Entrevista a José Coronado

Categoría: Cine,Entrevistas Cine,top2 | y tagged con | |

 

Por José Antonio Olmedo López-Amor.

coronadoJosé Coronado (Madrid, 14 de agosto de 1957) es uno de nuestros actores más emblemáticos. Un todoterreno de la interpretación curtido tanto en televisión como cine o teatro. Una persona sensible que ha colaborado en proyectos solidarios promovidos por “Ayuda en Acción”. Un galán de cine ganador del Goya al mejor actor. Actualmente ha triunfado en televisión con la serie El príncipe y hemos podido entrevistarlo a raíz de su participación en el proyecto cinematográfico “Cinergía” promovido por la energética Gas Natural Fenosa.

* * *

El proyecto que patrocina Gas Natural Fenosa y que nos ha reunido aquí es “Cinergía” (Cine y Energía), una propuesta voluntariosa que apuesta por la cultura, en este caso por el cine. En otros países, como Francia, la cultura supone la tercera fuente de ingresos del país. Sin duda, un ejemplo a seguir; considerar la cultura como inversión y no como gasto. ¿Cree usted que esta iniciativa es buena y que debería cundir el ejemplo en otros inversores, tanto públicos como privados, para impulsar una industria llena de talento como es la de nuestro cine?

Me parece una iniciativa estupenda, ojalá cundiera el ejemplo. Gas Natural Fenosa lleva años apoyando al cine, patrocinando festivales, colaborando con la Academia de Cine a llevar el cine hasta donde no llega, no olvidemos que hay muchísimos pueblos y ciudades que ya no tienen salas, y me parece que es necesario que el cine español recorra el país y lo pueda ver la gente, es cultura. El cine además de ser una industria que da trabajo a muchísimas gente, es una forma de entretener, es una forma de contar las cosas que nos ocurren, las que nos han ocurrido.

Hace unos días, nuestro querido Juan Antonio Bayona estuvo muy lúcido en un artículo, Pompeya en Toronto (aquí el artículo), que refleja perfectamente la pasividad de nuestro gobierno ante esto. Da mucha pena ver como muchos rodajes se van a otros países donde los tratamientos fiscales son favorables. Eso denota la falta de cariño a nuestro cine, a nuestro arte, en definitiva a nuestra cultura.

Para el que suscribe estas palabras, usted es uno de los mejores actores de su generación que, sin duda, está llamado a convertirse en el nuevo Paco Rabal o Fernando Rey. A pesar de tener una carrera dilatada tanto en cine como en teatro y televisión, parece que su personaje de Santos Trinidad encarnado en la película No habrá paz para los malvados de Enrique Urbizu, ha supuesto un antes y un después en su carrera como actor. Urbizu descubrió su faceta como villano en películas anteriores, como La caja 507, ¿piensa usted que ese cambio de rol le ha dado la oportunidad de ofrecer al gran público otros matices de su talento interpretativo? ¿O simplemente este momento dulce de su carrera se debe a una madurez adquirida que anuncia interpretaciones cada vez más memorables?

Muchas gracias. Esa película, ese personaje, Santos Trinidad, fue un regalo maravilloso que me hizo Enrique Urbizu. He tenido muchos premios, me ha dado muchas satisfacciones y ahí queda eso, una película rotunda, Urbizu en estado de gracia.

El resto pues yo creo mucho en el trabajo, trabajo y trabajo.

En el proyecto Cinergía ha colaborado como actor en el corto titulado Domonic de Juan Cruz. Una historia que narra la incompatibilidad de la tecnología y el ser humano a la hora de informatizar nuestras vidas. ¿Qué piensa de esa tendencia tecnócrata que aboga por una automatización a escala total de nuestras vidas? Es decir, depender impulsivamente de los avances tecnológicos en lugar de utilizarlos para mejorar nuestros recursos y confort. Y sobre todo ¿cómo ha sido la experiencia de rodar con Juan Cruz?

Trabajar con Juan Cruz ha sido muy fácil y ya teníamos ganas el uno del otro, aunque haya sido en un corto, pero ¡ya hemos roto el hielo!

