!

 

Escucha Tres Cabrones de Melvins en Spotify

 

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a “Tres Cabrones” de Melvins

  1. Hello there, Tidy publish. Likely to issues with your web site in world wide web traveler, may possibly follow through? Firefox ‘s still the marketplace boss and a big component of folks will leave your superb publishing just for this difficulty.

    proxy provider
    14 diciembre 2013 at 12:40 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *