De nuevo, “La caída de la casa Usher”

Categoría: Novela | y tagged con | | | | |

Por Carlos Toribio.

Nórdica Libros

Primera edición: abril de 2015

Ilustraciones: Agustín Comotto

Traductor: Francisco Torres Oliver

82 páginas

Imagen de portada“¿Qué era lo que oprimía de este modo en la contemplación de la Casa Usher? Muros fríos, las ventanas de mirada vacía, algunas matas de vulgar juncia y unos cuantos árboles blancuzcos de tronco podrido”. Edgar Allan Poe en su máxima expresión literaria y dentro de su primer retrato descriptivo sobre el elemento principal de este cuento titulado y conocido como La caída de la Casa Usher, publicado por primera vez en la revista Burton’s Gentleman’s Magazine en el año 1939 y ahora con una nueva versión de Nórdica Libros, con ilustraciones de Agustín Comotto.

Contemplación y mirada oprimida, oscura, tenebrosa, conjuntado con los elementos góticos y embrujados que va incorporando desde la primera página sobre la Casa Usher, un paisaje lúgubre, donde se encuentran enclaustrados dos hermanos, cuya enfermedad, misteriosa, incluso a día de hoy para lectores y expertos, lo combina con aspectos alucinógenos y metafóricos.  A partir de estos dos elementos que son la mansión y la enfermedad, se encuentran el triángulo de personajes: un joven caballero, amigo de la infancia de Roderick; Roderick Usher, artista enfermizo y excéntrico (“era un cuadro pequeño que representaba el interior de un sótano, o túnel, inmensamente largo y rectangular, de paredes bajas, lisas, blancas y sin vanos ni interrupciones”, así explicaba su amigo una de sus obras); y Lady Madeline (hermana de Roderick).

Relato denso, lleno de descripciones, donde sobresale una recargada ambientación, detalles lóbregos vinculados a la novela gótica y la casa Usher siendo una persona más en este entramado, donde los elementos del género son identificables con suma facilidad y que nos evocan al imaginario sublime y prerromántico de Füssli. En este viaje, tienen un papel principal, además, las numerosas citas a títulos de libros, como es el caso del apócrifo The Mad Trist, incluido además el poema El palacio encantado. Todo esto nos lleva al punto principal del cuento de Poe, una larga alegoría de la enfermedad y la muerte, todo relacionado a una enfermedad nerviosa de confusa etiología, los rasgos necrófilos, el sadismo macabro y las relaciones familiares anormales, polifonía de elementos compuestos por una extrema vaguedad.

Poe, dejaba para el final, un fin pictórico, donde se aúna lo terrible con lo fatídico, lo majestuoso con lo misterioso. En esta nueva edición, coge un protagonismo importante las ilustraciones del argentino Agustín Comotto (Buenos Aires 1968), ilustrador y autor, siendo a partir de los noventa cuando se dedica exclusivamente al campo de la ilustración. En La caída de la Casa Usher, sus dibujos compuestos por colores fríos, con algún toque amarillento que da calidez en momentos oportunos, hace un perfecto traveling de lo que explica el texto, con momentos sublimes como Lady Madeline en su lecho de muerte o el rostro fantasmagórico de Roderick. Es este binomio, texto de Poe e ilustraciones, lo que hace de nuevo salir este cuento que el autor consideraba como la más lograda que había escrito.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.