ABBA: La magia musical que vino de Suecia

 

abba foto culturamas

 

Por Juan Israel Aldana Núñez @juanisraldana.

ABBA fue un grupo sueco de música pop, el de más éxito en su país y en Europa, de notable significado dentro del pop y el grupo de más éxito comercial de la década de 1970. En Junio de 1966 se empezó a fraguar lo que después culminaría en la creación de ABBA, ya que fue en esa fecha cuando Björn Ulvaeus y Benny Andersson empezaron a trabajar juntos.

Sin embargo, no sería hasta 1969 cuando conocieron a las otras dos componentes y vocalistas, Agnetha Fälkstog -que había conocido a Björn en las giras de éste con su anterior grupo, Hootenanny Singers- y Anni-Frid Lyngstad (más conocida como Frida), que además se convirtieron en sus respectivas parejas.

El nombre “ABBA” resulta de un acrónimo, formado por las primeras letras del nombre de cada miembro (Agnetha, Björn, Benny, Anni-Frid). El cuarteto saltaría a la fama tras triunfar en el Festival de la Canción de Eurovisión de 1974 con al canción “Waterloo”. Destacar que en octubre de 2005, fue elegida la mejor canción de la historia de Eurovisión en el 50 aniversario del festival.

El single fue un éxito en toda Europa, aunque si bien haber ganado Eurovisión suponía un difícil reto para avanzar musical y popularmente en un futuro. Con su siguiente número 1, “SOS”, editado año y medio después, ABBA consiguió desencasillarse y repitió triunfo en toda Europa.

Sin duda, una de sus canciones más exitosas y aún conocidas hoy día es “Mamma Mia”, aparecida poco después, en 1975, que llegó a ser Número 1 en Australia y Reino Unido.

Sin embargo, en la cima de la popularidad, ambos matrimonios se disolvieron y los cambios en sus relaciones se reflejaron en su música, al escribir letras más complejas con diferentes composiciones. El grupo experimentó un declive comercial y finalmente decidieron tomar un descanso temporal, que se ha extendido hasta el momento.

Es admirable que en apenas diez años de trabajo, Abba no solo generó un estilo único -que curiosamente no ha sido llevado como explícita influencia por casi nadie- sino que también construyó un pequeño imperio comercial propio, y contribuyó a facilitar el protagonismo de Suecia en la música en términos industriales y comerciales. Nada mal para cuatro suecos que arrancaron con un estribillo pegadizo y un vestuario tan rutilante como ridículo.
Suecia ocupa hoy un lugar privilegiado en la industria de la música, y Abba contribuyó a ese sitio. Gracias a su rotundo éxito en el mundo angloparlante, un montón de solistas y bandas se animaron a cantar en inglés para tratar de emular a los cuatro. Así, y con estilos distintos al patentado por Abba, surgieron nombres como Roxette, Europe, y hasta la banda “imitación” de Abba, A-Teens, que tuvo su cuarto de hora de fama, a finales de los años noventa.

Curiosamente, las letras de sus grabaciones constantemente fueron calificadas por muchos críticos como «inocentes», «tontas» y «carentes de mensaje».No obstante, los cuatro siempre estuvieron de acuerdo en que sus composiciones eran simples, y afirmaron que sus canciones eran compuestas con la intención de que contaran con melodías pop, acompañadas de letras cuyo principal tema era el amor.

Aunque los cuatro lo negaron, el divorcio de ambas parejas cambió mucho la imagen de ABBA, así como su música y su popularidad, en comparación con la primera parte de su carrera.

Las letras de la última época comenzaron a tratar temas más complejos, como el precio de la fama, aunque muchas otras pistas estaban avocadas al baile y al amor. Björn, quien progresivamente se había convertido en el principal letrista del cuarteto, comenzó a escribir canciones desde un punto de vista más personal, tomando como inspiración su divorcio con Agnetha en «The Winner Takes It All» y un amorío de la adolescencia en «Our Last Summer».

La crítica vio con buenos ojos este cambio de estilo en el grupo (al principio), aunque aún calificaba su obra como simple y comercial. El álbum ”The Visitors” incluyó letras más complejas, que hablaban de temas como las dictaduras socialistas, la vejez, relaciones fallidas, el miedo a la guerra y un padre que ve crecer a su hija.

Pero con el tiempo, la crítica argumentaría que la música era frívola, y que los cuatro componentes daban muestras de ya no sentirse cómodos trabajando juntos. Sus grabaciones finales también mantuvieron esta tendencia, y después de que sus últimos lanzamientos experimentaran una mala recepción crítica y comercial, el grupo finalmente se separó.

En 2008, en el estreno de la película del musical Mamma Mia!, los cuatro miembros del grupo fueron fotografiados juntos después de más de veinte años. Sin embargo, pesar de este hecho, ninguno de los integrantes canta sus viejas canciones y el cuarteto nunca se ha vuelto a reunir para una colaboración musical.

Los cuatro miembros nunca anunciaron oficialmente el fin del grupo, pero como los años pasan y las oportunidades de que ABBA regrese se van reduciendo, el grupo es considerado ahora como disuelto.

Pese a esto, permanecieron fijos en las listas, y ahora es uno de los grupos con más ventas mundiales, habiendo vendido más de 350 millones de discos a nivel mundial; y aun así continúan vendiendo entre 2 y 3 millones de discos por año. Es lo que tienen las leyendas musicales, ¡Mamma Mia!.

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.