En cuanto a las tendencias tecnócratas, pues yo soy más de encender y apagar la luz desde un interruptor, abrir un grifo con la mano, subir y bajar la persiana cuando me moleste el sol. Que esté todo programado no me da mucha seguridad, tranquilidad… sobre todo después de hacer este corto, ya me lo dirá usted después de verlo.

photocallNo todos los actores de cine que han incursionado en la televisión han tenido éxito, sin embargo, en tu caso es todo lo contrario. Primero fue la serie Brigada Central, después Hermanos de leche, Periodistas y ahora El príncipe. ¿Cómo explicas esa conexión con el público? Y sobre todo, ¿crees que la televisión, como medio de sustento, está siendo cada vez más importante para los actores españoles?

La ficción española pasa por un momento muy dulce, bueno, yo soy un defensor de ella desde el principio, empecé con Pedro Masó en la mítica Brigada Central y luego vinieron tantas otras, siempre he apostado por ella y me ha gustado mucho el medio.

En la actualidad tenemos éxitos en todos nuestros estrenos televisivos, tenemos talento delante y detrás de las cámaras. Unos buenísimos guionistas, técnicos estupendos y compañeros que antes no querían ni acercarse ahora trabajan felices en las series, no creo que nadie rechace un buen proyecto de televisión. Los técnicos y los actores, ahora mismo se mueven en los dos medios, en el cine y en la televisión.

Uno de los valores que intenta transmitir la empresa Gas Natural Fenosa en este proyecto es concienciar a las personas de lo importante que es hacer un consumo responsable de la energía, sin duda, algo a tener muy en cuenta si queremos preservar la sostenibilidad de los recursos naturales del planeta. ¿Qué opinión tienes de la postura adoptada por Jordi García Tabernero (director general de Comunicación y Gabinete de Presidencia) al liderar con pasión y determinación una propuesta tan renovadora?

Como ya he comentado antes, Gas Natural Fenosa y en especial Jordi García Tabernero,  tiene desde hace años un claro compromiso con la industria del cine en España. Esta trayectoria le ha reportado numerosos reconocimientos y ha supuesto un gran impulso en su reputación. Esta aceptación ha motivado a la compañía a lanzar este nuevo proyecto, “Cinergía”, que permite aunar su compromiso con el cine y la difusión de la eficiencia energética.

¿Nunca ha sentido la necesidad o la tentación de ponerse tras la cámara y dirigir una película? Algo que han hecho colegas suyos de profesión, como Antonio Banderas o Achero Mañas.

Pues por ahora no, la verdad es que me han hecho propuestas, pero yo creo que para dar ese paso tienes que tener la necesidad de contar una historia, si llega ese momento pues lo haré. La técnica creo que la tengo, después de tantos años… y rodeado de un buen equipo.

Cómo ve y qué opina del futuro del cine español.

Pues me gustaría verlo con mucha vida, lo veo con mucha vida y mucho talento. Tenemos talento para exportar, pero necesitamos que nos cuiden en casa.

Sabemos que uno de sus últimos trabajos ha sido la película Betibú de Miguel Cohan, una coproducción hispano-argentina que es una adaptación de la novela de Claudia Piñeiro y en la que comparte protagonismo con Alberto Ammann y Mercedes Morán. ¿Podría contarnos alguna anécdota del rodaje y comentarnos cómo ha sido el trabajo y la convivencia tanto con el reparto como con su director?

Siempre es interesante ir a Argentina a rodar, no es la primera vez, y espero que no sea la última. Te hacen sentir en casa. El encuentro con Miguel Cohan fue en España, para preparar el personaje y durante el rodaje fue estupendo. Además me encanta la carne.

Y para terminar, háblenos de sus próximos proyectos

Seguir con la segunda temporada de El príncipe, con Fran, personaje con el que me siento muy cómodo. Estrenar Fuego, dirigida por Luís Marías, que rodamos en Bilbao el pasado enero, sobre el conflicto de ETA. Hacer una pequeña colaboración en la próxima película de Enrique Urbizu y seguir trabajando.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *