Un boxeador se convierte en actor, portando “Un obús en el corazón”

Por Horacio Otheguy Riveira

Hay que conocer a este actor. Hay que escuchar los matices musicales que recrea su voz. Hay que verle levantarse del sofá y volverse a sentar, andar por la ciudad donde el frío aterroriza y de pronto irrumpe una guerra civil. Una formidable obra teatral para un solo intérprete escrita por un grande del teatro mundial, y con un actor sorprendente: el autor libanés-canadiense Wajdi Mouawad y el hispanolibanés Hovik Keuchkerian. 

 

obus_grande9

Entra por el patio de butacas, sube al escenario y se pregunta:

Quién sabe cuándo comienza una historia. No vamos por la calle mirando a la gente y diciendo: Ahí empieza una historia. Pero cuando acaba sí sabemos que se terminó, sobre todo si hay una muerte. Ese es un final definitivo, sí, pero no sabemos cuándo empieza ni cuándo termina ninguna historia. No podemos saberlo.

Y alterna la reflexión con su propia acción cuando duerme a los 19 años y le despierta una llamada. Alguien al otro lado del teléfono dice “Ven cuanto antes”. Wahab sale y es uno más en una ciudad abatida por la nieve, y sube al autobús con pocas monedas en el bolsillo. Le faltan 25 céntimos pero no le obligan a bajar porque va a ver a su madre al hospital, un asunto serio que le libera de todas las condenas y rechazos sociales porque tener a una madre enferma en un hospital le da cierto prestigio. ¿Qué clase de condenas, qué rechazos? Un inmigrante en busca de una supervivencia que le llevará a una madurez tan dolorosa como cargada de renovada energía.

obus_grande1

Con una gran capacidad expresiva y un hipnótico estilo para convencer/llevar al espectador en todas sus transiciones, desde las más sutiles a las más dramáticas, el actor Hovik Keuchkerian vive intensamente la aventura de esa noche en tres tiempos, tres edades en las que le sucedieron acontecimientos fundamentales en su vida: a los 7 años (la primera vez que vio “a la mujer con las extremidades de madera”), a los 14, y en el tiempo presente de los 19. Combinará la realidad inmediata con la imaginación delirante de un niño y las peculiaridades del adolescente y el joven.

un_obus_en_el_corazon-_el_pintor_y_sus_rostros_de_la_memoria-_foto_gentileza_de_l_om-imprebis_p

Vamos con él a visitar a su madre. El escenario es una habitación de hospital donde se desarrollan otros muchos ambientes que visualizamos con precisión a través de su relato, una obra teatral diáfana, emocionante, estructurada con el talento que caracteriza a su autor, desarrollada para un solo actor que en todo momento da la impresión de que están con él todos los personajes que menciona, ayudándole, amándole y rechazándole hasta que él logre realizar el viaje que de verdad necesita, uno que acabará bañado en sudor y lágrimas liberadoras para volver a recorrer las calles de la ciudad devorada por el frío.

Hovik Keuchkerian ha sido un campeón de boxeo en la categoría de pesos pesados. Un triunfador muy admirado en el mencionado deporte, donde se le considera dueño de un estilo de gran elegancia con el que dio golpes certeros, precisos, quizás también maravillosamente teatrales: 16 victorias, 15 por KO, una sola derrota. En la actualidad regenta un gimnasio en Madrid.

Es un ciudadano español que nació en Líbano, hijo de padre armenio y madre española. Es un actor de carrera corta que ya ha recibido premios por sus creaciones en cine y televisión.

un_obus_en_el_corazon-_un_ensayo-_santiago_sanchez_de_pie_y_hovik_keuchkerian_pWajdi Mouawad también nació en Líbano, de donde su familia huyó de uno de tantos sangrantes episodios. Hoy es un hombre de teatro canadiense francófono que forma parte de la historia de la literatura dramática mundial, que ya ha recibido el gran premio de teatro de la Academia francesa. Conocido internacionalmente por su obra teatral Incendies (también una madre, un hijo, la guerra que transforma radicalmente a los seres humanos), recientemente estrenada en castellano en Madrid, Incendios, dirigida por Mario Gas, y llevada al cine por Denis Villeneuve.

Santiago Sánchez (La Crazy Class), traductor y adaptador —en la foto, en un ensayo—, ha logrado un lenguaje bellísimo, perfectamente integrado a la síntesis poética de la lengua francesa que tan bien domina el autor, y como director ha puesto al servicio de esta función excepcional todos sus conocimientos con muchos años en el mundo del teatro.

Tras este actor con firme personalidad y muy peculiar estilo hay todo un equipo de profesionales que arropa cada uno de sus gestos, dudas, angustias y reencuentros, de manera que la aventura del personaje y del equipo respiran al unísono, se fatigan y se relajan en un emocionante recorrido por el dolor de crecer en el vértigo de convertirse en un hombre mientras se lucha contra la adversidad.

Un hombre dispuesto, finalmente, a construir su propio destino entre las sombras del “antes” y del “más tarde”, con el estigma de su “hermana gemela la guerra civil”…

 

cartel_un_obus_en_el_corazonUn obús en el corazón

Autor: Wajdi Mouawad

Traducción del francés, adaptación y dirección:

Santiago Sánchez

Intérprete: Hovik Keuchkerian

Escenografía: Dino Ibáñez

Iluminación: Rafael Mojas

Vestuario: Elena Sánchez Canales

Sonido: José Luis Álvarez

Proyección audiovisual: David Bernués. Acrónica Producciones

Producción: Ana Beltrán

Diseño gráfico: MINIM Comunicación

Fotografías: Owain Shaw, Sergio Frías y Octavio Ruiz

Teatros del Canal. Sala Negra. Del 9 al 29 de enero de 2017.

PRORROGADO HASTA EL 5 DE FEBRERO y EN LOS TEATROS LUCHANA SEPTIEMBRE Y OCTUBRE 2017.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *