“La afinidad alquímica” y el incesto, según Gaia Coltorti

 

«Y quizá no habría nada raro, en vosotros y en vuestro amor desesperado, si la chica que dormía a tu lado, y apoyaba la cabeza en tu pecho, y te volvía loco cada vez que la besabas en la boca, no hubiese sido tu hermana

La afinidad alquímica, de Gaia Coltorti.

La afinidad alquímica, de Gaia Coltorti.

Actualidad editorial:

Gaia Coltorti es una joven escritora italiana de tan solo veinte años. Nacida en Jesi, actualmente vive en Roma, donde cursa estudios de lengua y literatura extranjera. La afinidad alquímica (Random, 2014), escrita a los diecisiete años y ganadora del Premio de la biblioteca planettiana para jóvenes escritores de Jesi, es su primera novela.

Existen atracciones tan poderosas e irrefrenables que son capaces de desafiar cualquier norma social o regla preestablecida. Esta es la historia de una pasión así, tan imperativa y mágica como las misteriosas fuerzas magnéticas que rigen el universo. La afinidad alquímica refleja, desde dentro, el amor prohibido y destructor que atrapa a dos jóvenes hermanos en una relación incestuosa, marcada desde su inicio por el miedo, el silencio y la visión amoral que pueda suscitar en su entorno. Ajenos a cualquier ley o razón lógica, ambos se entregan a un amor impetuoso y transgresor que ansía la totalidad de la entrega, y que como en una maquinaria precisa, les empuja a escuchar solo su corazón.

 

La afinidad alquímica

Giovanni y Selvaggia nacieron mellizos hace dieciocho años, pero sus padres se separaron al poco de nacer, y con ellos los dos hermanos. Así que salvo algunas visitas esporádicas que se han ido haciendo, los dos jóvenes han crecido prácticamente separados. Pero el retorno de madre e hija a Verona parece cambiarlo todo. El reencuentro aquel caluroso mes de junio se antoja complicado para el muchacho, acostumbrado a muchas horas de natación y a una vida reservada y tranquila. Ella irrumpe como un torbellino arrollador cargado de deseo y provocación: es caprichosa, atractiva, espabilada y hábil manipuladora, pero consigue desatar en Giovanni una corriente de pasión difícilmente evitable. Hasta que se reanuden las clases tendrán tiempo suficiente para conocerse y descubrir las maravillas cotidianas que les rodean: Verona, escapada a Roma, a Génova… Pero esa tremenda atracción que a vista pública se presenta antinatural, termina por desbordarse. A modo de dioses griegos que desafían con su historia de amor cualquier norma o convencionalismo social, Giovanni y Selvaggia se entregan a la pureza de unos sentimientos que hasta ahora no habían experimentado. Sin embargo, parece que el destino, en un nuevo giro, depara a los amantes otra prueba que les llevará a enfrentarse, aún más unidos, a ese mundo que pretende regirlos.

«Te apresuraste a calmarla, sintiéndote tremendamente turbado mientras le cogías una mano entre las tuyas; y también un instante después, mientras la abrazabas. Entonces ella se tranquilizó un poco, con el rostro apretado contra tu pecho; se estrechaba con fuerza contra ti, y tú la amabas, y no podías hacer otra cosa que amarla

Con una prosa ágil, fresca y poderosa, Coltorti sorprende en un excelente debut literario. Un bautizo de fuego que, pese a su juventud, la autora supera con audacia y gran habilidad. En un escenario tan significativo como Verona, pero en su versión más moderna y urbanita, se mezclan las lejanas voces de Romeo y Julieta. Arriesgada pero resuelta, la novela se presenta escrita en segunda persona, con una voz narradora que se coloca en la piel y el pensamiento del joven protagonista, que le apela y acompaña. Gracias a su lenguaje sencillo, cercano y muy actual, La  afinidad alquímica consigue llegar e impresionar tanto al público joven, como al lector adulto más avezado. Sustentada en la fuerza de dos personajes realmente inolvidables, la novela termina por conformar un fresco vital de esa juventud impulsiva que hace del amor una insignia ciega por la que luchar. Giovanni y Selvaggia se aman con la obstinación que solo da la inconsciencia, como si les fuese en ello la vida, como si hasta ese momento que les ha vuelto a unir todo hubiera sido un camino oscuro y solitario…

 

La afinidad alquímica.  Gaia Coltorti.  Traducción de César Palma.  Random, 2014.  416 páginas.  14,95 €

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.