Antolejía, poemas para limpiar el váter, de Ballerina Vargas Tinajero

Categoría: + Blogs | y tagged con | |

 

 

Antolejía, poemas para limpiar el váter, es el primer libro de Ballerina Vargas Tinajero. Sevillana, profesora de Secundaria, ha publicado poemas en varias revistas literarias, impresas y digitales.

Los poemas de Ballerina son porosos, tridimensionales, te absorben y se dejan mirar, oler, manosear y a la vez te tocan por dentro. Son habitaciones, calles, descampados, bancos en el parque, asientos traseros de coche, momentos profundos en los que adentrarse junto a ella. Generosa, no se parapeta en el poema, se expone, se busca, se duele, se cura. Es imposible leerla desde lejos. Sus versos, nunca de fogueo, se convierten en una ciudad a la que siempre vuelves. Su voz, inconfundible, tiene algo de bofetada lírica y sanadora. Hurga el instante, la vida, el disparo, la entraña con delicada violencia. No teme recorrer dolores ni ponerle flexo y lupa al pasado. Cuando Ballerina escribe/penetra/vive el poema, te arranca del asiento y olvidas que eres el lector. Tan culta como cercana. Contemporánea y rítmica como ella sola. Demostración de que la poesía debería recetarse para el alma. Curarnos los monstruos entre versos. Desatar la lengua, la carne y el seso. Sin abalorios ni cadenas. Pura poesía abierta en canal de una mujer que deseamos siga esculpiendo esa hermosa expiación del animal que somos, con todas nuestras dudas, el amor y el miedo.

Gestiona y nos brinda, junto a su camarada Marcos Matacana Martín, el blog, Infula Barataria www.lainfulabarataria.blogspot.com

antolejía portada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SÚCUBO

                                                                                    Búscame, princesa
de la desolación
Luis Alberto de Cuenca

                                                         -Algún día encontrará la felicidad.
-Sí. Y algún hombre perderá la suya.
La ventana indiscreta

Ser por una sola vez
Diosa o hembra hambrienta
Hija de la Noche y de un poema
Simonetta o Mata Hari
Bettie Page o Helena
Bañada en luna en las aguas
Turbias que tiritan y susurran al oído de los muertos
Años ahogados en el fondo del vaso

Una mujer fatal de esas a las que cantan
Gimferrer o Álvarez
Montalbán o Luis Alberto
Náyade terrible o cobra espejeante
Meravigliosa creatura de Nannini
Zarza ardiente en mi deslumbrante gloria
Misterio o verbo oscuro
Hecho carne fatal inalcanzable
Dueña de una mirada
Capaz de quebrar los principios más firmes
De dejar a un hombre abrazando su propio infierno

desesperado
agradecido

Bendiciendo su fortuna solo
Por arder conmigo

Si lo fuera

Te dejaría creer que eres tú quien me elige
Me invitarías a una copa
Y deslizaría mi pie por tu pierna hasta aprisionar
Tu bragueta bajo la mesa erecta

Y en la cama desnuda
Sima abierta o cielo negro al que arrojarte
Recoger tus restos acunarlos en mi pecho
Y arrasarte de nuevo
Smirna calcinada
Hasta que no quedasen memorias
ni calles
ni piedras
Hasta que exudes mi nombre
Nada
Hasta que olvides el tuyo
Nadie
Extraviado Marco Polo en la ruta de la seda
de mi espalda

Despertarías
solo
Entre sábanas húmedas saladas
Con nuestro olor formando parte
De una pleamar de despojos
Medias rotas y bragas vueltas
Semen marchito a la deriva
Y un pañuelo negro
Ondeando en la cabecera

Abandonarte

Con el cuerpo y el alma aliviados
En plena resaca
Colilla vestida de carmín
Junto a un vaso
roto

Apurado como tú
hasta el tuétano

Y regalarte

El eco de mis pasos
Que se alejan sobre las aguas
La sombra
De mi cuerpo que ya no es
que nunca será más deseable
más hermoso que entonces
Cuando vuelve a la noche triunfante y se esfuma
Venus trocada en Aurora
En el aire frío ceniciento
En el humo que asciende tibio
De las alcantarillas de la madrugada

 

Antolejía, poemas para limpiar el váter
Ediciones Liliputienses
Septiembre 2015

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Antolejía, poemas para limpiar el váter, de Ballerina Vargas Tinajero

  1. Tu poema me ha dejado sin aliento. Una maravilla. Muchas gracias.

    Gabriel
    2 septiembre 2015 at 18:34 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *