Proyección de Centro Histórico en el Matadero de Madrid

 

Por Cristina Castro Alonso

 

El día 11 de Diciembre (cumpleaños de Manoel de Oliveira) se proyectó por primera vez en Madrid Centro Histórico en la Cineteca del Matadero. Esta película realizada a cuatro bandas por Aki Kaurismäki, Pedro Costa, Víctor Erice y Manoel de Oliveira surge como una iniciativa del ayuntamiento de la ciudad portuguesa de Guimaraes a raíz de su nombramiento en 2012 como Capital Europea de la Cultura. La designación de Guimaraes como Capital Europea de la Cultura se inserta en un proyecto de la Unión Europea que inició su andadura en 1985 y que tiene como finalidad promocionar durante un año una ciudad de la UE para que ésta pueda dar a conocer su vida cultural a sus vecinos. En este contexto la ciudad de Guimaraes ha impulsado dos trabajos cinematográficos: Centro Histórico y 3X3D otra película colectiva que cuenta nada más y nada menos que con los directores Jean Luc Godard, Peter Greenaway y Édgar Pêra que han optado por el formato 3D.

centro historico

Centro Histórico (2012-13), de Erice, Kaurismäki, Costa y Oliveira

Víctor Erice asistió a la proyección de Centro Histórico en la Cineteca y al terminar la película atendió preguntas del público y aclaró algunos aspectos de ella, especialmente los correspondientes a su historia: Vidrios Rotos. Erice contó que tuvieron plena libertad creativa a la hora de desarrollar su trabajo pero les plantearon dos preguntas que podían vertebrar sus propuestas: ¿quién soy yo a través de mi memoria? y ¿cómo puedo compartir esa memoria con los demás?. Estas preguntas se encuentran reflejadas en las cuatro historias que componen Centro Histórico.

La primera El tabernero dirigida por Aki Kaurismäki nos cuenta un día en la vida de un tabernero que ofrece simplemente sopa en su menú, negándose a adaptar su oferta a las exigencias que el turismo ha impuesto con éxito en los bares de alrededor. El tabernero de Kaurismäki vive en otro tiempo al que se mantiene fiel, lo cual se pone especialmente de manifiesto en el gesto conmovedor con el que se cierra esta historia. La inocencia y la comicidad que destila este episodio le dan la apariencia de un cuento, pero el lirismo de la luz y la melancolía de los fados tiñen su amabilidad de cierta tristeza que evidencia su trasfondo. Contaba Erice que Kaurismäki quería hacer una película alegre que contrastase con las de sus compañeros pero como dijo el director vasco evidentemente no lo consiguió.

exorcismo

Dulce exorcista (2012-13), de Pedro Costa

La segunda historia es la de Pedro Costa Dulce exorcista, en la que un emigrante de Cabo Verde llamado Ventura y un soldado portugués realizan un viaje en ascensor en el que recorreremos a través del monólogo de Ventura su propio pasado y el del colonialismo portugués. La tercera historia Vidrios rotos corresponde a Víctor Erice que se sumerge en las entrañas de la emblemática fábrica textil de Conde de Vizela, conocida actualmente como la fábrica de los vidrios rotos. Esta fábrica, emblema del capitalismo industrial portugués, dio trabajo a miles de trabajadores del campo durante el siglo XIX, llegando a contar con su propia estación de ferrocarril antes que la ciudad de Guimaraes. A principios de la década del 2000 la fábrica cerró a consecuencia del desmantelamiento del tejido industrial llevado a cabo por las potencias occidentales para buscar enclaves más competitivos en el contexto de la globalización.

Erice aborda esta historia a partir de algunos testimonios de la última generación de trabajadores de la fábrica, en el marco de unas supuestas pruebas para una futura película. El espectador tiene la sensación de asistir a una entrevista espontánea en la que los trabajadores sencillamente responden a las preguntas del entrevistador, nada más lejos de la realidad. Erice siempre ha defendido el cine como escritura y por lo tanto, como nos contó tras la proyección, los monólogos de los trabajadores estuvieron sujetos a un proceso de escritura, memorización  y dirección previos al rodaje. En algunos casos Erice escribe los textos basándose en el testimonio real del trabajador que aparece en pantalla, en otros se trata de pura ficción. El peso de lo real por tanto recae en los cuerpos, la arquitectura que los acoge y la fotografía del siglo XIX que preside la estancia donde los trabajadores son entrevistados, una fotografía que muestra una clase obrera que ya no existe, como todos coinciden en señalar. De este modo Erice logra emitir su reflexión sobre la deriva del capitalismo y transmitir esa sensibilidad crepuscular portuguesa que tanto aprecia.

erice

Vidrios rotos (2012-13), de Víctor Erice

La última pieza corresponde al centenario Manoel de Oliveira y es titulada con ironía El conquistador conquistado. La breve aportación de Oliveira nos muestra al clásico grupo de turistas con camisa hortera y cámara en mano siendo conducidos por un guía a través del centro histórico de Guimaraes. El orgullo de Salazar ante el pasado colonial y conquistador portugués hoy es burlado por las hordas de turistas que conquistan la tierra de los conquistadores.

Centro Histórico es una película que reflexiona sobre la crisis actual incidiendo en aquel gesto pasoliniano consistente en guardar la memoria de aquellos mundos, aquellos cuerpos que desaparecen y con frecuencia caen en las garras del olvido. Es un viaje por la memoria y la identidad de Guimaraes, un ejercicio de comunicación de esa memoria que habita en la frontera de la ficción y la no ficción y que nos conduce en última instancia a pensar nuestro presente. 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.