Eduardo Mendoza: “Nos hemos quedado sin Carmen Balcells”

Categoría: +Actual,Este mes,top2 |

.

El escritor barcelonés Eduardo Mendoza se dirige a los medios para transmitir unas palabras a razón del reciente fallecimiento de la agente literaria Carmen Balcells.

.

Carmen_Balcells“Nos hemos quedado sin Carmen.

Comimos mano a mano, en su casa, hace apenas unas semanas. Había preparado, como de costumbre, un banquete descomunal para mí y un plato minúsculo y apenas nutritivo para ella. Como de costumbre, se comió su ración y la mitad de la mía. Estaba animada y divertida, hablamos de todo, lo pasamos bien, salí contento del encuentro. Siempre pensé que si un día escribía sobre Carmen Balcells llenaría varios volúmenes. Ahora que me pongo a hacerlo, no tengo palabras. A los que piden que diga algo, sólo puedo ofrecerles mis disculpas. Me he quedado mudo. Mi amistad con Carmen se remonta a 1965 y ha sido y es mi agente desde hace casi cuarenta años. Durante este tiempo, nunca se me ocurrió leer una sola cláusula de los contratos que me pasaba a la firma, como nunca dejé de cumplir a ciegas los consejos que me daba, en el terreno literario y, sobre todo, en el terreno personal. Y puedo asegurar que Carmen ha intervenido en los momentos más importantes de mi vida. Lo demás es del conocimiento general y son sólo palabras: la perspicacia como lectora, el talento para los negocios, la generosidad desbordante, la ocurrencia genial, la anécdota extravagante, la lágrima fácil, la risa constante, la autoridad intelectual y moral. Sin otro material que la inteligencia, la energía y la entrega construyó algo equivalente al imperio romano y lo mantuvo día a día y piedra a piedra. Ahora no es el momento de la historia ni de la valoración ni del elogio, sino del desconsuelo”.

Eduardo Mendoza

.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Eduardo Mendoza: “Nos hemos quedado sin Carmen Balcells”

  1. El dolor por su desaparición nos deja, a los autores latinoamericanos, un poco huérfanos. Siento su pérdida como la de un pariente que se ha muerto mientras esperaba que algún día yo tuviera el privilegio de conocerla personalmente. Me duele su partida y más allá de su grato recuerdo, solo me queda la realidad del desconsuelo.
    Querida Carmen: Descansa en paz. Los humildes obreros de las letras, siempre te recordaremos como el sueño ya inalcanzable.

    Eduardo Jorge Arcuri Márquez
    22 septiembre 2015 at 17:08 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *