“Ida” barre en el palmarés del 51 FICXixón

 

Por Sergio Valbuena Pantiga.

 

La cinta polaca se lleva cinco premios y su director Pawel Pawlikowski repite victoria en Gijón

 

pawel-pawlikowski-

El cineasta Pawel Pawlikowski

Tras una notable sección oficial, una de las mejores que se recuerdan en los últimos  años en Gijón, sorprende el camino que ha elegido el jurado internacional para premiar a las películas en competición. No es que “Ida” (Pawel Pawlikowski, Polonia 2013) no se merezca tal galardón pero si es cierto que se han pasado por alto películas que merecerían mención o premio. Es el caso de “Ilo Ilo” (Anthony Chen, Singapur, 2013) que desde aquí apuntábamos como favorita junto a la ganadora, y que se ha ido de vacío incomprensiblemente. Ni siquiera el jurado joven, del que se supone una visión más abierta ha premiado a “Les garçons et Guillaume, à table” (Guillaume Galliene, Francia 2013) una comedía con mensaje que entendíamos merecía premio. Nos sorprende menos el premio Fipescri que ha ido a la película “Henri” (Yolande Moreau, Bélgica, 2013), una película aburrida llena de adornos pero carente de ideas. La película que nadie premiaría es la que el jurado Fipresci premia, buscan la diferenciación y con este galardón siguen demostrando que su camino está alejado de los mundanos críticos o del público en general. El premio del público asistente a la sección oficial, nuevo en el palmarés, fue a parar a manos de “Little One” (Darrell James Roodt, Sudáfrica 2013) una historia sobre las violaciones a niñas en Sudáfrica que conmueve pero que elige mal el formato, un cortometraje o un documental hubiese sido más idóneo y así evitaríamos el maniqueísmo que posee.

IDA PALMARES

Ida (2013), de Pawel Pawlikowski

El premio especial del jurado se lo llevó la mexicana “Los insólitos peces gato” (Claudia Sante-Luce, 2013) ,un film que retrata a las clases medias uniendo a una chica perdida sin familia y con un penoso trabajo en un supermercado con una mujer en fase terminal que tiene cuatro hijos a su cargo. La unión de esas necesidades aporta gran belleza y luminosidad obteniendo un resultado más que sincero. Menos sorpresas apreciamos en los premios a mejor director y mejor actor. El primero se lo llevo Jeremy Saulnier por su trabajo en la oscura “Blue Ruin”  y la mejor actuación se la llevo Alexandre Landry por su genial trabajo en “Gabrielle” (Loise Archambault, Canadá 2013) otra de las perlas de esta edición. No obtuvo premio como mejor actor el otro favorito, James Gandolfini quien en su último trabajo antes de su repentina muerte lo borda en “Sobran las palabras” (Nicole Holfcener, Usa 2013).

Todo lo demás fue a parar a manos de “Ida”, mejor película, premio del jurado joven, mejor actriz (para Agata Kulesza), mejor guion y mejor dirección artística. Pawel Pawlikowski vuelve a triunfar en Gijón trece años después de ganar con “The Last Resort” (2000). La belleza de la película es incuestionable y la historia posee mucha fuerza, si bien creemos que no hablamos de una película que como parece desprenderse de sus cinco premios destaque muy por encima de otras cintas que han brillado con luz propia.

El festival cierra su 51 edición con las salas llenas, una notable sección oficial y la consagración del AnimaFicx como sección fuerte. Motivos de sobra para seguir apostando por este festival y que ratifican el gran trabajo de la dupla Nacho Carballo y Jorge Iván Argiz.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *