Dicen de ISLA PERPETUA…

Categoría: Club Culturamas | y tagged con

Por Juan Luis Marín. Sé que es raro…

“Novela de realidad-ficción, aderezada con un estilo narrativo muy particular…”

Utilizar el blog para hablar de ISLA PERPETUA…

“Donde se desarrolla lo mejor y lo peor del ser humano, donde el infierno se mezcla con el cielo, donde tiene lugar esa dualidad cárcel-libertad, trabajo-aventura…”

Para lo bueno…

“Atesora en sus páginas drama, acción, suspense, crítica social, amor e incluso historia…”

Y lo malo…

Como puntos débiles, podríamos señalar el excesivo elenco de nombres…”

Con las palabras de otras persona…

Frases muy cortas que denotan acción, empleo inteligente de las mayúsculas para resaltar palabras clave que tienen que ver con el “yo” más profundo, utilización de contundentes aforismos…”

Sobre una novela que es mucho más que un libro…

“Las duras conversaciones entre Josele y sus superiores jerárquicos…”

Y habla de muchas cosas…

“El auténtico logro de la obra radica en la descarnada ironía que imprime el autor a la hora de reflejar el mundo de los realitys de TV…”

Entre otras cosas, televisión:

“Es sobresaliente cómo Juan Luis Marín consigue que (los concursantes) parezcan realmente “muñecos”, dispuestos a soportar todo tipo de humillaciones y vejaciones por unos días de gloria en TV ; magistrales las escenas que tienen que ver con todo ello”.

Pero recibir un mensaje con semejante reseña de José María Lerín, autor de El escondite del deseo (La Factoría de Ideas, 2013), y no hacerla pública…

“Puedes publicarla sin problemas…”

Cuando, además, se hace mención a ALMAS GRISES…

PD: Fue un placer volver a encontrarme con Toledano…”

En fin, que no he podido resistirme… Así que aquí está. Por José María Lerín.

 

“Crítica de “Isla Perpetua” (Juan Luis Marín)

Novela de corte autobiográfico donde el autor toma como punto de partida una serie de experiencias personales para construir un relato donde la ficción se entremezcla con la realidad, y eso se nota desde el principio hasta el final del libro; de hecho, en muchos momentos Juan Luis Marín parece querer jugar con los lectores a “adivina si esto me ocurrió realmente”, lo cual despierta el interés. Está claro que los lugares de Isla Perpetua existen, el rodaje del programa está descrito perfectamente, algunas anécdotas tuvieron lugar en la realidad según reconoce el propio autor… todo eso pertenece a lo real, a lo autobiográfico (para muestra, las fotos del final de la novela). En el otro extremo se encuentra la historia construida en torno a ritos ancestrales, a leyendas indígenas, a enigmas históricos, a crueles asesinatos… por supuesto, es ficción (¡al menos, eso espero!). Pero entre medio, quedan una serie de interrogantes: por ejemplo los referentes al bacanaleo del protagonista, las duras conversaciones entre Josele y sus superiores jerárquicos… Supongo que serán objeto de curiosidad por parte de los lectores (confieso que para mí también)

Ahondando: Esta novela de realidad-ficción, aderezada con el estilo narrativo muy particular del propio Juan Luis Marín, que ya explotó con tan buena fortuna en su anterior novela “Almas Grises”, y que consiste en recursos tales como el uso de frases muy cortas que denotan acción, el empleo inteligente de las mayúsculas para resaltar palabras clave que tienen que ver con el “yo” más profundo, la utilización de contundentes aforismos, la aparición de pensamientos intercalados entre los diálogos y las acciones, el cambio brusco de situaciones, escenarios y tiempos o la alternancia entre registros lingüísticos callejero-expresivo y sensible-descriptivo, es un producto muy interesante en cuanto a su estructura y su enfoque. Como puntos débiles, podríamos señalar el excesivo elenco de nombres, que hace que en algunas ocasiones se pierda el hilo de quién es quién, sobre todo al principio (si bien es cierto que en una producción de semejantes características intervienen decenas y decenas de personas, y eso es lo que sin duda el autor quiere retratar) y el argumento de ficción que, pese a estar muy bien discurrido e imaginado, en ocasione sufre altibajos en su intensidad y verosimilitud, si bien el conjunto final es interesante. Pero el auténtico logro de la obra radica en la descarnada ironía que imprime el autor a la hora de reflejar el mundo de los realitys de TV y su experiencia personal. En este sentido, resulta muy llamativo el uso recursos humorísticos como los nombres de los lugares (El Palo del Mamón, Cayo Malayo…), los nombres de los compañeros (Mike Mierda, Carlitros, Monikiki, Fratelli) y, por supuesto, los nombres de los concursantes (El Gominola, Espe Rpento, Rocío Lacasca…). Precisamente, respecto a los concursantes, es sobresaliente cómo Juan Luis Marín consigue que parezcan realmente “muñecos”, dispuesto a soportar todo tipo de humillaciones y vejaciones por unos días más de gloria en la TV y su correspondiente puñado de euros; magistrales las escenas que tienen que ver con todo ello.

En conclusión, una obra recomendable desarrollada en uno de esos paraísos lejanos a los que tanto nos gusta evadirnos a los amantes de la lectura, y donde se desarrolla lo mejor y lo peor del ser humano, donde el infierno se mezcla con el cielo, donde tiene lugar esa dualidad cárcel-libertad, trabajo-aventura… La obra refleja perfectamente ese cúmulo de contradicciones y atesora en sus páginas drama, acción, suspense, crítica social, amor e incluso historia. Solo resta dar la enhorabuena al autor por este nuevo trabajo y desearle que la producción literaria no decaiga”.

PD: Fue un placer volver a encontrarme con Toledano…”

 

Solo puedo decir una cosa:

MUCHAS GRASCIAS, JOSÉ MARÍA…

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.