“El almuerzo en la hierba”, una genial manera de introducirnos en la literatura de Proust

Por Cristóbal Vergara Muñoz.

libro-el-almuerzo-hierba-marcel-proust-centen-l-zgogrbLa estupenda compilación a la que hoy tenemos y damos acceso en este artículo nos acerca a un genio entre genios y a un maestro literato donde los haya, aquí “adaptado” al nivel de una persona no especialista en literatura- hecho que se agradece profundamente-. De mano de Hermida Editores, y a cargo de la mente de Jaime Fernández, se planta ante nosotros un libro de cerca de cuatrocientas páginas que lleva a Marcel Proust y a su archiconocida obra “En busca del tiempo perdido” a cualquier tipo de lector ávido de reflexión e inteligencia. Podría parecernos un libro “pesado o gordo” dado su volumen, pero teniendo en cuenta el tamaño de la obra original se nos antoja una muy bien realizada selección de textos que nos incitan a la meditación y el pensamiento de muy diversas maneras. Siguiendo uno de los motivos de la obra para el título, “El almuerzo en la hierba” constituye un libro de dos bien diferenciadas partes. Primeramente, encontramos un aquilatado estudio introductorio que nos hará entrar en el mundo “proustiano” y en el contexto de la obra; posee una extensión de algo más de cien páginas, pues muy normalmente los extractos y reflexiones propuestos se refieren a diversas situaciones y personajes de entre la enorme variedad existente y hay que enmarcarlos en la obra. Las otras trescientas están llenas de contenido extraído directamente de “En busca del tiempo perdido”.

Bien hemos de advertir que durante la lectura del estudio introductorio el alma del escrito se hace visible, con lo que intuiremos muchas de las relaciones entre los personajes y el camino que va siguiendo la narración original. Sin embargo, esto está hecho con una sutileza tal que no nos destrozará una lectura completa ; dado su inmenso volumen aún nos quedará mucha carne en el asador.

“El almuerzo en la hierba” conserva toda la bella complejidad de Proust. Dividido en pequeñas “píldoras conceptuales” que nos harán el texto más apto para una reflexión ya no sólo sobre la historia misma sino sobre las ideas categorizadas, va girando y gravitando sobre unos pensamientos y otros, saltando sobre ideas y retornando con agilidad para que el lector sea incapaz de aburrirse. Por decirlo de otra manera, el libro no está estructurado englobando por orden alfabético todos los fragmentos que hacen referencia a, por ejemplo, “el amor”, “las relaciones humanas” o “el arte” unos detrás de otros sino que conforme va avanzando van apareciendo las citas sobre uno u otro tema. Y por supuesto, ni que decir tiene que el orden de las partes de la obra de Proust ha sido respetado, con lo que los extractos citados siguen la estructura original; sin embargo, no es posible -y esto es apreciable- descubrir lo que ocurre en ella, pues únicamente nos llega un pequeño pedazo de información sin contexto suficiente para seguir el hilo.

Las nociones amalgamadas en la obra son diversas y muy dispares entre sí, tanto en la forma en que Proust las trata como en el contenido que es desarrollado dentro de cada idea. En total hablamos de sesenta conceptos con numerosas citas cada uno; los más mencionados y tratados son entre otros: “amistad”, “amor”, “apariencia y realidad”, “arte”, “celos”, “creación literaria”, “deseo”, “hábito”, “imaginación”, “literatura”, “memoria”, “muerte”, “relaciones sociales”… El rico espectro de la condición humana es llevado a juicio por el autor galo y, en consecuencia, como vemos, por la obra que nos ocupa.

Por ello, tanto si buscamos iniciarnos en la lectura de este afamado literato francés de principios del S.XX como si buscamos un libro con impresionantes citas sobre “lo humano”, esta selección de Hermida Editores es un libro a tener en cuenta. A modo de regalo en esta reseña, dejo una de las muchas profundas reflexiones de Proust en él recogidas:

“Creencias:proust_stamp

[…] a una persona no la tenemos delante, como yo había creído, clara e inmutable, con sus cualidades, sus defectos, sus aspiraciones, no con las intenciones que alberga hacia nosotros (como si fuera un jardín que miramos, con todas sus platabandas, a través de una verja), sino que es una sombra en la que nunca podemos penetrar y que no ofrece posibilidad alguna de conocimiento directo, lo que nos da pie a elaborar múltiples creencias, recurriendo a palabras e incluso a acciones que, tanto unas como otras, no nos aportan sino informaciones insuficientes, amén de contradictorias, una sombra en la que podemos imaginar, y con la misma verosimilitud, que resplandecen alternativamente el odio y el amor.”

No olvidemos que aunque es una selección, todo lo presentado procede de “En busca del tiempo perdido” y, por tanto, la calidad literaria es alta y sin duda nos hará disfrutar de manera innegable. Reconocido como un clásico sin par de la literatura francesa, la profundidad de lo escrito está asegurada. Si estamos buscando una excusa para introducirnos en el mundo de Proust y en esta colosal obra que quizás durante tanto tiempo ha ejercido sobre nosotros cierto “respeto”, esta es la ocasión idónea para atrevernos y embarcarnos por el camino de Swann…

—-

“El almuerzo en la hierba”

Marcel Proust (selección de pensamientos de “En busca del tiempo perdido” por Jaime Fernández)

Hermida Editores, 2013

383 pp, 19,50 €

Related Posts with Thumbnails

2 respuestas a “El almuerzo en la hierba”, una genial manera de introducirnos en la literatura de Proust

  1. que impactante

    ricardo
    6 diciembre 2013 at 22:32 pm

  2. Gracias por compartir esta obra!! Sin duda, recomendable 🙂

    Maria Belen
    6 diciembre 2013 at 23:49 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *