Columnistas: Los nuevos rostros del género

Categoría: Más cultura,top1 | y tagged con | | |

Por Clara Felis

Estar dentro de la veintena, ser columnista y que te tomen enserio, parece fácil pero no lo es. Así,estos dos jóvenes periodistas comenzaron su andadura en periódicos regionales y poco a poco han logrado que su firma tome fuerza incluso a nivel nacional. Analizar la actualidad de forma irónica y generar debate han sido algunas de las herramientas que han utilizado y con las cuales han ido rejuveneciendo un género que se encuentra en plena transformación con voces como la de ellos.

Tomaron referencias de históricos del género como Julio Camba, Francisco Umbral o actuales como Manuel Jabois y así fueron creando un estilo y una voz propia que responde a las preocupaciones tanto de la gente de su generación como de las anteriores. Enlazar anécdotas de  la vida cotidiana con la actualidad política, social o cultural les ha valido para que su rostro y su nombre tengan un espacio y unos seguidores asiduos. “Con mis amigos de la carrera siempre discutía sobre temas políticos y esos debates fueron los que me llevaron a escribir opinión”, comenta Juanma Fernández (25 años) columnista del Heraldo de Aragón y redactor en ABC.

JUANMA FOTO2Foto de César Catalán

 Su andadura comenzó con un blog en La Vanguardia, que fue el que le abrió las puertas al medio que luego le transformaría en su columnista habitual. “En ese blog que me abrieron con 21 años escribía un texto de opinión semanal. Un día decido que por qué si podía escribir en La Vanguardia no podía hacerlo en Heraldo de Aragón que es el periódico de cabecera de mi tierra. Decidí imprimir unas diez columnas que tenía publicadas y se las llevé al profesor de periodismo Rafael Bardají que contactó a las dos semanas conmigo. Me dijo que le gustaba mi estilo y que se las iba a dar a Encarna Samitier, jefa de opinión de Heraldo de Aragón, que me escribió un mes y medio más tarde y me dijo que le mandase dos columnas de prueba para ver si le gustaban. No me aseguraron ninguna asiduidad así que cada semana mandaba una y así empezó todo”. En diciembre publica su primer libro ‘La fiesta del tubérculo’ (Anorak Ediciones) donde se recogen algunas de las columnas publicadas en el medio: “Ahí están mis primeros pasitos, hay columnas que leo y que recuerdo a la primera época donde empecé con este género. Es una pequeña recopilación de lo que fui.”, menciona.

 

Actual, cotidiano y literario

 Otra de las nuevas voces es Jesús Nieto (28 años). Comenzó a escribir opinión en Periodista Digital y luego se convirtió en una voz fija del periódico El Norte de Castilla, Sur, y desde abril también en el periódico El Mundo con su sección ‘Picalagartos’. “Lo importante es hablar de lo que está pasando. Un columnista no es un señor mayor que está sentado en un sillón y escribe sobre lo que le parece la vida. Un columnista es aquel que está en un cocktail, en la calle, observa lo que está ocurriendo y lo enlaza con la actualidad, es de ahí de donde salen las mejores columnas”, remarca.

JESUS NIETOFoto de Nacho Alcalá

 Para Jesús lo más importante en la columna además de la realidad, es la literatura. “Siempre que me pongo delante de un folio pienso en hacer literatura, ir más allá del sujeto, verbo y predicado” ,algo en lo que también coincide Juanma: “La columna es un objeto que tiene una carga literaria, una carga estética. Procuro dar una opinión pero me interesa más una columna coherente, escrita con dignidad y con calidad que una columna influyente. No me interesa influir, sino generar un debate en la sociedad, ésa es la función de la columna”.

 Ironía ante todo

 Uno de los elementos que se aprecia en el estilo de las columnas de estos periodistas es la ironía. Jesús define su estilo como una mezcla de “lirismo actual y cachondo”, y señala que “en España tenemos material de sobra para escribir: caso Bárcenas, el caso Noós, los ERE de Andalucía. Se trata de darle una vuelta a estos hechos y ofrecer una visión crítica con cierto toque de humor. No hay que sentar cátedra, los mejores nunca lo hacen”. Algo que también defiende Juanma: “Nos hemos vuelto políticamente demasiado correctos y las cosas son más fáciles. No se trata de hacer comedia, sino de dar otra visión. La ironía tiene un cierto punto de inteligencia y de desafío a la realidad que es más interesante que hacer un discurso monolítico y de gabinete de comunicación”.

 Cada uno de sus textos lo que busca es dar un toque distinto, nuevo, a lo que ocurre en la realidad. “Lo que interesa es la interpretación y la opinión y eso se encuentra en la columna”, indica Jesús, para quien el columnismo no entiende de edad. “Tiene que haber una sucesión, no siempre van a escribir los mismos. En El Mundo se ve. Está Raúl del Pozo, pero también hay nuevas voces como Manuel Jabois o Antonio Lucas”. Una idea que también defiende Fernández, que se opone a “que el columnismo sea un cementerio de elefantes. A mí una periodista me dijo una vez que escribir columnas era para cuando ya estabas viejecito y eso es una soberana memez” Lo importante es respetar al lector, desafiarlo, tengas la edad que tengas”.

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *