Hamlet, de Shakespeare/Zurro: crimen y castigo bajo constante vigilancia

Por Horacio Otheguy Riveira

La complejidad del príncipe de Dinamarca no se termina de dilucidar nunca, tan rica es su estructura dramática, la dimensión de los personajes y el lenguaje por el que expresan ambiciones, dudas y temores en un mundo muy parecido al nuestro en el que estamos constantemente manipulados por el poder, y bajo constante observación. El Teatro Clásico de Sevilla, con dirección de Alfonso Zurro, lo estrena en el Festival de Almagro 2015 los días 17, 18 y 19 de julio.

 

11141368_753327618130373_1623565358605174161_n

Pablo Gómez-Pando es Hamlet: el joven príncipe en un mar de inquietudes, entre el mero placer de vivir y la necesidad de cumplir con el mandato del fantasma paterno: venganza, venganza, venganza…

 

El Festival de Almagro 2015 y Shakespeare mantienen un romance tan intenso que reclaman espectadores ávidos de aventuras diferentes. Y nadie mejor que el genial autor para ofrecer excitantes posibilidades, ya que tanto sus tragedias como sus comedias guardan en su interior múltiples sorpresas. No importa las veces que hayamos leído o visto sus obras: siempre hay tiempo para redescubrir ángulos, perspectivas, luces y sombras, y renovar el debate, acrecentar nuevas emociones.

Esta vez viene de la mano de una Compañía como la del Teatro Clásico de Sevilla, muy activa en propuestas novedosas, y tanto que si ahora se podrá ver este Hamlet, en octubre llegará a Madrid con el mismo elenco asumiendo un genial Lope de Vega: La estrella de Sevilla, una tragedia con mucho en común con Hamlet:

El vasallo frente al rey, los límites de la lealtad, del honor y del amor: una obra que cuestiona la legitimidad del poder cuando deja de ser justo.

 

11402738_753327858130349_1363464923231797174_n

 

Aquí y ahora, se agotan las localidades para ver esta nueva versión en la Antigua Universidad Renacentista de Almagro los días 17, 18 y 19 de julio: un ambiente idóneo para hacerse nuevas preguntas en un siglo XXI donde las intrigas palaciegas se extienden a todo el continente europeo, a todo el mundo, con ciudadanos prisioneros de sus gobernantes.

¿Dónde está Hamlet? ¿En qué tiempo y lugar habita el personaje shakesperiano? ¿Cómo nos llegan las palabras del príncipe de Dinamarca en un mundo donde se observa, se vigila, se espía, y nada pasa desapercibido? La privacidad se ha evaporado.

¿Somos reales o imágenes reflejadas caminando por una superficie inestable, y variable? Lo que debería ser sólido es mudable, las raíces son imposibles, no hay materia que las sustente.

Y por encima, la ambición del poder. El poder, como manipulador, corruptor, vengativo, asesino… Una ambición que mueve a los personajes y los aboca a la confrontación y a la destrucción. Algo huele a podrido cuando alguien se lanza a conseguir el poder a toda costa.

Ser o no ser. Existir o no existir. Siempre la misma cantinela. Y la duda, la imposibilidad de tomar una decisión. El miedo a caer en el vacío de la nada o en el tumulto de la eternidad. Pero si uno no actúa, otros lo harán…

Un microcosmos para mostrarnos el cosmos de la humanidad. Las relaciones, las conciencias, los miedos, las aspiraciones… Tan pequeño y condensado como en una cáscara de nuez. Un universo. Como los personajes de nuestro Hamlet. Imposibilitados para escapar de un espacio, de un mundo donde siguen con su Ser o no ser.

Con este planteamiento, Alfonso Zurro, autor de la dramaturgia y director, nos ofrece su visión de una obra muchas veces representada en España, para la que también está preparando la suya Miguel del Arco, por encargo de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, dirigida por Helena Pimenta.

Hamlet vuelve a estar en primera línea de fuego, qué mejor parábola de la eterna venganza, de la eterna lucha del bien y del mal, de la imprescindible necesidad de luchar contra el abuso de poder…

 

HamletHamlet Pablo Gómez – Pando
Claudio Juan Motilla
Gertrudis Amparo Marín
Ofelia Rebeca Torres
Horacio Antonio Campos
Polonio, sepultero Manuel Monteagudo
Osric, sombra rey, cómico Manuel Rodríguez
Laertes, Guildenstern, cómico José Luis Verguizas
Rosencrantz, Marcelo, cómico José Luis Bustillo

Producción Juan Motilla y Noelia Diez
Diseño de escenografía y vestuario Curt Allen Wilmer (AAPEE)
Diseño de iluminación Florencio Ortiz
Espacio sonoro Jasio Velasco
Diseño gráfico Manolo Cuervo
Fotografía Luis Castilla

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.