Perfiles de(L) Primavera: Cloud Nothings

 

Por Nil Rubió

 

Cloud-Nothings-edit

Todo lo que se necesita es un disco. Un paso correcto. Una decisión acertada. Uno de los que cumplen estas características lo debió tomar Dylan Baldi el día que decidió contactar con Steve Albini para que le produjera el tercer álbum de su proyecto musical. Lo que empezó como algo exclusivo, en el que Baldi lo grababa todo y se juntaba con tres tipos para tocarlo en vivo, se establecía ya como grupo y daba el primer viraje hacia el sonido que ha estallado en el disco posterior, cuarto ya en los últimos cinco años.

Dylan Baldi tiene pinta de no haber roto nunca un plato. Escribió un largo email a sus padres diciéndoles que dejaba los estudios para dedicarse a tiempo completo a su juguete musical, que poco a poco empezaba a darle esperanzas de ciertas alegrías futuras. Fueron comprensivos, como los padres actuales que sufren las inseguridades de sus hijos y se conforman en apoyarles en su imposible búsqueda de cierta estabilidad. Que su pinta de nerd adolescente especialista en suspender educación física no confunda. Cuando entró al estudio de Albini para grabar el tercero Attack On Memory, su sonido dio el cambio necesario. Lo que empezó como un pop de garaje, un poco ensuciado, pero alegre y cadente, viraba unos grados hacia la crudeza a medida que las canciones iban fluyendo. El cocido desprendía ya cierto olor a hardcore. No del más visceral, sino de aquél que ya en la segunda mitad de los ochenta desarrollaba su propuesta hacia territorios experimentalmente más intrincados, de catarsis alargada. El sonido se agrandaba en la sencillez, las estructuras se alternaban, las voz de desgañitaba mucho más, todo se volvió más áspero, más gratificante. Baldi se había hartado del power-pop, sacando a relucir su ironía y mala leche en un puñado de “canciones depresivas”.

El proceso se culmina, momentáneamente, con Here and Nowhere Else, en el que el asalto ya es sin ningún tipo de concesión. Como si Hüsker Dü, los primeros Lemonheads y Nirvana se hubiesen juntado para grabar un disco. Las guitarras suenan por momentos como centenares de cuchillas avanzando compactas como un muro, mientras al avanzar tema tras tema, la intensidad de la acometida va creciendo. En el suspense del reposo uno sabe que algo sucederá. Canciones que de repente saltan en una sartén de aceite hirviendo, crujientes y ardiendo en las orejas de quien las escucha, sin perder un ápice de la sensibilidad latente de su autor para resultar peligrosamente adictivas.

Cloud Nothings se postulan en el presente año como acreedores de las credenciales necesarias para formar parte de muchas de las famosas listas de lo mejor publicado en tan cultural delimitación. Su abrasivo último álbum es un motivo excelente para adentrarse en el sonido que han tejido. Tan aparentemente impenetrable como imposible de escaparse una vez inmerso.

Conciertos:

31/05 Primavera Sound Barcelona. Escenario Vice (23.35)

01/06 Primavera Sound Barcelona. Sala Apolo (23.20)

 

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.